Enlaces para accesibilidad

Duquesa de Sussex revela que sufrió un aborto espontáneo


La duquesa de Sussex, Meghan Markle, relató su experiencia en un artículo de opinión publicado el miércoles 24 de noviembre de 2020 en el periódico The New York Times. [Foto: Archivo]

Meghan Markle, de 39 años, expresó que quería compartir su historia para romper el silencio sobre una tragedia bastante común.

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, la esposa del príncipe Harry de Gran Bretaña, reveló que sufrió un aborto espontáneo julio pasado y dijo que ha querido compartir la experiencia con la esperanza de ayudar a otras personas.

En un artículo de opinión publicado el miércoles en el periódico The New York Times, Markle describió el aborto diciendo: “Supe, mientras abrazaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo”.

La duquesa y el príncipe Harry tienen un hijo de 18 meses llamado Archie.

Markle, de 39 años, expresó que quería compartir su historia para romper el silencio sobre una tragedia bastante común. El Servicio Nacional de la Salud de Gran Bretaña dice que uno de cada ocho embarazos en que una mujer sabe que está embarazada termina en un aborto espontáneo.

“Perder a un hijo significa cargar un pesar casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que hablan muy pocos”, escribió la duquesa.

"Al invitarlos a compartir nuestro dolor, juntos damos los primeros pasos hacia la sanación”, agregó.

En un recuento sorprendentemente íntimo de su experiencia, Markle describe cómo todo sucedió en “una mañana que comenzó ordinariamente como cualquier otro día: hacer el desayuno, dar comida a los perros, tomar vitaminas, encontrar una media perdida, recoger un lápiz que rodó bajo una mesa y entrelazar mi pelo antes de sacar a mi hijo de su cuna”.

“Después que le cambié el pañal, sentí un agudo cólico. Caí al suelo con él en mis brazos, entonando una canción de cuna para mantenernos calmados, una tonada alegre en marcado contraste con mi sensación de que algo no andaba bien”, relata la duquesa.

Más tarde, “yacía en una cama de hospital estrechando la mano de mi esposo. Sentía la humedad de su palma y besaba sus nudillos, bañados de nuestras lágrimas. Fija la vista en las frías paredes blancas, mis ojos estaban perplejos. Traté de imaginar cómo nos recuperaríamos”.

Sophie King, una comadrona en la organización caritativa británica Tommy's, dijo que los abortos espontáneos y las muertes fetales siguen siendo “un gran tabú en la sociedad y las madres como Meghan que comparten sus historias representan un paso importante para romper los estigmas y la vergüenza”.

"Su honestidad y franqueza envían hoy un mensaje poderoso a todo el que pierda a un bebé: esto puede sentirse con mucha soledad, pero ustedes no están solos”, dijo King.

Meghan, una actriz estadounidense, se casó con Enrique, nieto de la reina Isabel de Inglaterra, en una gran ceremonia en el Castillo de Windsor en mayo de 2018. El hijo de ambos nació el año siguiente.

A principios de 2019, la pareja anunció que abandonaban sus deberes reales y se mudaban a Estados Unidos, alegando insoportables intrusiones en sus vidas y actitudes racistas de la prensa británica.

Ambos compraron recientemente una casa Santa Barbara, California, donde residen actualmente.

XS
SM
MD
LG