Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: contiendas por el Senado se vuelven más competitivas al acercarse la elección


El balance de poderes en el Senado podría cambiar en las elecciones del 3 de noviembre.

La lucha por siete bancas del Senado ocupadas por republicanos está muy cerradas para hacer un pronóstico, dicen los analistas, y una en poder de los demócratas podría cambiar de manos.

A pocos días para las elecciones del 3 de noviembre, los demócratas están en posición de ganar algunas contiendas para el Senado, que les darían el control de la cámara en 2021.

No importa quién gane la Casa Blanca, el partido en control del Senado será un factor clave para determinar cuánto se logre legislativamente en Washington en los próximos dos años.

Los republicanos tienen actualmente una mayoría en el Senado de 53-47. Si el candidato demócrata Joe Biden gana la presidencia, los demócratas necesitarían solo tres escaños para asumir la mayoría. Si el presidente Donald Trump es reelegido, los demócratas necesitarían cuatro escaños para la mayoría.

De acuerdo con el Cook Political Report, una entidad no partidista, siete de las 35 bancas del Senado que se disputan el 3 de noviembre están muy cerradas para hacer un pronóstico. Las siete están ocupadas por republicanos. Además, los republicanos están defendiendo en estas elecciones casi el doble de los escaños que los demócratas, lo que les dificulta enfrentar los desafíos.

De los 12 escaños en poder de los demócratas que van a la elección, solo uno considera el Cook Political Report que se inclina a los republicanos: la contienda en Alabama entre el senador Doug Jones y su retador republicano Tommy Tuberville, respaldado por Trump, quien lidera las encuestas por más de 10% desde el verano.

Casey Burgat, director del programa Legislative Affairs de la Facultad Superior de Administración Política de la Universidad George Washington, dice que los datos de las encuestas que indican una inclinación a favor de los demócratas reflejan cuantas contiendas han alcanzado una proyección nacional con la presencia de Trump en el tope de la boleta.

“Si consideramos las elecciones como referendos sobre los titulares, los republicanos están ahora en una posición incómoda, encabezada por el presidente Trump”, dijo Burgat. “Los candidatos tienen que trabajan en sus puestos para distanciarse, mostrar una independencia para poder decir que no son un simple voto por un presidente impopular.”

Estas son algunas de las contiendas principales:

La senadora republicana Joni Ernst, de Iowa, durante las audiencias de confirmación de la jueza Amy Coney Barret para la Corte Suprema en Washington DC, el 14 de octubre de 2020.
La senadora republicana Joni Ernst, de Iowa, durante las audiencias de confirmación de la jueza Amy Coney Barret para la Corte Suprema en Washington DC, el 14 de octubre de 2020.
Iowa

A principios de este año, Iowa parecía uno de los estados fuertes de los republicanos, pero aunque Trump lo ganó en 2016 con 9% de ventaja, sus guerras comerciales han tenido un impacto en su economía fuertemente agrícola.

La actual senadora republicana Joni Ernst respaldó las políticas de Trump y los pagos del gobierno a los agricultores para suplementar sus ingresos perdidos. En lo que va de año, ha estado detrás o empatada en casi todas las encuestas con su retadora demócrata Theresa Greenfield, una urbanizadora de bienes raíces.

El agricultor de Iowa Doug Thompson, un partidario de Greenfield, dice que las fortunas políticas de Ernst están atadas a las del presidente.

“Su éxito o fracaso estará basado al éxito o fracaso de Trump en Iowa”, dijo Thompson a la Voz de América. “La agricultura ha estado devastada a pesar de los pagos (de ayuda federal). Todavía hay mucho estrés aquí, mucho estrés en las hojas de balance”.

Ernst tropezó en un reciente debate al responder a una pregunta sobre los precios de los productos básicos, pero el senador estatal de Iowa Dan Zumbach, quien también es agricultor, dice que ella entiende sobre la agricultura en Iowa.

“El presidente Trump arreglará nuestro comercio, así que tendremos mejores precios a largo plazo. Joni Ernst es genuina, honesta y conocedora, y trabaja duro para nuestra agricultura porque la entiende, es donde están sus raíces”.

Carolina del Norte

Los primeros días de octubre fueron un momento tumultuoso para ambos candidatos en una de las contiendas para el Senado más observadas del país: Carolina del Norte.

Este es un estado muy disputado en la política porque su composición demográfica refleja una diversa gama de áreas, edades y etnicidades. Carolina del Norte se lucha para la elección presidencial y presenta una contienda entre el actual senador republicano Thom Tillis y su retador demócrata, el exsenador estatal Cal Cunningham.

El candidato demócrata Cal Cunningham disputa un puesto en el Senado por Carolina del Norte al titular republicano Thom Tillis.
El candidato demócrata Cal Cunningham disputa un puesto en el Senado por Carolina del Norte al titular republicano Thom Tillis.

A principios de mes, Tillis fue diagnosticado con COVID-19 dentro de los casos que impactaron la Casa Blanca y el Congreso. Aunque cumplió una cuarentena y se recuperó, el virus lo mantuvo alejado de la campaña electoral. Al mismo tiempo, su oponente enfrentó preguntas sobre revelaciones de que había enviado mensajes de texto a una mujer que no era su esposa.

Cunningham acabó admitiendo un encuentro íntimo durante el verano y se disculpó públicamente con su familia. Según un promedio de encuestas de Real Clear Politics, el candidato no salió muy afectado por esos eventos y aventaja a Tillis por 1,8 por ciento en los sondeos.

Maine

En medio de una dura contienda para su reelección, la senadora Susan Collins votó el lunes contra la confirmación de la jueza Amy Coney Barrett para la Corte Suprema de Estados Unidos y se justificó diciendo que no lo hacía por las calificaciones de la jueza, sino por el momento de la confirmación.

“No creo que es justo ni consistente tener una votación de confirmación en el Senado antes de las elecciones”, dijo Collins en un comunicado.

Hacer decisiones en el escenario nacional es un papel familiar para Collins, quien ejerció un voto clave a principios del año en el juicio político a Trump en el Senado.

Su oponente, la demócrata Sara Gideon, recaudó fondos en base al voto de Collins para confirmar al juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh en 2018, otra decisión que llevó a algunos votantes de Maine a cuestionar hasta qué punto la senadora ha mantenido su reputación como una voz independiente en el Senado.

“Su voto por Brett Kavanaugh fue una especie de punto de reflexión, o al menos uno de los detonantes en cuanto a decir que nos gusta que sea independiente, pero solo hasta el punto en que coincida con lo que hacemos como estado”, dijo Burgat. “Ella ha estado luchando contra esa narrativa desde entonces”.

Gideon, una representante estatal en Maine, lleva a Collins una ventaja de 4,2 puntos porcentuales en el promedio de encuestas de Real Clear Politics en septiembre y octubre antes del voto contra Barrett.

El senador republicano Lindsay Graham tiene un desafío en Carolina del Sur para mantener su escaño en el Congreso.
El senador republicano Lindsay Graham tiene un desafío en Carolina del Sur para mantener su escaño en el Congreso.
Carolina del Sur

El estado natal de uno de los más fuertes defensores de Tump en el Senado entró en la lista de contiendas cerradas relativamente tarde. El senador republicano Lindsey Graham lleva una ventaja de 6 puntos a su retador demócrata, el expresidente del Partido Demócrata de Carolina del Sur, en la más reciente encuesta de New York Times/Siena del 9 de octubre. Sin embargo, un sondeo de la Universidad de Quinnipiac University ha reflejado a ambos candidatos en un empate varias veces desde julio.

El dinero está manteniendo competitiva esta contienda. Graham se quejó de la capacidad recaudadora de Harrison durante las audiencias de confirmación de la jueza Barrett la semana pasada. Harrison rompió el récord trimestral de esfuerzos de recaudación en una contienda para el Senado con 57 millones de dólares.

Sin embargo, la mayoría de ese dinero ha llegado de fuera del estado, donde los votantes lo están considerando como una oportunidad para una conquista demócrata del Senado, dijo Burgat. O sea, que las razones para el financiamiento son variadas, no solo que Lindsey Graham se ha convertido en el rostro de la agenda de Trump en el Senado.

Harrison ha sido cuidadoso de no enfocar su campaña en críticas a Trump y trata de atraer a los votantes en un estado que prefirió al presidente sobre la candidata demócrata Hillary Clinton por un 14% en 2016.

El resto

En Georgia van a elección los dos puestos senatoriales. Las encuestas reflejan que el titular republicano David Perdue lleva una ventaja de 1,5% al retador demócrata Jon Ossoff. Sin embargo, en el segundo puesto, un nuevo rostro demócrata, el reverendo Raphael Warnock está 8,5% por encima de varios adversarios.

En Montana, el titular republicano Steve Daines, aventaja al candidato demócrata Steve Bullock por 3,3 puntos porcentuales.

XS
SM
MD
LG