Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Presidente entrante de Taiwán se enfrenta a un difícil acto de equilibrio, dicen analistas


ARCHIVO - El presidente electo de Taiwán, Lai Ching-te, del Partido Progresista Democrático (PPD), en una conferencia de prensa tras la victoria en las elecciones presidenciales, en Taipei, Taiwán, el 13 de enero de 2024.
ARCHIVO - El presidente electo de Taiwán, Lai Ching-te, del Partido Progresista Democrático (PPD), en una conferencia de prensa tras la victoria en las elecciones presidenciales, en Taipei, Taiwán, el 13 de enero de 2024.

El presidente electo de Taiwán, Lai Ching-te, deberá hacer un minucioso juego de equilibrios para evitar una posible invasión de China y mantener lazos estables con Washington en plena campaña electoral. Expertos dicen que es un período crítico para la isla.

Cuando el presidente electo de Taiwán, Lai Ching-te, jure al cargo el 20 de mayo, se enfrentará a lo que quizás sea el primer mandato más difícil de cualquier líder que la isla de 23 millones de habitantes, gobernada democráticamente, haya tenido desde 1996.

Los analistas dicen que Lai no sólo tendrá que manejar cuidadosamente las relaciones con China, sino que también tendrá que trabajar para mantener lazos estables con Washington durante un año electoral.

Calificado de secesionista por Beijing, China ha reforzado la escala y la frecuencia de las actividades militares y las patrullas de la guardia costera cerca de Taiwán desde que Lai fue elegido en enero. Beijing también ha abierto nuevas rutas aéreas cerca de las islas periféricas de Kinmen y Matsu en abril, lo que algunos analistas ven como un intento de redefinir el statu quo de larga data al otro lado del estrecho de Taiwán.

Tales esfuerzos son ampliamente vistos como parte de la campaña de presión de China hacia Taiwán. Pero a diferencia de los ejercicios militares a gran escala que el ejército chino realizó alrededor de la isla en 2022 y 2023, las acciones recientes de Beijing son "más silenciosas" en comparación, dijo Amanda Hsiao, analista sénior de China en el International Crisis Group.

China está tratando de "presentarse así misma como quien busca la unificación pacífica y no quiere ser vista como una provocadora", dijo Hsiao.

China considera a Taiwán como parte de su territorio y ha prometido en repetidas ocasiones reunificarse con la isla, por la fuerza si es necesario.

La presidencia de cuatro años de Lai se produce dentro del plazo que, según funcionarios militares y de inteligencia de Estados Unidos, el líder chino Xi Jinping ha establecido para que su ejército tenga un plan de invasión para 2027. La fecha también marca el 100 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Liberación.

Algunos expertos taiwaneses dicen que, si bien la administración de Lai Ching-te debería ser consciente de la importancia de 2027, no debería organizar la preparación de Taiwán para una posible invasión china en este plazo.

"2027 no debe verse como el año definitivo en que China invadirá Taiwán, porque el cálculo de Beijing involucra muchos factores, incluida la dinámica a través del estrecho de Taiwán", dijo Li Da-Jung, director del Instituto de Posgrado de Asuntos Internacionales y Estudios Estratégicos de la Universidad Tamkang de Taiwán.

En su opinión, la administración de Lai debería priorizar los esfuerzos para fortalecer las capacidades de Taiwán para defenderse y disuadir a China de invadir la isla.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG