Enlaces para accesibilidad

Las solicitudes de ayuda por desempleo en EE. UU. disminuyen por cuarta semana consecutiva


Un rótulo anunciando contrataciones fuera de un restaurante en Glenview, Illinois, el 8 de mayo de 2021.

La semana pasada 406.000 personas pidieron en Estados Unidos beneficios por desempleo. Esa cifra representó 38.000 personas menos que en la semana anterior. En la medida que se recupera la economía, el nivel de desempleo se anticipa regrese a su nivel previo a la pandemia.

Las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos cayeron por cuarta semana consecutiva, informó el jueves el Departamento del Trabajo, mientras la mayor economía del mundo continúa recuperándose de la pandemia de coronavirus.

Un total de 406.000 personas sin trabajo solicitaron compensación por desempleo, 38.000 menos que la cifra revisada de la semana anterior, dijo la agencia. La cifra fue el total más bajo desde mediados de marzo de 2020 cuando la pandemia arrasó por primera vez el mercado laboral del país, aunque sigue siendo casi el doble del promedio semanal previo al coronavirus de 218.000 en 2019.

Más de la mitad de los adultos estadounidenses ahora han sido completamente vacunados contra el coronavirus. impulsando la recuperación económica, aunque el ritmo de vacunación ha caído desde su pico de hace unas semanas.

La continua caída en el número de solicitudes de beneficios por desempleo podría presagiar más contrataciones, pero los empleadores estadounidenses solo agregaron 266.000 empleos más en abril, por debajo de la robusta cifra de 916.000 en marzo. Casi 10 millones de personas permanecen oficialmente desempleadas en los EE. UU.

Con la recuperación constante, muchos empleadores informan de una escasez de trabajadores, particularmente para trabajos de bajos salarios, como meseros de restaurantes y empleados minoristas. Muchas empresas se quejan de que no pueden encontrar suficientes solicitantes para las vacantes, a pesar de que la tasa de desempleo se mantiene en un 6,1%, mucho más alta que la tasa de 3.5% en marzo del año pasado antes de que se declarara la pandemia.

El gobierno federal aprobó el envío de beneficios de desempleo suplementarios de 300 dólares a la semana a los trabajadores desempleados hasta principios de septiembre, además de pagos menos generosos, de acuerdo a cada estado. Pero al menos 21 de los 50 estados, todos dirigidos por gobernadores republicanos, ahora están poniendo fin a la participación en los pagos federales antes, alegando que los estipendios permiten que los trabajadores ganen más dinero en sus casas del que ganarían al regresar al trabajo y, por lo tanto, están perjudicando la recuperación al no llenar vacantes de trabajo disponibles.

El panorama del empleo en los EE. UU. se ha visto impulsado a medida que el dinero del paquete de ayuda para el coronavirus de 1,9 billones de dólares del presidente Joe Biden se filtra en la economía. La medida podría aumentar la contratación y el gasto de los consumidores, ya que millones de estadounidenses, todos menos los que ganan los salarios más altos, ahora están recibiendo cheques de estímulo por valor de 1.400 dólares del gobierno o ya se les ha enviado el dinero extra.

Numerosos legisladores republicanos han expresado su oposición al tamaño de los planes de gasto del presidente demócrata y sus propuestas para pagarlos con impuestos más altos para los estadounidenses más ricos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG