Enlaces para accesibilidad

El diario La Prensa de Nicaragua despide empleados tras medidas del gobierno


Las intalaciones de La Prensa permanecen bajo el control de agentes policiales en Managua, Nicaragua, desde agosto de 2021. [Foto Houston Castillo, VOA]

La decisión del periódico deshacerse de buena parte de su personal llega a un mes del arresto del gerente general Juan Lorenzo Holmann.

Erick* acababa de terminar una videollamada con su hermana cuando recibió un correo electrónico que le notificó que estaba despedido de su posición como reportero del diario La Prensa, empresa de comunicación donde laboraba desde hace siete años.

Conversaba sobre el proceso de recuperación de su familia, que acababa de salir de una condición crítica de COVID-19. La noticia lo impactó.

“Estaba hablando con mi hermana por videollamada a eso de las 6:30 p.m. y recibí la noticia. Me solté a llorar”, comenta.

“Era algo que ya imaginábamos, no esperaba que realmente se diera tan rápido”, dijo. Explicó además que desde hacía un mes no recibía su salario.

No es el único. Un nutrido grupo de periodistas del medio más antiguo de Nicaragua fue notificado de la cancelación de sus contratos a consecuencia del allanamiento policial a la sede de La Prensa y la detención de su gerente general Juan Lorenzo Holmann el pasado 13 de agosto.

La justicia nicaragüense acusa al diario de “defraudación aduanera y lavado de dinero, bienes y activos en perjuicio del Estado”.

El anuncio oficial de La Prensa sobre el recorte del personal llegó el miércoles. Afirman que tomaron la medida "para sobrevivir ante la nueva realidad que nos impuso la represión del régimen orteguista”.

“Nuestras instalaciones, donde operan la rotativa, la imprenta comercial, la redacción y las oficinas administrativas permanecen tomadas, y no hay señales de que la dictadura tenga ánimos de regresarlas a sus legítimos dueños”, dijo La Prensa en un comunicado.

Redacción del diario La Prensa en Managua, Nicaragua, en 2019. Foto Houston Castillo, VOA.
Redacción del diario La Prensa en Managua, Nicaragua, en 2019. Foto Houston Castillo, VOA.

La Prensa actualmente está informando a la ciudadanía desde su versión digital tras habérsele retenido su materia prima, lo que obligó a suspender la edición impresa.

“Hoy, esta otra despiadada dictadura una vez más intenta destruirnos, pero como ya sucedió con la dictadura somocista hace más de 40 años y con la primera dictadura sandinista hace 30 años, La Prensa prevalecerá para narrar la caída del orteguismo”, señaló el texto del periódico que tiene más de 90 años de existencia.

Reducción del personal es la más drástica desde 2018

Un dirigente el periódico aseguró a la Voz de América bajo el anonimato que el recorte de personal es mayor que el que tuvo lugar entre 2019 y 2020, cuando se retuvo la materia prima durante 500 días y el tiraje de páginas se acortó sustancialmente.

“Hubo una reducción de un tercio del personal, entre periodistas y personal de apoyo. Ahora ya no podemos operar la imprenta, ni rotativa, ni oficinas de ventas, mercadeo y administración”, indicó.

El diario La Prensa fue fundado en 1926 y ha sido un símbolo de la libertad de expresión en Nicaragua, la cual está estrangulada, según críticos, por el gobierno de Daniel Ortega, al que acusan de intentar imponer un apagón informativo en el país centroamericano.

Defensores de la libertad de prensa han denunciado que desde 2018, cuando iniciaron las protestas contra Ortega, el mandatario ha arreciado la persecución a los medios críticos a su gestión, golpeados con anterioridad por otros métodos como la falta de anunciantes, la censura de funcionarios públicos y otros bloqueos.

Actualmente tres medios permanecen tomados por la policía nicaragüense: 100%Noticias, Confidencial y el diario La Prensa. Otros han detenido sus operaciones como El Nuevo Diario, Metro, HOY y Quibo.

El gobierno ha lanzado todo tipo de insultos a los periodistas críticos de su gestión.

"Las urracas parlanchinas todos los días inventan cualquier cosa para sembrar terror en la gente. Nuestro pueblo sabe cómo son de malignos, de hipócritas, de destructores, de criminales, de terroristas y terroristas de la comunicación también", dijo la vicepresidenta Rosario Murillo en una de sus alocuciones a inicios de agosto.

* [Erick es un nombre ficticio, dado que el entrevistado prefirió no identificarse por razones de seguridad]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG