Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Defensa concluye argumentos en el juicio penal de Trump sin que él testifique


El expresidente Donald Trump se sienta en el Tribunal de Manhattan en Nueva York, el 21 de mayo de 2024.
El expresidente Donald Trump se sienta en el Tribunal de Manhattan en Nueva York, el 21 de mayo de 2024.

El juicio penal en Nueva York a Donald Trump, el primero en la historia de un presidente de Estados Unidos, se acerca rápidamente a su fin.

El juicio penal en Nueva York contra Donald Trump, el primero en la historia a un presidente de Estados Unidos, se acerca rápidamente a su fin, al concluir el martes los testimonios sin que el exmandatario testifique.

El jurado de 12 miembros no escuchará los argumentos finales de los abogados de Trump y de los fiscales hasta el 28 de mayo, luego comenzará a deliberar sobre la culpabilidad o inocencia del expresidente un día después.

Trump había dicho durante mucho tiempo que quería testificar en su propia defensa, pero al final no lo hizo. El expresidente salió del tribunal después de que sus abogados defensores concluyeran su caso en la sexta semana del juicio después de llamar sólo a dos testigos.

Trump levantó el puño en la entrada de la corte, desde donde a menudo ha criticado el caso, pero no se detuvo a responder las preguntas de los periodistas sobre por qué no testificó.

El expresidente estadounidense Donald Trump habla junto a su abogado Todd Blanche al final del día fuera de la sala del tribunal durante su juicio por dinero en secreto en el Tribunal Penal de Manhattan en Nueva York, el 20 de mayo de 2024.
El expresidente estadounidense Donald Trump habla junto a su abogado Todd Blanche al final del día fuera de la sala del tribunal durante su juicio por dinero en secreto en el Tribunal Penal de Manhattan en Nueva York, el 20 de mayo de 2024.

Debido a que el juicio normalmente está en receso los miércoles y al ser feriado por el Día de los Caídos el próximo lunes, el juez de la Corte Suprema de Nueva York, Juan Merchán, pospuso la conclusión del caso.

Merchan ordenó a los jurados que no hablaran ni investigaran el caso, diciendo: "Puede ser tentador pensar que ahora que ambas partes han descansado se puede descansar un poco, pero de hecho estas instrucciones adquieren un significado aún mayor".

La fiscalía abandonó su caso después de que el jurado de 12 miembros escuchara horas más el testimonio de su testigo más importante, el que alguna vez fue el mediador político de Trump, Michael Cohen.

Cohen reconoció durante cuatro días en el estrado de los testigos que había sido un mentiroso en serie y que había robado 60.000 dólares del conglomerado inmobiliario de Trump.

Cohen también implicó a Trump en el acuerdo central de las acusaciones contra el expresidente: un pago de 130.000 dólares para mantener su silencio que Cohen dijo que le hizo a la estrella de cine para adultos Stormy Daniels a instancias de Trump justo antes de las elecciones de 2016. El objetivo del pago, dijo, era ocultar su afirmación de un encuentro sexual de una noche con Trump una década antes para ocultárselo a los votantes mientras se dirigían a las urnas.

Poco tiempo después de que terminara el testimonio de Cohen, la defensa de Trump llamó a Robert Costello, un abogado de Nueva York, al estrado de los testigos para que testificara y respaldara su afirmación de que no se debe creer a Cohen.

Trump ha dicho durante mucho tiempo que testificaría, pero aparentemente sus abogados lo disuadieron. Trump ha negado la afirmación de Daniels de que tuvo una relación con ella y la totalidad de la acusación de 34 cargos en su contra.

Trump habría enfrentado un duro interrogatorio por parte de los fiscales, quienes lo acusaron de falsificar registros comerciales sobre su pago a Cohen por el dinero que le pagó a Daniels para mantener su silencio.

Merchan, ya había dictaminado que a los fiscales también se les habría permitido preguntar a Trump sobre dos casos civiles que perdió en los últimos meses en los que se le ordenó pagar cientos de millones de dólares en daños y perjuicios. Uno involucraba un fraude comercial en su conglomerado inmobiliario Organización Trump y el otro su difamación de un escritor neoyorquino que había ganado una decisión por agresión sexual en su contra.

Mientras tanto, cuando la sesión judicial terminó el lunes, en una solicitud rutinaria de los abogados defensores al final del caso de la fiscalía que rara vez se concede, el abogado de Trump, Todd Blanche, pidió a Merchan que desestimara el caso por completo debido al testimonio de Cohen.

Dado que Merchan ya dijo al jurado sus planes para el final del juicio el martes, parecía muy poco probable que el juez decidiera ahora poner fin al caso sin dejar que los jurados decidieran.

Michael Cohen, exabogado del candidato presidencial republicano y expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, sale de su casa en Manhattan para testificar en el juicio penal de Trump el 20 de mayo de 2024. REUTERS/Eduardo Muñoz
Michael Cohen, exabogado del candidato presidencial republicano y expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, sale de su casa en Manhattan para testificar en el juicio penal de Trump el 20 de mayo de 2024. REUTERS/Eduardo Muñoz

La evidencia en el juicio muestra que Trump le devolvió el dinero a Cohen en 2017 después de convertirse en presidente, firmando personalmente nueve de los cheques. Trump está acusado de falsificar sus registros comerciales para afirmar que el pago a Cohen fue por su trabajo legal. Pero Cohen dijo que eso era una hoja de parra para el verdadero propósito: devolverle el dinero que le pagó a Daniels por su silencio con cargo a su línea de crédito sobre el valor líquido de su vivienda.

Cohen alegó que Trump aprobó dos veces el acuerdo para devolverle el dinero, incluida una vez en su Trump Tower en Nueva York y una segunda vez en la Oficina Oval de la Casa Blanca después de convertirse en presidente.

Blanche nunca cuestionó a Cohen sobre las dos conversaciones cruciales que afirmó haber tenido con Trump sobre el plan de reembolso.

Costello, quien asesoró a Cohen en 2018 pero nunca fue contratado después de que agentes federales allanaron la casa de Cohen en ese momento, una habitación de hotel de Nueva York, testificó que Cohen estaba "absolutamente maníaco" acerca de su situación legal, incluso suicida.

Dijo que Cohen le juró que Trump no estaba involucrado en los pagos de dinero a Daniels para mantener su silencio.

La fiscal Susan Hoffinger objetó con frecuencia las preguntas planteadas por la defensa de Trump, y Merchan sostuvo las objeciones, para disgusto de Costello. Costello dijo "ridículo" después de que se sostuvo una objeción, dijo "¡Jesús!" tras otro, puso los ojos en blanco y suspiró ante un tercero.

Merchan finalmente se cansó de los comentarios secundarios de Costello desde el estrado de los testigos y envió al jurado y a los reporteros fuera de la sala mientras sermoneaba a Costello sobre su falta de decoro.

Si Trump es declarado culpable, podría ser puesto en libertad condicional o sentenciado a hasta cuatro años de prisión.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG