Enlaces para accesibilidad

EE. UU. pone plazo a Irán para regresar a conversaciones nucleares


El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, durante una conferencia ministerial en Estocolmo, Suecia, el 2 de diciembre de 2021.

El secretario de Estado de EE: UU., Antony Blinken, dijo que "en un día o dos" se sabrá si Irán seriamente quiere reanudar el acuerdo nuclear de 2015.

Las autoridades de Estados Unidos están presionando más a Irán para que dé pasos positivos para reactivar el acuerdo nuclear de 2015 y dicen que en los próximos días determinarán si Teherán está negociando seriamente con las potencias mundiales en Viena.

“Vamos a saberlo muy pronto, creo que en un día o dos, si Irán es serio o no”, dijo el secretario de Estado, Antony Blinken, el jueves en Estocolmo.

Algunos analistas señalan que Irán puede desviar la presión usando tácticas negociadoras para tratar de prolongar las conversaciones en Viena, cuyo objetivo es resucitar el acuerdo de 2015.

Estados Unidos e Irán reanudaron conversaciones indirectas en Viena el lunes, con otros países actuando de mediadores para tratar de que ambos países vuelvan a cumplir los términos del acuerdo.

Negociadores de EE. UU. e Irán sostuvieron previamente cinco rondas de conversaciones sin resultados de abril a junio en Viena, cuando Irán suspendió el diálogo antes de sus elecciones presidenciales ese mes.

Bajo el acuerdo de 2015, Irán prometió reducir las actividades nucleares que pudieran relacionarse con armamentos a cambio de un alivio de la sanciones internacionales. Teherán afirma que no busca fabricar armas nucleares.

El expresidente Donald Trump se retiró del tratado en 2018, alegando que no exigía más a Irán, y reimpuso las sanciones estadounidenses. Irán respondió ese año ampliando las actividades nucleares restringidas bajo el acuerdo. El presidente Joe Biden dice que quiere cumplir con el tratado si Irán cumple también.

El Organismo Internacional de Energía Atómica confirmó el miércoles que Irán comenzó a usar centrífugas avanzadas en sus instalaciones soterradas en Fordo para enriquecer uranio hasta un 20% de pureza, muy cerca del nivel necesario para armas nucleares.

Israel, un aliado clave de EE. UU., reaccionó a la noticia con alarma, y el primer ministro Neftalí Bennett dijo a Blinken por teléfono el jueves que Irán está usando la producción en Frodo como un “chantaje nuclear” en las conversaciones.

Blinken dijo a los reporteros que no aceptará una situación como la actual en que Irán avanza su programa nuclear mientras dilata las conversaciones. “Eso no va a durar”, añadió.

Es la primera vez que Blinken u otro funcionario de la administración Biden ha expresado públicamente un plazo tan corto para evaluar la posición negociadora de Irán, después de meses de advertir solamente que el tiempo se estaba acabando.

El comentarios a los reporteros el jueves en Viena, el principal negociador de Irán y vicecanciller, Alí Bagheri Kani, dijo que Teherán está preparado para continuar las negociaciones “si ellos” lo están igual, en referencia aparente a Estados Unidos y las potencias occidentales.

Irán ha dicho repetidamente que quiere el levantamiento de todas las sanciones impuestas por EE. UU. en los últimos años, incluso las que no están relacionadas con asuntos nucleares, como por patrocinar el terrorismo y violar los derechos humanos, y no ha revelado públicamente las concesiones que estaría dispuesto a hacer.

[Con información de Michael Lipin, VOA]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG