Enlaces para accesibilidad

Con las elecciones en marcha, continúa el registro de votantes latinos en EE.UU.


Dos personas esperan para emitir voto para las elecciones presidenciales 2020 durante la votación anticipada en Cincinnati, Ohio, EE. UU., 6 de octubre de 2020.

Los comicios tendrán lugar el próximo 3 de noviembre, pero la votación ya ha comenzado. Las ganas de participar en el proceso electoral y la pandemia hacen pensar en una participación sin precedentes. Mientras tanto, organizaciones sociales siguen trabajando en el registro de nuevos votantes, muchos de ellos, latinos.

A pesar de que las elecciones presidenciales se celebrarán el próximo 3 noviembre, millones de personas, de costa a costa, en Estados Unidos han empezado a votar. En algunos estados donde ya se puede hacer en persona, se han registrado largas colas durante el inicio del voto anticipado a pesar de la pandemia.

Según el Proyecto de Elecciones, más de seis millones y medio de personas votaron durante la primera semana, pertrechados con máscaras y ansiosos por hacer valer su derecho al voto, se lanzaron a las urnas desafiando el clima y cualquier riesgo de contagio, tal es el caso de Morgan Dacosta, quien dijo a la Voz de América estar dispuesta a “enfrentar el frío, y el covid” para garantizar que su voto “sea contado”.

El votante David Jacobson, también tiene la misma idea, pero para él, no solo es importante que su papeleta cuente, quiere que se contabilice lo más antes posible. “Quería asegurarme que mi voto no solo se contara, sino que se contara rápido. Por eso, decidí votar en persona”.

Tras registrarse largas colas y el cierre de algunos centros de votación, algunas instituciones, como Human Rights Watch, han exhortado a los funcionarios electorales a asegurarse de que todos los métodos de votación permitidos en sus estados sean de fácil acceso y uso, “de modo que pueda haber una elección general estadounidense fidedigna el 3 de noviembre de 2020”, citó.

La institución presentó a finales de septiembre el documento, 'Así es cómo se ve la democracia: la protección de los derechos de voto en EE.UU. durante la pandemia de COVID-19', el informe además de dar recomendaciones también destaca que en algunas elecciones primarias de 2020, los funcionarios estatales y locales dejaron de lado algunas medidas para superar las barreras burocráticas, lingüísticas y de otro tipo para facilitar el voto en ausencia o por correo lo que “impidió que muchos ciudadanos, incluidos negros, latinos y nativos americanos, votaran”.

El voto latino

A pesar de que las elecciones ya han comenzado oficialmente, grupos cívicos continúan trabajando para registrar a más latinos como votantes. Puesto que la pandemia interrumpió sus campañas de inscripción en persona, las plataformas digitales han sido claves en este proceso, de acuerdo con Lydia Camarillo, presidenta de la organización independiente Proyecto de Votantes del Suroeste (SVREP, por sus siglas en inglés).

Camarillo dice que actualmente hay 32 millones de latinos elegibles para votar en 2020. “De esa cifra, más o menos, de 17 a 18 millones están registrados, lo cual quiere decir que todavía nos faltan como 14 millones”, explica.

Para algunos como Manuel Krogstad, del Centro de Investigación Pew, el aumento en las cifras de la comunidad latina apta para votar en estas elecciones puede tener un alto impacto, sobre todo en estados donde históricamente ha habido una alta participación de hispanos.

Camarillo habla de la necesidad de motivar a ese sector a votar en estas elecciones. Reprocha a todos los partidos políticos el no invertir lo suficiente para promover el voto latino y afirma que, eventualmente, pagarán por ello.

“El voto latino entiende que el voto es la forma de demandar respeto, de que uno puede usar su voto como castigo”, puntualiza.

(Adaptación Lenny Castro)

Millones salen a votar por anticipado, mientras continúan esfuerzos para registrar a votantes latinos
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:47 0:00

XS
SM
MD
LG