Enlaces para accesibilidad

Biden impulsará plan de infraestructura si no hay apoyo republicano, dice secretaria de Energía


ARCHIVO - La exgobernadora de Michigan y secretaria de Energía de la administración Biden, testifica ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado.

Si no logra el apoyo republicano, el presidente Biden estaría dispuesto a aprobarlo solo con la mayoría demócrata usando el proceso de reconciliación, como hizo con el plan de ayuda de Covid.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, estaría dispuesto a impulsar su plan de infraestructura de 2 billones de dólares sin el apoyo de los legisladores republicanos si no puede llegar a un acuerdo bipartidista, dijo el domingo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm.

Granholm dijo que Biden preferiría que su plan tuviera el respaldo de los republicanos pero, si eso no funciona, probablemente apoyaría el uso de una estrategia de procedimiento llamada reconciliación para permitir que los demócratas lo aprueben en el Senado.

"Como ha dicho, fue enviado a la presidencia para hacer un trabajo para Estados Unidos. Y si la gran mayoría de estadounidenses, demócratas y republicanos de todo el país apoyan el gasto en nuestro país y no permitir que perdamos la carrera a nivel mundial, entonces él va a hacer eso ", dijo Granholm en el programa "State of the Union" de CNN.

La mayoría de los estadounidenses apoya actualmente el plan del presidente demócrata, dijo Granholm, una de varios altos funcionarios de la administración de Biden que promovieron la propuesta en los programas de noticias de televisión el domingo.

Desde que asumió el cargo en enero, el presidente demócrata ha dicho repetidamente que quiere trabajar con los republicanos.

Pero el plan de infraestructura, su segunda iniciativa legislativa importante, hasta ahora parece poco probable que obtenga más apoyo bipartidista que el primero, un paquete de ayuda COVID-19 de 1,9 billones de dólares que se aprobó solo con el apoyo demócrata el mes pasado, utilizando la reconciliación.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, dijo la semana pasada que el plan de infraestructura de Biden era "atrevido y audaz" pero que aumentaría los impuestos y aumentaría la deuda, y prometió combatirlo "a cada paso del camino".

ARCHIVO -El senador republicano Roy Blunt, de Missouri, durante audiencia del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales sobre el ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio en Washington, Estados Unidos, el 3 de marzo de 2021.
ARCHIVO -El senador republicano Roy Blunt, de Missouri, durante audiencia del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales sobre el ataque del 6 de enero de 2021 contra el Capitolio en Washington, Estados Unidos, el 3 de marzo de 2021.

El senador republicano Roy Blunt instó el domingo a Biden a reducir significativamente el plan si quería el apoyo de los legisladores republicanos.

"Si volviéramos y observamos carreteras, puentes, puertos y aeropuertos, y tal vez incluso sistemas de agua subterráneos y banda ancha, todavía estaría hablando de menos del 30% de todo este paquete", dijo Blunt en "Fox News", el domingo".

Blunt dijo que creía que una meta más pequeña, de alrededor de $ 615 mil millones, sería más aceptable para algunos de sus colegas republicanos.

El senador republicano Roger Wicker de Mississippi se unió a otros miembros de su partido para tratar de presentar el plan de Biden como un aumento de impuestos en lugar de un esfuerzo por reparar y reconstruir las redes de transporte, comunicaciones, agua y electricidad del país.

"Lo que el presidente propuso esta semana no es un proyecto de ley de infraestructura. Es un enorme aumento de impuestos", dijo Wicker a "Meet the Press" de NBC.

El plan de Biden elevaría la tasa del impuesto sobre la renta corporativo después de las deducciones al 28% del 21% actual. Su predecesor como presidente, Donald Trump, y los legisladores republicanos recortaron la tasa corporativa del 35% al 21% en 2017.

Trump prometió en repetidas ocasiones abordar la infraestructura en ruinas de la nación durante su presidencia, pero nunca cumplió con eso. Las inversiones del plan de infraestructura de Biden son a largo plazo y muy necesarias para impulsar el crecimiento del empleo, dijo Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional, en el programa de Fox.

Las iniciativas servirán al país hasta bien entrada la década de 2030 y más allá, agregó el secretario de Transporte, Pete Buttigieg.

"En este momento, todavía nos estamos alejando de las opciones de infraestructura que se tomaron en la década de 1950", dijo Buttigieg en NBC.

"Lo vamos a hacer"

Ya el lunes, el propio presidente Biden se posicionó sobre el asunto y, si bien lamentó la oposición republicana a su propuesta, aseguró que es algo que igualmente va a salir adelante.

"Voy a presionar tanto como pueda para poder competir con el resto del mundo", dijo Biden en unas breves declaraciones al abandonar la Casa Blanca, el lunes de mañana. "Todos los demás en todo el mundo están invirtiendo miles de millones y miles de millones en infraestructura y aquí lo vamos a hacer".

El mandatario ha venido afirmando que quería lograr un consenso bipartito en el Congreso para sacar adelante su plan por valor de dos billones de dólares, una inversión que se centraría en sectores en los que los republicanos vienen reclamando mejoras desde hace años, pero que finalmente no parece que vaya a contar con el respaldo de la oposición.

"Es algo así como interesante... cuando los republicanos presentaron un plan de infraestructuras pensaron en todo, desde al banda ancha a otras cosas que merecen la inversión", zanjó Biden, en clara referencia al argumento esgrimido por legisladores de la bancada opuesta, que rechazan el gran alcance de esta billonaria propuesta.

XS
SM
MD
LG