Enlaces para accesibilidad

Se espera que el desempleo post-covid afecte a 205 millones de personas


Obreros de la construcción buscaban empleo cuando la tasa de desocupados se había elevado considerablemente en Johannesburgo, la capital de Sudáfrica, en en enero de 2020.

Los investigadores vaticinan que lo peor de la crisis del mercado laboral no pasará hasta después de 2023.

Un análisis de las perspectivas de empleo posteriores al COVID-19 proyecta que el desempleo mundial alcanzará los 205 millones en 2022, superando con creces el nivel anterior a la crisis de 187 millones en 2019. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha llegado a esta conclusión en su nueva edición del informe 'Empleo en el mundo y Perspectiva social: Tendencias 2021'.

Los autores del informe dicen que la pandemia del covid no es solo una crisis de salud. También es una crisis humana y de empleo que tendrá ramificaciones duraderas para las economías de todo el mundo. Sostienen que el impacto social y económico de la pandemia está lejos de terminar y se seguirá sintiendo hasta al menos 2023.

Se estima que 31 millones de personas trabajadoras están ahora clasificadas como extremadamente pobres"

Guy Ryder, director general de la OIT

El director general de la OIT, Guy Ryder, dice que se espera que la situación laboral en los países de ingresos bajos sea peor que en los países de ingresos altos. Agrega que se espera que los países más ricos que tienen mejor acceso a las vacunas y un fuerte apoyo fiscal se recuperen más rápido de la crisis.

“Para muchos millones de personas, las pérdidas de horas de trabajo, combinadas con la falta o ausencia de protección social, simplemente han significado un aumento de la pobreza. Se estima que 31 millones de personas trabajadoras están ahora clasificadas como extremadamente pobres, que viven con menos de la línea de pobreza internacional de 1,90 dólares por día”, ahonda.

Cinco años de progreso en la reducción de la pobreza laboral han sido eliminados por la pandemia de coronavirus, asegura la OIT.

El informe encuentra que las regiones más afectadas en la primera mitad de 2021 han sido América Latina y el Caribe, Europa y Asia Central y que se espera que el empleo mundial mejore en la segunda mitad de este año, siempre que la pandemia no empeore.

Entre los mayores perdedores de la pandemia se encuentran las mujeres. Ryder advierte que la crisis amenaza con socavar e incluso revertir los avances en materia de igualdad de género.

“Las mujeres han tenido más probabilidades que los hombres de perder el trabajo y, al mismo tiempo, vieron aumentar sus horas de trabajo no remunerado, en particular el trabajo de cuidados. Y, por lo tanto, sin una acción específica, esto traerá de vuelta las divisiones y roles de género pasados de moda”, argumenta.

La OIT dice que muchos jóvenes también se han visto gravemente afectados por la pandemia. A nivel mundial, observa que el empleo juvenil cayó un 8,7% en 2020, en comparación con el 3,7% de los adultos. Dice que la interrupción en su capacidad para obtener experiencia laboral podría tener un efecto duradero tanto en los salarios como en las perspectivas de empleo.

Los autores del informe advierten que sin una estrategia de recuperación que se dirija específicamente a los grupos más afectados por la pandemia, las desigualdades que existen en el mundo seguirán empeorando.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG