Enlaces para accesibilidad

Nuevas pautas en EE.UU. permitirán pruebas más rápidas de coronavirus


Esta foto provista por los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades, de EE.UU. muestra los kits de los CDC para la detección del nuevo coronavirus.

Los reguladores federales están permitiendo que los hospitales y otros laboratorios desarrollen sus propias pruebas para el coronavirus en un esfuerzo por aliviar lo que los críticos dicen que es una escasez de pruebas para el virus.

La urgencia de las pruebas está creciendo a medida que los funcionarios de salud informan varios casos nuevos de coronavirus en los Estados Unidos y la primera muerte del país: un hombre de unos 50 años del estado de Washington.

La nueva política presentada el sábado por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), sigue a las críticas de que la falta de pruebas ha permitido que el virus se propague sin ser detectado.

"Va a ser realmente útil para expandir en gran medida la cantidad de lugares que pueden hacer las pruebas", dijo Jennifer Nuzzo, académica del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

Los hospitales han estado enviando muestras a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. en Atlanta para su análisis. Obtener resultados lleva 48 horas.

Problemas con la prueba de CDC

Los CDC habían producido una prueba para que la utilizaran los departamentos de salud de todo el país. Pero muchos informaron problemas con las pruebas que dieron resultados no concluyentes. El problema se remonta a un ingrediente fabricado incorrectamente. Los CDC dijeron que la prueba podría usarse con los otros componentes. Además, planea enviar nuevos kits de prueba a los laboratorios de salud pública.

Mientras tanto, sin embargo, los problemas limitaron la capacidad de los trabajadores de la salud para evaluar a los pacientes con coronavirus.

"Si pudiéramos realizar la prueba antes, estoy seguro de que habríamos identificado a los pacientes antes", dijo Jeff Duchin, funcionario de Salud Pública del Condado de Seattle y King, durante una conferencia telefónica con periodistas.

El estado de Washington identificó dos nuevos casos el viernes, incluido uno sin conexión conocida con otros casos, lo que genera preocupación de que el virus se esté propagando sin ser detectado.

El departamento de salud del estado de Nueva York, algunos laboratorios de hospitales y otros habían desarrollado sus propias pruebas. Pero como no habían sido aprobados por la FDA, sus resultados no se consideraron válidos.Los laboratorios del hospital habían criticado el proceso de aprobación en una carta al Congreso el viernes, según The Washington Post.

"Este proceso regulatorio es significativamente más estricto que el requerido para cualquier otro virus" que los laboratorios prueban, según la carta.

Nueva política de la FDA

El sábado, la FDA emitió una nueva política que permite a estos laboratorios desarrollar sus propios ensayos y emitió instrucciones sobre cómo validar las pruebas.

"Esta aprobación acelerará el tiempo de espera y mejorará la capacidad de Nueva York para manejar de manera más efectiva la situación del coronavirus a medida que se desarrolla", dijo el gobernador de Nueva York Andrew Cuomo en un comunicado.

En lugar de necesitar enviar pruebas a Atlanta, o incluso a un laboratorio de salud estatal, las pruebas estarán disponibles en hospitales locales o laboratorios comerciales.

"Cuanto más nos acerquemos a los pacientes, mejor será para los médicos", dijo Nuzzo, de Johns Hopkins.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG