Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

EEUU implicado en ataque que alcanzó un "objetivo de alto valor" en Irak, dijo un funcionario a la VOA


La gente inspecciona un vehículo después de lo que fuentes de seguridad dijeron que fue un ataque mortal con aviones no tripulados, en Bagdad, Irak, el 7 de febrero de 2024.
La gente inspecciona un vehículo después de lo que fuentes de seguridad dijeron que fue un ataque mortal con aviones no tripulados, en Bagdad, Irak, el 7 de febrero de 2024.

El Ejército estadounidense estuvo involucrado en un ataque contra un objetivo de alto valor en Irak, según funcionario.

Un funcionario estadounidense dijo a la Voz de América que el Ejército estuvo involucrado en un ataque contra un objetivo de alto valor a quien los informes locales identifican como el comandante de un grupo respaldado por Irán vinculado a ataques recientes contra miembros del servicio estadounidense en el Oriente Medio.

El funcionario, que habló con la VOA bajo condición de anonimato, señaló que el ataque ocurrió en Bagdad, Irak, este miércoles. Los informes locales dicen que el ataque alcanzó un vehículo que transportaba al comandante de Khataib Hezbollah. Un video compartido en las redes sociales muestra un vehículo envuelto en llamas en una carretera de Bagdad.

El golpe parece ser en respuesta a la muerte de tres miembros del servicio estadounidense en el norte de Jordania, en un ataque con drones lanzado por grupos respaldados por Irán.

Una ola de asaltos aéreos estadounidenses en Irak y Siria el viernes han golpeados objetivos asociados con casi 170 ataques de milicias respaldadas por Irán contra fuerzas estadounidenses en la región.

Los ataques tuvieron como objetivo tres lugares en Irak, así como otros cuatro en Siria, y destruyeron más de 80 objetivos individuales, desde centros de comando y control y centros de inteligencia hasta instalaciones de almacenamiento de misiles y drones, según las últimas evaluaciones de Estados Unidos.

Pero mientras los funcionarios estadounidenses han defendido los golpes como necesarios después del ataque en Jordania, los funcionarios iraquíes han expresado una ira cada vez mayor, convocando al encargado de negocios de EEUU en Bagdad para protestar. Han acusado que algunos de los ataques estadounidenses alcanzaron a elementos de las propias fuerzas de seguridad iraquíes.

El Departamento de Estado de EEUU dijo el lunes que Irak no recibió ninguna advertencia, pero agregó que los ataques estadounidenses no deberían haber sido una sorpresa.

El secretario de prensa del Pentágono, el mayor general Pat Ryder, dijo el lunes que EEUU no tenía planes para una campaña militar a largo plazo contra las milicias en Irak y Siria, pero señaló que la respuesta de EEUU al asesinato de sus miembros del servicio “no fue completa”.

EEUU tiene alrededor de 2.500 soldados en Irak, encargados de asesorar y ayudar a las fuerzas de seguridad iraquíes, mientras persiguen a los restos del grupo terrorista Estado Islámico, también conocido como ISIS o Daesh.

Y si bien se están llevando a cabo conversaciones entre EEUU e Irak para eventualmente reducir la huella militar estadounidense y la transición de la misión contra el EI, a lo que los funcionarios describen como una relación más tradicional entre militares con Bagdad, el proceso se ha complicado por los ataques.

El martes, los militantes hutíes respaldados por Irán ignoraron una vez más los llamados de EEUU para que dejen de atacar las rutas marítimas internacionales o enfrentar las consecuencias, esta vez disparando seis misiles antibuque desde áreas de Yemen controladas por los hutíes hacia el Mar Rojo y el Golfo de Adén.

El Comando Central de EEUU dijo el martes por la noche que uno de los misiles causó daños menores al granelero MV Star Nasia, de propiedad y operación griega, con bandera de las Islas Marshall, en el Golfo de Adén, mientras que otro misil cayó en el agua cerca del barco. Las fuerzas estadounidenses derribaron un tercer misil en la zona.

No se reportaron heridos y el barco pudo continuar hacia su destino, señaló el Comando Central de EEUU (CENTCOM, por sus siglas en inglés) en un comunicado.

En el sur del Mar Rojo, CENTCOM afirmó que tres misiles que probablemente apuntaban al carguero MV Morning Tide, de propiedad británica y con bandera de Barbados, aterrizaron en el agua sin causar ningún daño.

Los últimos lanzamientos de los hutíes se produjeron cuando un informe no clasificado de la Agencia de Inteligencia de Defensa, publicado el martes, confirmó que los militantes hutíes en Yemen estaban utilizando varios misiles y drones de origen iraní en sus recientes ataques en toda la región.

El informe compara imágenes disponibles públicamente de armas iraníes con las empleadas por los hutíes y destaca el fortalecimiento de la relación entre los hutíes y la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

El martes temprano, el ejército estadounidense dijo que llevó a cabo sus últimos ataques de autodefensa contra dos lanchas no tripuladas kamikazes hutíes que estaban cargadas con explosivos.

El CENTCOM, que supervisa las fuerzas estadounidenses en la región, dijo que los buques “presentaban una amenaza inminente para los buques de la Armada estadounidense y los buques mercantes en la región”.

Los hutíes han dicho que sus ataques en el Mar Rojo son en solidaridad con el pueblo de Gaza y han prometido continuar con ellos, a pesar de los ataques estadounidenses y británicos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG