Enlaces para accesibilidad

ACNUR otorgará 4.1 millones dólares a Costa Rica para la atención a refugiados


La alta comisionada adjunta para la ACNUR, Kelly T. Clements, se reunió en San José con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado. Foto: Armando Gómez/ VOA.

Costa Rica recibirá 4.1 millones de dólares en cooperación del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para atender de forma integral las necesidades de las personas solicitantes de asilo y refugiadas en condición de pobreza en esa nación centroamericana.

La asignación inicial de esos 4.1 millones de dólares por parte de ACNUR se da como resultado de la gira del presidente costarricense, Carlos Alvarado a Ginebra, Suiza, al Foro Mundial sobre Refugiados en diciembre del 2019.

En su viaje el gobernante hizo un llamado a la cooperación internacional para atender la situación migratoria en su país tras el inicio de la crisis socio política en Nicaragua en abril del 2018.

La cooperación fue anunciada por Alvarado y la alta comisionada adjunta de este organismo, Kelly T. Clements, quien está de visita en Costa Rica, luego de un encuentro en Casa Presidencial con el jefe de Estado que se prolongó por cerca de una hora.

De acuerdo con un comunicado de prensa conjunto difundido por ACNUR y la Presidencia de Costa Rica, la ayuda económica se fundamenta en tres pilares: un plan piloto, el convenio ACNUR-CCSS y el papel de los centros comunitarios.

El plan piloto

Costa Rica será incluido junto a Ghana, Kenia y Malawi, en un proyecto piloto para acceder a un fondo de soluciones de 2 millones de dólares.

ACNUR invertirá esos recursos en un programa que incluye cuatro puntos de asistencia en suelo costarricense y que comprende el apoyo a la Dirección General de Migración y Extranjería; la asistencia humanitaria a las familias solicitantes de refugio en pobreza extrema;el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil que brindan información y representación legal gratuita a los solicitantes de refugio; y el apoyo a las comunidades que acogen solicitantes de refugio a través de actividades de convivencia pacífica.

El convenio ACNUR-CCSS

El acuerdo suscrito en diciembre pasado para la implementación del convenio ACNUR-CCSS (estatal Caja Costarricense del Seguro Social) contribuirá con 1.8 millones de dólares para brindar seguro médico a 6.000 personas solicitantes de refugio y refugiadas con padecimientos graves de salud y en situación de pobreza hasta el 31 de diciembre de 2020.

“Sabemos que esto marcará una gran diferencia en la calidad de vida de las familias que han huido de sus países en busca de refugio para salvaguardar sus vidas y las de su familia. El enfoque de Costa Rica son los derechos humanos”, explicó el mandatario Alvarado.

El mandatario apuntó que la lucha por la dignidad de los refugiados no es cuestión sólo de recursos y de número, ya que “el único enfoque tanto ético como práctico es colocar a la persona en el centro de todas las políticas públicas”.

Los centros comunitarios

Clements, por su parte se desplazará este sábado a la zona norte de Costa Rica para conocer las necesidades y la situación de las personas solicitantes de asilo nicaragüense y de las comunidades que allí las acogen.

Además, presenciará los avances de la inversión del ACNUR en la remodelación de los centros comunitarios de Canalete, Bijagua y Quebradón, en el norteño cantón de Upala, fronterizo con Nicaragua. Esta contribución de 300.000 dólares es parte de la estrategia del ACNUR para apoyar a las comunidades de acogida en el país

La Alta Comisionada Adjunta para la ACNUR, Kelly T. Clements, se reunió en San José con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado y otros funcionarios. Foto: Armando Gómez/ VOA.
La Alta Comisionada Adjunta para la ACNUR, Kelly T. Clements, se reunió en San José con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado y otros funcionarios. Foto: Armando Gómez/ VOA.

Finalmente, la alta comisionada adjunta sostuvo que el ACNUR apoya la respuesta del gobierno costarricense mediante un programa de asistencia humanitaria en efectivo, a través del cual unas 600 familias solicitantes de asilo en pobreza extrema recibirán un subsidio económico para aliviar sus necesidades básicas más inmediatas.

También precisó que, entre los proyectos de apoyo, se continuará con el fortalecimiento de la capacidad de la Dirección General de Migración y Extranjería para procesar solicitudes del estatuto de refugiado y así reducir los tiempos de espera de las resoluciones, a través del financiamiento de personal técnico adicional.

Refugiados en Cosa Rica

Según datos oficiales, en la actualidad hay 87.190 solicitantes de asilo en Costa Rica, de los cuales un 80% son nicaragüenses y un 7% venezolanos.

De acuerdo con estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las personas migrantes contribuyen con el 11.9% del valor agregado del país a pesar de que representan el 10% de la población de Costa Rica.

“Felicitamos a Costa Rica por su compromiso y grandes esfuerzos por acoger a las personas que huyen de la violencia y la persecución. Desde el ACNUR, reafirmamos nuestro apoyo al país en la respuesta humanitaria a las personas que han huido para salvar sus vidas”, señaló la alta comisionada adjunta.

Tras agradecer el respaldo anunciado, el presidente Alvarado reafirmó su convicción de que la situación de las personas refugiadas es responsabilidad compartida de todos los países y de los organismos internacionales.

Previo a su reunión con el gobernante costarricense, Clements sostuvo un encuentro con la directora general de Migración y Extranjería, Raquel Vargas, y con funcionarios de la institución, para analizar los avances de los proyectos que se ejecutan con el respaldo de ACNUR, así como para evaluar nuevas áreas de cooperación, tal y como lo reveló una comunicación de Casa Presidencial del 6 de febrero.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG