Enlaces para accesibilidad

General Motors se suma a la tendencia mundial y apuesta por los vehículos eléctricos


Esta foto del 25 de junio de 2020 muestra la camioneta eléctrica De GM Endurance pick-up en Lordstown Motors Corporation, en Lordstown, Ohio

La decisión de GM de construir sólo autos eléctricos para el 2035 es parte de una tendencia mundial de alejarse de los combustibles fósiles. El único detalle es que los estadounidenses tienen un largo romance con los vehículos de grandes y potentes motores de gasolina.

El reciente compromiso de General Motors de producir casi nada más que vehículos eléctricos para 2035 es parte de una tendencia automotriz global: un nuevo impulso dado por una administración estadounidense bajo el presidente Joe Biden, sostienen los expertos al analizar el objetivo de energía limpia más ambicioso anunciado por cualquier fabricante de automóviles importante.

GM dice que espera pasar a producir sólo coches eléctricos, camiones pequeños y vehículos utilitarios deportivos durante ese período de 14 años y convertirse en una empresa carbono neutral cinco años más tarde.

"Nuestra visión para el futuro es un mundo con cero accidentes, cero emisiones y cero congestión", dijo la directora general de General Motors, Mary Barra, durante el Consumer Electronics Show CES 2021, el 12 de enero en Las Vegas.

¿El objetivo final? Reducir la dependencia de los combustibles fósiles y reducir las emisiones de dióxido de carbono que están calentando el planeta. El mes pasado, GM también anunció que firmó el Compromiso de Ambición Empresarial por 1,5 grados centígrados, un pacto global que tiene como objetivo limitar el calentamiento.

GM fue uno de los primeros participantes en el mercado de vehículos verdes en diciembre de 2010 con su híbrido de gasolina eléctrica Chevy Volt. En 2019, sin embargo, la compañía se alió con la administración Trump para luchar contra los estrictos estándares de combustible promulgados por California y seguidos por otros 12 estados.

Bajo la nueva administración estadounidense, la trayectoria está cambiando, dice un profesor de negocios que fue ex economista jefe y vicepresidente del grupo Ford Motor Company.

"Lo que está sucediendo aquí es una realineación de General Motors, y ciertamente está consiguiendo que su política o su visión estén alineadas con hacia dónde va la administración Biden", dijo Martin Zimmerman, profesor emérito de negocios de la Universidad de Michigan. En el primer día de Biden en el cargo, Estados Unidos se reincorporó al acuerdo climático de París, que tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Pero Zimmerman considera que este nuevo objetivo de GM ya estaba en marcha, independientemente de cuestiones políticas.

"Creo que la industria en su conjunto, y no sólo General Motors, vio que la presión por una mayor economía de combustible, la presión para hacer frente al cambio climático está aquí y es permanente", dijo, señalando, "las administraciones van y vienen", pero la tendencia hacia la tecnología verde es a largo plazo.

La empresa Tesla, fundada en 2003, ha demostrado que los vehículos eléctricos pueden atraer a los consumidores, pero otro analista señala que el mercado estadounidense es todavía pequeño.

"Nuestro mercado de vehículos eléctricos es de sólo un 2% en este momento", dijo Tyson Jominy, vicepresidente de datos y análisis de la empresa de investigación de mercado JD Power. "Europa, en el último trimestre, alcanzó el 10%", observó. El mercado de vehículos eléctricos de China es superior al 5%.

En Noruega, líder mundial, los vehículos eléctricos tienen una cuota de mercado de más del 50%.

Jominy dijo que el objetivo de vehículos eléctricos anunciado por GM "no era el anuncio de John F. Kennedy en la Luna", cuando el difunto presidente de los Estados Unidos declaró en 1961 que pondría a un hombre en la Luna para el final de la década, pero agregó: "Es un asunto bastante importante para un fabricante de automóviles del tamaño de GM anunciar un objetivo tan ambicioso".

Parte del desafío para alcanzarlo, dice el analista Bruce Belzowski, del Grupo Automotive Futures, es que a los estadounidenses les encantan los grandes SUV y camiones.

"El año pasado, el 70% de todas las ventas en los Estados Unidos eran SUV o camionetas", dijo, "así que si estás hablando de vender vehículos eléctricos, vas a tener que estar en esos segmentos".

Cuando se diseñan como vehículos eléctricos, los camiones y SUV tienen márgenes de beneficio más estrechos, lo que proporciona un desafío para los fabricantes de automóviles. GM dice que lanzará una gran camioneta Hummer EV a finales de este año y que la mayoría de sus lujosos coches y SUV Cadillac serán eléctricos para 2030.

Un gran desafío: las baterías para vehículos eléctricos son caras, manteniendo el costo alto.

"Pero hay una expectativa de que el costo de la batería está bajando bastante rápido", dijo el analista Jominy, "y luego más allá de eso, como seguimos viendo con los anuncios de Tesla, el rango sigue avanzando cada vez más".

Aún así, las escasas estaciones de recarga fuera de los principales centros urbanos dificultan los viajes largos y una reciente encuesta de JD Power muestra que preocupa a los propietarios de vehículos eléctricos.

"Puedes cargarlo (tu vehículo eléctrico) en casa y nunca tienes que ir a una gasolinera", dice Belzowski. "Esa es la buena noticia. La mala noticia es que toma mucho tiempo cargar estos vehículos", dijo, ocho horas o más para una batería agotada, más lenta con algunos sistemas, más rápido con otros.

Un vehículo eléctrico Chevrolet Bolt se ve en Stewart Chevrolet en Colma, California, Estados Unidos, el 3 de octubre de 2017.
Un vehículo eléctrico Chevrolet Bolt se ve en Stewart Chevrolet en Colma, California, Estados Unidos, el 3 de octubre de 2017.

Más estaciones de recarga son cruciales, dice el ex ejecutivo de la industria Zimmerman. "Probablemente necesitarás ayuda del gobierno para superar este problema del huevo y la gallina... Los consumidores no comprarán los vehículos a menos que haya estaciones de recarga por ahí", dijo, "pero la gente no va a querer invertir en estaciones de recarga a menos que haya vehículos que se carguen allí".

Incentivos gubernamentales, aumento de la demanda de los consumidores, tecnología mejorada, infraestructura ampliada y caídas de precios: el analista Belzowski dijo que hay muchas partes en el rompecabezas antes de que los vehículos eléctricos dominen el mercado. Sin embargo, cada vez más, la industria y la actual administración estadounidense están a bordo del esfuerzo.

El mes pasado, el presidente Biden firmó una orden ejecutiva para convertir la flota del gobierno de Estados Unidos en vehículos eléctricos con cero emisiones.

XS
SM
MD
LG