Enlaces para accesibilidad

Exfiscales piden la renuncia del secretario de Justicia de EE.UU.


El fiscal general de EE.UU., William Barr, en foto de archivo. Exfiscales han pedido su renuncia acusándole de intervenir a instancias del presidente Trump para reducir la sentencia de un operativo político acusado de corrupción.

Más de 1.100 exfiscales y funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos pidieron el domingo la renuncia del Fiscal General William Barr después de que intervino para acortar la sentencia de corrupción política para Roger Stone, un antiguo confidente del presidente.

Cuatro fiscales federales de carrera, del Departamento de Justicia encabezado por Barr, recomendaron que Stone sea sentenciado esta semana a hasta nueve años de prisión después de su condena en noviembre por siete cargos, incluyendo mentir al Congreso y manipulación de testigos, relacionado con la larga investigación. de las elecciones de 2016 ganadas por Trump.

Roger Stone con su esposa en el exterior de una corte de Washington donde fue declarado culpable de mentir al Congreso y otros cargos el 15 de noviembre de 2019.
Roger Stone con su esposa en el exterior de una corte de Washington donde fue declarado culpable de mentir al Congreso y otros cargos el 15 de noviembre de 2019.

Pero Barr y altos funcionarios del Departamento de Justicia expresaron su sorpresa por la duración de la sentencia sugerida y Trump lo calificó como un "error judicial". Barr intervino y el Departamento de Justicia dijo que la recomendación inicial "podría considerarse excesiva e injustificada", pero dejó al juez que escucha el caso decidir cuál debería ser la sentencia apropiada en la audiencia del jueves.

Los exfiscales y funcionarios del Departamento de Justicia, que provenían de todo el espectro político de Estados Unidos, dijeron en una carta abierta el domingo: "Cada uno de nosotros condena enérgicamente la interferencia del presidente Trump y del fiscal general Barr en la administración justa de justicia".

Barr le dijo a ABC News que no habló con Trump sobre la sentencia Stone, pero los exfiscales que protestaron dijeron: "Lamentablemente, las acciones del señor Barr al seguir las sugerencias personales del presidente hablan más que sus palabras. Esas acciones, y el daño que han hecho a la reputación de integridad y estado de derecho del Departamento de Justicia, requieren que el señor Barr renuncie".

Marc Short, jefe de gabinete del vicepresidente Mike Pence, defendió a Barr en una entrevista con CNN el domingo y apuntó que el fiscal general" dijo que el presidente no lo llamó directamente para hacer estas cosas".

Una portavoz del Departamento de Justicia se negó a comentar sobre la carta de los exfiscales.

Después de que Barr intervino en el caso, Trump lo elogió en Twitter y dijo: "Felicitaciones al Fiscal General Bill Barr por hacerse cargo de un caso que estaba totalmente fuera de control y que tal vez ni siquiera debería haber sido llevado a corte". Los cuatro fiscales que hicieron la recomendación de sentencia abandonaron el caso después de que Barr intervino.

En la entrevista de ABC, Barr dijo que los frecuentes tuits de Trump sobre investigaciones criminales políticamente cargadas le imposibilitan hacer su trabajo, aunque dijo que el presidente nunca intervino directamente con él por ningún caso.

"No puedo hacer mi trabajo aquí en el departamento con un comentario de fondo constante que me debilita", dijo Barr.

Trump, horas después, dijo que nunca le había pedido a Barr que "hiciera nada en un caso criminal". Trump afirmó que, como presidente, tenía "el derecho legal de hacerlo" pero que "hasta ahora había elegido no hacerlo".

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG