Enlaces para accesibilidad

OMC: "nacionalismo de vacunas" ralentizará fin de pandemia y recuperación económica


La nueva directora de la Organización Mundial del Comercio, Ngozi Okonjo-Iweala, der., conversa con la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Nadie está a salvo, a menos que todos estén a salvo. Esa es la idea de quienes promueven una más rápida vacunación de la población mundial. La nueva jefe de la Organización Mundial del Comercio ha ofrecido cooperar para agilizar el proceso.

La jefe entrante de la Organización Mundial del Comercio (OMC) advirtió el lunes contra el "nacionalismo de las vacunas" que ralentizaría el progreso para poner fin a la pandemia de COVID-19 y podría erosionar el crecimiento económico de todos los países, ricos y pobres.

Ngozi Okonjo-Iweala dijo a Reuters que su máxima prioridad era garantizar que la OMC haga más para abordar la pandemia y dice que los miembros deben acelerar los esfuerzos para levantar las restricciones a la exportación, lo que ralentiza el comercio de los medicamentos y suministros necesarios.

La exministra de Finanzas de Nigeria y ejecutiva del Banco Mundial fue nombrada el lunes en un proceso de consenso y comienza su nuevo trabajo el 1 de marzo.

"La OMC puede contribuir mucho más a ayudar a detener la pandemia", dijo Okonjo-Iweala en una entrevista en su casa, en un suburbio de Washington.

"Nadie está a salvo hasta que todos estén a salvo. El nacionalismo de la vacuna en este momento simplemente no pagará, porque las variantes están llegando. Si otros países no están inmunizados, será un retroceso", dijo." Es inconcebible que la gente muera en otro lugar, esperando en una fila, cuando tenemos la tecnología".

Okonjo-Iweala dijo que los estudios mostraron que la economía mundial perdería 9.000 millones en producción potencial si los países pobres no pudieran vacunar rápidamente a su población, y aproximadamente la mitad del impacto sería soportado por los países ricos.

"Tanto desde el punto de vista de la salud humana como desde el punto de vista económico, siendo nacionalistas en este momento es muy costoso para la comunidad internacional ", dijo.

" Una de las principales prioridades para mí sería asegurarme de que antes de la importante conferencia ministerial ... lleguemos a soluciones sobre cómo la OMC puede hacer que las vacunas, terapias y diagnósticos sean accesibles de manera equitativa y asequible a todos los países, en particular a los países pobres", dijo

Okonjo-Iweala, que se sintió alentada por la contribución de la administración de Biden al esfuerzo de la Organización Mundial de la Salud para asegurar una distribución más amplia de vacunas, y lo que ella llamó una conversación "fantástica" con asesores comerciales en la oficina del Representante Comercial de EE. UU.

"Creo que nuestros intereses y prioridades están alineados. Quieren que la OMC vuelva a (su) propósito", dijo. "Se trata de personas. Se trata de inclusión. Se trata de trabajo decente para la gente común", dijo.

Dijo que compartía las preocupaciones de la administración Biden sobre la necesidad de reformar el Órgano de Apelación de la OMC, pero dijo que no sería un proceso rápido ni fácil.

"Esta es la joya de la corona de la OMC, y realmente necesitamos restaurarla", dijo. El organismo de solución de controversias se encuentra paralizado desde el año pasado luego de que la administración del expresidente estadounidense Donald Trump se negara a aprobar el nombramiento de más jueces.

Okonjo-Iweala dijo que había claras diferencias entre los miembros, pero que el progreso era posible, especialmente dado el cambio de tono y enfoque de la administración Biden.

"No estoy desanimada. Veo un camino a seguir", dijo. "Con la administración estadounidense dispuesta a participar ... creo que la forma de trabajar para tratar de encontrar una solución será diferente".

Serie especial de la Voz de América

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG