Enlaces para accesibilidad

"No hay pase gratis" para entrar por la frontera sur de EE. UU., los coyotes mienten


Migrantes de Centroamérica en busca de asilo hacen fila a lo largo del muro fronterizo mientras esperan entregar a la patrulla fronteriza de Estados Unidos, luego de cruzar el río Grande desde México, en Peñitas, Texas, Estados Unidos, 2 de abril de 2020.

Las autoridades estadounidenses no solo desmienten los contenidos de las campañas de desinformación, sino que alertan del inminente peligro que podrían correr los inmigrantes.

“La frontera ya está abierta” es uno de los mensajes que grupos delictivos distorsionan a través de redes sociales y mensajería de texto, a pesar de que el mensaje desde la Casa Blanca es totalmente diferente.

“Continuamos aplicando estrictamente nuestras leyes de inmigración y medidas de seguridad fronterizas existentes. No crea lo que los traficantes humanos u otras personas afirman, que la frontera ya está abierta”, indicó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a la Voz de América.

Los mensajes infundados, asegura la oficina, involucran una serie de nuevas tácticas que los traficantes, también conocidos como coyotes, están utilizando para transportar a inmigrantes encubiertos en vehículos cerrados, remolques y tanques de agua.

El tráiler es la trampa final de su peligrosa travesía de 1,600 millas desde Centroamérica a Estados Unidos

Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza

“El tráiler es la trampa final de su peligrosa travesía de 1.600 millas desde Centroamérica a Estados Unidos. Los traficantes son criminales inescrupulosos quienes enriquecen sus bolsillos a costa de encerrar a seres humanos en tráileres diseñados para transportar animales”, detalló CBP.

En 2020 las autoridades decomisaron al menos 226 carros de carga en los que más de 3.700 inmigrantes fueron hallados en condiciones de riesgo. En lo que va de 2021, los casos se han disparado en varios sectores, asegura CBP.

En febrero, cerca de 80 personas atrapadas en un camión cisterna hicieron un llamado desesperado al servicio de emergencias 911. "No tenemos oxígeno", decía un hombre en el audio.

“Los coyotes les están diciendo a los migrantes: ‘Estados Unidos te dará un pase gratis si vienes con tus hijos, si vienes con tu familia, te dejarán entrar al país’. Eso no es verdad”, dijo a la VOA John Sandweg, exdirector del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su siglas en inglés).

Secretario Mayorkas no vengan ahora
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:16 0:00

“Tiempo”

La Casa Blanca insiste a quienes se aventuran a hacer el viaje que “no es momento” debido a que el acceso está restringido. La excepción, por ahora, son los menores de 18 años no acompañados y unos 25.000 beneficiarios del programa ‘Permanecer en México’ que califican para ser admitidos en el país.

A pesar de ser recibidos, “no se les garantiza que vayan a poder quedarse en Estados Unidos", apuntó la portavoz de la administración Biden el martes, mientras el secretario de Seguridad Nacional advertía esta semana que la "a la vasta mayoría de adultos y familias" se les prohíbe el ingreso al país.

Las autoridades piden “tiempo” a las personas en Centroamérica, mientras aseguran que se adelanta un sistema en la frontera que ofrecerá un trato “humano” y “justo”, así como programas para ofrecer protección desde los países de origen.

Los expertos consideran que ese mensaje no será eficaz para quienes huyen de persecuciones, y apuntan hacia acciones contundentes que ayuden a proteger a poblaciones vulnerables de las campañas de información falsa.

“Lo que tienen que hacer es empezar a trabajar desmantelando las redes de coyotes, no hay de otra manera”, indicó a la VOA Guadalupe Correa-Cabrera, profesora Universidad George Mason.

Sandweg coincide en que el enfoque de Washington debe centrarse en acciones enérgicas para identificar y desmantelar organizaciones de tráfico de inmigrantes, bloquear sus cuentas, confiscar el dinero y “priorizar en las fiscalías de Estados Unidos el enjuiciamiento de coyotes”.

Según un informe de 2019 del Grupo Rand, la industria del tráfico de personas recauda hasta 2.300 millones de dólares anuales.

Entre 6.000 y 12.000 dólares por persona cobran estos grupos para trasladar a inmigrantes en “tractocamiones”, señala CBP.

"Más allá de las pérdidas financieras que los migrantes no recuperarán, el confiar en traficantes también podría costarles la vida. Esto nunca ha sido más real que durante la pandemia global", advierte la agencia de Patrulla Fronteriza.

Un proyecto de reforma inmigratoria presentado por el presidente Biden incluye la aprobación de fondos para sancionar a organizaciones criminales en Centroamérica.

XS
SM
MD
LG