Enlaces para accesibilidad

Mercados a la espera de reunión de la Fed para impulsarse o frenar


Foto de Archivo: El sesgo alcista de los inversores en torno a la recuperación económica tras el COVID-19 y el amplio estímulo prestado por bancos centrales y gobiernos ha impulsado las acciones a nuevos máximos.

Los temores de inflación han dominado los mercados en las últimas semanas, a pesar de fuertes ganancias corporativas.

Las acciones mundiales operaban este miércoles por debajo de los récords históricos, con los inversores a la expectativa a cualquier señal de ajuste en la reunión de dos días de la Reserva Federal de EE. UU., mientras los precios del crudo tocaban su máximo desde abril de 2019 por una recuperación de la demanda.

La tendencia alcista de los inversores en torno a la recuperación económica tras el COVID-19 y el amplio estímulo de los bancos centrales y gobiernos ha impulsado las acciones a nuevos máximos. La volatilidad en todo tipo de activos ha alcanzado niveles vistos por última vez antes de que la pandemia impactara en los mercados en marzo de 2020.

La Fed ha tratado anteriormente de aplacar preocupaciones de que un aumento de la inflación alterará su política monetaria, pero datos del martes reflejaron un salto en los precios a los productores que revivió los temores de que el banco central asuma una actitud menos liberal esta semana.

Los temores de inflación han dominado los mercados en las últimas semanas, a pesar de que las fuertes ganancias corporativas y la gradual reapertura de la economía de EE. UU. ayudaron a propulsar a los índices S&P 500 y Nasdaq a máximos históricos.

La inflación se está acelerando también en otras partes. Datos divulgados este miércoles mostraron que en el Reino Unido superó en mayo el objetivo del 2% del Banco de Inglaterra y llegó al 2,1%, en camino a seguir subiendo según reabra la economía.

Eso hace que el tono y el contenido de las conclusiones de la cita de la Fed sean más importantes para los mercados globales. Se espera que las autoridades aludan, por lo menos, al comienzo pendiente de las conversaciones sobre cuándo y cómo abandonar las políticas introducidas el año pasado por la pandemia.

El índice de acciones mundiales de MSCI, que incluye valores de 49 países, operaba estable en el día, cerca del récord tocado en la víspera.

El Euro STOXX mostraba escasos cambios, mientras que el británico FTSE 100 entregaba ganancias iniciales y el DAX alemán cedía un 0,1%. Wall Street parecía en camino a abrir plano, mientras que la mayoría de los mercados asiáticos cerró con leves bajas.

"Es poco probable que la reunión del FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed, por sus siglas en inglés) traiga cambios a las tasas o al ritmo fe compra de activos", dijeron analistas de UniCredit.

"No obstante, esperamos que la Fed indique que, si la economía sigue recuperándose con fuerza, probablemente será apropiado empezar a discutir un plan para aliviar el ritmo de compra de activos en algún momento en los próximos encuentros", agregó.

El rendimiento de los bonos referenciales a 10 años del Tesoro de Estados Unidos operaba al 1,488%, un cuarto de punto porcentual por debajo de sus máximos del año.

Las únicas señales de nerviosismo entre los inversores eran evidentes en los mercados cambiarios, donde el dólar se mantenía cerca de un máximo de un mes. La libra esterlina ganaba un 0,2%, justo por encima de los 1,41 dólares, y el euro cotizaba a 1,2117 dólares.

En las materias primas, el oro operaba a 1.859 dólares la onza, cerca de su mínimo de un mes de 1.843 dólares.

El cobre perdía algo de terreno después de que China confirmó que liberará algunas reservas del metal básico, además de aluminio y zinc, para ayudar a contener el reciente alza en el precio de las materias primas.

Los precios del crudo seguían su racha alcista, tocando un pico de más de dos años en medio de señales de una demanda más fuerte y suministros aún ajustados.

XS
SM
MD
LG