Enlaces para accesibilidad

Juez aprueba plan de bancarrota de Harvey Weinstein


El productor de cine Harvey Weinstein sale de la corte en Nueva York durante su juicio por violación, el 20 de febrero de 2020.

Según el plan de bancarrota del exmagnate del cine, por casi 35 millones de dólares, la mitad del dinero será para mujeres que acusaron a Weinstein de conducta sexual inapropiada. Los defensores de las víctimas rechazaron el hecho que el plan sólo otorgará un 25 por ciento de su indemnización a las que no acepten desistir de entablar demandas penales contra Weinstein.

Un juez de Delaware aprobó un plan de bancarrota revisado para Weinstein Co. que otorga cerca de 35 millones de dólares a acreedores, de los cuales casi la mitad serán para mujeres que acusan al magnate del cine Harvey Weinstein de conducta sexual inapropiada.

El juez aprobó el plan tras una audiencia el lunes, rechazando las objeciones de los abogados que representan a la productora Alexandra Canosa y las actrices Wedil David y Dominique Huett, quienes han acusado a Weinstein de agresiones sexuales, y a una exempleada de Weinstein Co. que afirma haber sido sujeta a un ambiente de trabajo hostil.

La cifra del acuerdo es 11,5 millones de dólares menor a la de un plan previo, que fue abandonado después de que un juez federal en Nueva York rechazó aprobar un acuerdo propuesto de 19 millones de dólares entre Weinstein y algunas de sus acusadoras. El acuerdo propuesto en esa demanda colectiva era un componente clave del plan de bancarrota inicial.

Casi la mitad del acuerdo aprobado, unos 17 millones de dólares, serán destinados a demandas de conducta sexual inapropiada, en vez de los 25,7 millones destinados a tres tipos diferentes de demandas por delitos sexuales contemplados en el plan anterior. Otros 8,4 millones irán a un fondo de liquidación para resolver demandas no relacionadas con delitos sexuales, y 9,7 millones se usarán para reembolsar los costes legales de otros exejecutivos de la empresa. El plan también libera a esos empleados de responsabilidad por las demandas relacionadas con la conducta de Weinstein.

Quienes presentaron quejas de conducta sexual inapropiada recibirán 100% del valor liquidado de sus alegatos si acuerdan liberar a Weinstein de cualquier demanda penal. Una demandante que elija no liberar a Weinstein y mantener la opción de demandarlo en la corte recibirá 25% del valor de su reclamo de bancarrota.

Según documentos de la corte, se presentaron 55 quejas de conducta sexual inapropiada en el caso de bancarrota, de los cuales 39 demandantes votaron a favor del plan y ocho en contra. Entre quienes tienen reclamos generales no garantizados, 81, o 96%, votaron a favor del plan.

Las quejas de conducta sexual inapropiada serán evaluadas de acuerdo a un sistema de puntos que permite un máximo de 100 puntos. Eso incluye hasta 60 puntos por quejas de conducta sexual física inapropiada, hasta 30 puntos por reclamos de conducta inapropiada sin contacto físico, y hasta 10 por estrés emocional y daños económicos. Un investigador tendrá la autoridad de ajustar los totales basado en factores como la edad, la evidencia corroboradora, litigios previos o pendientes, y prescripciones aplicables.

Los abogados de las mujeres que objetan el plan lo describieron como injusto y coercitivo en un documento presentado en la corte.

“El sistema de compensación por puntos pone a mujeres contra mujeres compitiendo por una recuperación limitada del patéticamente escaso fondo para demandas por conducta sexual inapropiada”, escribieron.

“No hay nada justo en un plan que requiere que una víctima de violación libere a su violador para recibir una indemnización completa de un fondo por conducta sexual inapropiada”, agregaron. “No hay nada justo en revictimizarla financieramente al reducir su compensación en un 75% si ella no acuerda liberar a su violador”.

Weinstein purga una sentencia de 23 años en prisión luego que un jurado en Nueva York lo declarara culpable de violación y abuso sexual de dos mujeres.

Weinstein también está acusado en California de violación, copulación oral forzada, abuso sexual por restricción y penetración sexual por uso de la fuerza. Esas acusaciones involucran a cinco mujeres y derivan de sucesos en Los Angeles y Beverly Hills entre 2004 y 2013.

XS
SM
MD
LG