Enlaces para accesibilidad

¿Vacuna por 150 dólares? Surgen las estafas ante lentitud en distribución del fármaco


En esta foto del 27 de julio del 2020, la enfermera Kathe Olsmtead inyecta a un voluntario durante los estudios de una vacuna para el coronavirus en Binghamton, Nueva York.

Ante la lentitud con que las vacunas están siendo distribuidas, muchas personas están buscando opciones en la internet. Y los estafadores ya estaban listos con sus ofertas de vacunas por unos 150 dólares. Otros ofrecen los frascos enteros por entre 500 y 1.000 dólares.

Mientras millones de personas esperan su turno para recibir la vacuna contra el COVID-19, lo cual podría tomar varios meses, los estafadores en línea, en correos electrónicos y aplicaciones de mensajería están intentando seducir a sus víctimas con promesas de que pueden entregar vacunas en solo días por tan poco como 150 dólares.

Las estafas con vacunas del COVID-19 están en aumento, según los gobiernos estadounidense y europeos que están advirtiendo al público de los estafadores que buscan dinero o información personal.

Una búsqueda en línea realizada por Reuters, en foros de la red profunda y aplicaciones de mensajería, encontró siete distintas ofertas de supuestas vacunas contra el COVID-19.

Las estafas incluyen correos electrónicos prometiendo entrada a supuestas listas secretas para vacunación temprana y llamadas de computadoras robot que se hacen pasar por agencias gubernamentales. Los portales de anuncios en la llamada red oscura han agregado vacunas del COVID-19 a su lista de bienes tradicionales e ilícitos que tienen a la venta.

El FBI y la Interpol, entre otros, han advertido de esquemas de fraude relacionados a la pandemia, diciendo que las falsas curas o vacunas anunciadas en páginas web falsas podría ser una ciberamenaza y un riesgo significativo para la salud, o incluso la vida, de las víctimas.

Los dominios de web que contienen la palabra vacuna en combinación con COVID-19 o coronavirus se han duplicado desde octubre a unos 2.500 en noviembre, cuando las primeras vacunas legítimas estaban acercándose a recibir la autorización gubernamental, según la empresa de ciberseguridad Recorded Future, la cual está monitoreando los fraudes en línea relacionados al COVID-19.

"Hasta ahora muchos de esos dominios solo aparecen para una registración oportunista, para luego ser vendidos a un alto precio, pero algunos serán usados para intentos de espiar al hacer que la gente trate de usar vínculos maliciosos”, dijo Lindsay Kaye, directora de resultados operativos en Recorded Future.

Kaye dijo que su equipo, que también monitorea la web oscura, hasta ahora no ha encontrado ninguna vacuna legítima desviada de hospitales o bodegas gubernamentales.

Los fraudes están aprovechando las preocupaciones por la lentitud en la entrega de las vacunas para protegerse del virus que ha cobrado más de 1,8 millones de vidas alrededor del mundo, hasta ahora. La mayoría de la gente tendrá que esperar hasta la primavera, o incluso hasta el verano, para recibir su vacuna.

En Estados Unidos, solo unos 4,5 millones de personas habían recibido su primera dosis hasta el lunes, reportaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Eso es una fracción de los 20 millones de personas que estaban supuestas a haber sido vacunadas al final del 2020, según los pronósticos iniciales del gobierno.

Vacunas, armas y dinero

En el foro en la red oscura, Agartha, las vacunas eran ofrecidas junto con la cocaína, medicamentos opioides, “dinero falsificado de super alta calidad”, revólveres y tarjetas de regalo. Los anuncios mostraban fotos de vacunas y ofrecían frascos por 500 y 1.000 dólares o su equivalente en Bitcoin.

En otro sitio de la web profunda, un vendedor que aseguraba ser del Instituto de Ciencias de Wuhan, ofrecía vacunas contra el COVID-19 a cambio de una donación, y pedía a los compradores que compartieran su historial médico.

En la aplicación Telegram, varios canales aseguraban ofrecer vacunas COVID-19, acompañadas de fotografías. Un usuario ofreció vacunas supuestamente de la farmacéutica Moderna por 180 dólares y aseguraba que la vacuna de Pfizer y BioNTech podría comprarse por 150 dólares y un frasco de la vacuna de AstraZeneca, por 110 dólares.

Al indagar cómo serían enviadas las vacunas, el creador de la cuenta dijo que serán transportadas en “paquetes con temperatura regulada” y paquetes de hielo seco en unos cuantos días, o de un día para otro por un cargo adicional.

Las vacunas reales, particularmente la de Pfizer/BoiNTech, deben ser mantenidas bajo refrigeración controlada para ser efectiva, obligando a las empresas farmacéuticas a enviarlas con monitores de temperatura para garantizar su debida refrigeración. Los envíos de vacunas y su distribución son rígidamente controlados por funcionarios y serán injectadas sin costo alguno.

Estados Unidos ha autorizado hasta ahora dos vacunas para “uso de emergencia” contra el COVID-19, la de Pfizer/BioNTech y la de Moderna. La Unión Europea ha autorizado la de Pfizer/BoiNTech y se espera autorice la de Moderna la próxima semana.

Inglaterra ha autorizado estas dos y acaba de agregar la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Al preguntársele sobre fraudes con vacunas, Pfizer dijo que había tomado pasos meticulosos para reducir el riesgo de la falsificación y que está monitoreando las tendencias con mucho cuidado.

"Los pacientes no deberían nunca de intentar obtener una vacuna en línea, ninguna vacuna legítima es vendida en la internet, y solo deberán vacunarse en centros de vacunación o por un médico certificado”, dijo un portavoz de Pfizer en un comunicado.

Moderna refirió una solicitud de comentarios al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHSS, por sus siglas en inglés), el cual no respondió. AstraZeneca no respondió nuestra solicitud de comentarios.

El HHS, FBI y el Departamento de Justicia estadounidense, han urgido al público a reportar cualquier fraude con vacunas incluyendo a personas pidiendo pagos en efectivo por vacunas, y anuncios en línea de vacunas.

XS
SM
MD
LG