Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Destituyen al jefe de la policía de Haití tras críticas por no proteger a agentes de las pandillas


Personas buscan asistencia médica hacen cola frente a una clínica móvil instalada en un campamento para personas desplazadas en Puerto Príncipe, el 14 de junio de 2024. AFP
Personas buscan asistencia médica y hacen cola frente a una clínica móvil instalada en un campamento para personas desplazadas en Puerto Príncipe, el 14 de junio de 2024. AFP

El gobierno de Haití destituyó al jefe de la policía tras meses de crítica por dejar expuestos a los agentes a las agresiones de las pandillas, que controlan el 80 % de Puerto Príncipe y que están mejor equipadas y disponen de armas más potentes.

El gobierno haitiano destituyó a Frantz Elbé, director de la Policía Nacional de Haití, tras meses de críticas por no proteger a los agentes expuestos a las agresiones de las pandillas.

Un funcionario del gobierno que no estaba autorizado para hablar con la prensa comentó a The Associated Press el sábado que el exjefe de la policía haitiana, Normil Rameau volverá a tomar el mando de un departamento que no cuenta con fondos ni equipo suficientes y que, según un reporte de la ONU, sólo tiene unos 4.000 agentes de servicio en un país de más de 11 millones de habitantes. Rameau había sido despedido del mismo puesto hace casi cuatro años bajo un gobierno distinto.

Más de 2.500 personas han sido asesinadas o resultaron heridas en Haití en los tres primeros meses del año debido al aumento de la violencia entre pandillas.

Entre los asesinados hay casi dos docenas de policías, que se han visto abrumados por unas pandillas que controlan el 80 % de Puerto Príncipe, que están mejor equipadas y que disponen de armas más potentes. Los asesinatos más recientes tuvieron como objetivo a tres agentes de una unidad táctica antipandillas recién creada que patrullaban en un vehículo blindado. Un cuarto agente sigue desaparecido.

De 2015 a 2024, más de 320 agentes de la policía han sido asesinados, 120 de ellos bajo el mando de Elbé, de acuerdo con un informe publicado esta semana por el grupo local sin fines de lucro Red Nacional para la Defensa de los Derechos Humanos.

El nombramiento de Rameau se produce mientras un primer ministro y un gabinete recién elegidos toman las riendas del gobierno de Haití con un consejo presidencial de transición a su lado.

Rameau ocupó anteriormente el cargo de director general de la policía bajo el mandato del expresidente Jovenel Moïse, quien lo nombró en agosto de 2019. Antes de eso, supervisó la división de detectives. Fue destituido como jefe de policía en noviembre de 2020 después de que el primer ministro Joseph Jouthe lo acusó de incompetencia y de no producir resultados en un momento en el que las pandillas se apoderaban de más territorio.

Ni Rameau ni Elbé han respondido a los mensajes en busca de comentarios.

La Oficina de Protección al Ciudadano de Haití celebró que se eligiera a Rameau como jefe de la policía y le pidió que actuara rápidamente para frenar la actividad de las pandillas y establecer un plan de seguridad para reducir la violencia.

También exhortó a la policía a presionar a las autoridades judiciales para que abran investigaciones sobre los asesinatos de ciudadanos, incluidos periodistas, y sobre lo que señaló que había sido el “espectacular” escape de más de 4.500 reclusos en marzo luego de que las pandillas irrumpieron en marzo en dos de las cárceles más grandes de Haití. La oficina señaló que el ataque se produjo “con la total indiferencia” de Elbé y de los exministros de Justicia y Seguridad Pública.

Los sindicatos policiales de Haití han pedido en repetidas ocasiones la renuncia y detención de Elbé, señalando que las pandillas han asaltado e incendiado al menos 30 comisarías y subcomisarías en los últimos meses como parte de una serie de ataques que comenzaron el 29 de febrero y que tuvieron como objetivo infraestructura crítica del Estado y llevaron en última instancia a la dimisión del ex primer ministro Ariel Henry.

El miércoles, el sindicato policial SPNH-17 celebró una conferencia de prensa para condenar las condiciones en que se encuentra el departamento y lamentar la muerte de los agentes.

“Miren a estos jóvenes, asesinados a hachazos”, dijo su portavoz, Garry Jean-Baptiste, mientras señalaba filas de fotografías detrás de él en las que aparecían agentes asesinados mientras cumplían con su deber.

El sindicato también emitió un comunicado el día en que Haití celebraba la creación de su departamento de policía.

“La Policía Nacional de Haití tiene 29 años, pero todavía no puede caminar... no ha crecido porque la corrupción y la incompetencia la han mantenido secuestrada”, afirmó.

Mientras tanto, otro sindicato policial conocido como SYNAPOHA pidió esta semana al recién instalado primer ministro Garry Conille que reforzar el departamento fuera una de sus prioridades.

El 2 de junio, Conille acompañó a la policía en una patrulla y se puso un chaleco antibalas y un casco al entrar en un vehículo blindado. El SNPH-17 dijo entonces que el primer ministro se daría cuenta durante la ronda de que el país carecía de liderazgo y que los delincuentes tenían demasiado control.

“El primer ministro debe ver la necesidad de tener otro equipo al frente”, dijo el sindicato.

Elbé fue nombrado jefe de la Policía Nacional de Haití en octubre de 2021, en sustitución de Léon Charles.

El año pasado, bajo el mandato de Elbé, al menos 36 agentes murieron a causa de la violencia asociada a las pandillas entre enero y mediados de agosto, según un informe de la ONU.

La comunidad internacional ha proporcionado formación y otros recursos para ayudar a reforzar la Policía Nacional de Haití, que también está a la espera del despliegue de una fuerza policial de Kenia respaldada por la ONU.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG