Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: Nueva cerca protegerá más a la Casa Blanca


Una nueva cerca de casi cuatro metros, casi el doble de la que había hasta ahora, protegerá a la Casa Blanca con barrotes más gruesos y fuertes, incorpora una tecnología contra escaladores e intrusiones.

La cerca que rodea la Casa Blanca está en un proceso de reemplazo bajo la dirección del Servicio Secreto y el Servicio Nacional de Parques de Estados Unidos.

El cambio tiene lugar después de una serie de incidentes de seguridad durante varios años, entre ellos el de un hombre de Texas que escaló la cerca y logró llegar hasta la Casa Blanca antes de ser detenido.

Actualmente, una barrera blanca temporal impide a los turistas la vista de la mansión presidencial mientras se instala la nueva cerca.

La primera parte del proceso ya está terminado. Una cerca de casi cuatro metros, casi el doble de la que había hasta ahora. Los barrotes son más gruesos y más fuertes, e incorporan una tecnología contra escaladores e intrusiones.

“Le da cierta protección contra explosiones y embestidas”, dijo Thomas Luebke, secretario de la Comisión Estadounidense de las Bellas Artes, quien asesoró al Servicio Secreto y el Servicio de Parques sobre la estética del diseño de la cerca.

El cambio es grande si se compara con la primera cerca de la Casa Blanca, que era de madera y fue erigida por Thomas Jefferson a principios del siglo 19. Años después, esta fue reemplazada por un muro de piedra. Para 1819, algunas partes de la cerca eran de hierro y secciones aún en uso datan de alrededor de 1830.

Las primeras cercas fueron erigidas para impedir el paso de animales, no de personas. Los visitantes entonces entraban libremente en los terrenos de la Casa Blanca.

“Era relativamente fácil entrar y subir la escalera hasta el segundo piso, Allí es donde trabajaba el presidente hasta que se construyó el Ala Oeste”, explicó Matthew Costello, de la Asociación Histórica de la Casa Blanca.

“Así que usted puede imaginarse al presidente tratando de hacer su trabajo y siendo abordado por buscadores de puestos, cabilderos y todo tipo de personas que solo quería estar en el corredor para saludar al presidente o solo verlo”.

El presidente Abraham Lincoln tenía una puerta entre su oficina y la residencia para poder eludir a las multitudes que se agrupaban afuera.

No fue hasta la presidencia de Calvin Coolidge en la década de 1920 que los terrenos de la Casa Blanca fueron cerrados para turistas, visitantes y curiosos. Desde entonces, todo el que quiera entrar necesita una cita para visitar la mansión ejecutiva.

Para la nueva cerca, la Comisión de Bellas Artes ayudó a balancear las mejoras de seguridad con la estética de la barrera.

La construcción de la nueva cerca se espera que termine en 2021. Después, la atención podría centrarse en una remodelación del resto del complejo, atendiendo también a estética y seguridad.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG