Enlaces para accesibilidad

EE. UU. frena asistencia no humanitaria a Venezuela, Nicaragua y Cuba


El presidente Joe Biden se dirige a la nación en un discurso sobre los esfuerzos de su administración para frenar la pandemia de COVID-19, el 21 de diciembre en Washington DC.

Las recomendaciones no incluyen la financiación de programas humanitarios y desarrollo social siempre que no sean financiados por los gobiernos señalados.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, emitió el martes un memorando para prohibir la “asistencia no humanitaria” a aquellos gobiernos que no se esfuerzan de manera significativa por detener la trata de personas.

Apelando a la Ley de Protección de las Víctimas de la Trata del año 2000, Biden instruyó a los directores ejecutivos de cada banco de desarrollo multilateral en Estados Unidos y ante el Fondo Monetario Internacional a que voten en contra de hacer préstamos a los gobiernos de Afganistán, Birmania, China, Cuba, Corea del Norte, Eritrea, Irán, Nicaragua, Rusia y Siria.

La medida se mantendrá "hasta que dichos gobiernos cumplan con los estándares mínimos de la Ley o hagan esfuerzos significativos para lograr ellos mismos el cumplimiento de las normas mínimas”.

En el caso de Venezuela, Argelia, Malasia y Turkmenistán, el memorando determina que, de conformidad con la ley, “la provisión de todos los programas, proyectos y actividades” que se describen “promovería los propósitos de la Ley o sería de otro modo en el interés nacional de Estados Unidos”.

La Casa Blanca ha explicado que la medida no concierne a la asistencia humanitaria ni a lo relacionado con el comercio y el desarrollo directo para las necesidades humanas básicas, siempre que no sean administradas por los citados gobiernos.

La normativa abarca todo el año fiscal 2022.

Con el mandato, Biden da seguimiento a las recomendaciones del informe el Departamento de Estado en julio pasado, cuando señaló a Venezuela, Nicaragua y Cuba por no mostrar esfuerzos suficientes para prevenir la trata de personas.

En aquel informe el Gobierno de Nicolás Maduro fue señalado por Washington para que capacitara su personal migratorio e hiciera cumplir las leyes que operan en los cruces fronterizos.

El canciller cubano Bruno Rodríguez rechazó luego por medio de un tuit la declaración de EE. UU., indicando que tales acusaciones "no tienen vínculo con desempeño" de Cuba.

*Con la colaboración de Luis Felipe Rojas, desde Miami.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG