Enlaces para accesibilidad

Biden planea condonar algunos préstamos estudiantiles federales


Estudiantes universitarios caminan por el recinto de la Universidad de California en Los Angeles (UCLA).

Los estudiantes que hayan venido haciendo sus pagos de forma responsable a sus préstamos federales para la universidad, y que tengan ingresos inferiores a los 25.000 dólares anuales, podrían recibir una condonación de sus deudas.

El presidente Joe Biden planea hacer cambios considerables para los estudiantes que han recibido préstamos del gobierno federal, lo que podría resultar en un alivio importante para muchos estadounidenses jóvenes.

A partir de 2019, alrededor de un tercio de los estadounidenses menores de 30 años tenían deuda de préstamos estudiantiles, según el Centro de Investigación Pew. La carga promedio de la deuda era de $29,200 en 2018, según el Instituto para el Acceso y Éxito Universitario. Aquellos con préstamos estudiantiles son más propensos a reportar problemas financieros, según Pew.

De acuerdo a la Oficina de Ayuda Estudiantil Federal, una oficina del Departamento de Educación, la deuda pendiente de préstamos estudiantiles es de más de $1,500 millones de dólares, en manos de 42,9 millones de personas. El gobierno limita el endeudamiento federal para estudiantes universitarios a $31,000 en el caso de los alumnos que reciben contribuciones de sus padres, y $57,500 para los estudiantes que son independientes, según la Institución Brookings.

"Aquellos que deben más de eso casi siempre han solicitado préstamos para la escuela de posgrado", explicó el Instituto Brookings.

Es importante cuantificar la deuda estudiantil, dijo Brookings. La mayoría de los estudiantes terminan la universidad con poca o modesta deuda. Alrededor del 30 por ciento de los estudiantes abandonan la escuela sin deudas, y alrededor del 25 por ciento con menos de $20,000, informó.

"A pesar de las historias de terror sobre los graduados universitarios con cargas de deuda de seis cifras, sólo el 6 por ciento de los estudiantes prestatarios deben más de $100,000, y deben alrededor de un tercio de toda la deuda estudiantil", escribió Brookings en enero de 2020.

El plan Biden

Bajo el plan de Biden, las personas que ganan $25,000 o menos por año no tendrían que hacer pagos de préstamos, y los intereses no se acumularían en estos préstamos.

Su plan no dice si los ingresos de $25,000 se basan en la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA), una solicitud del gobierno de los Estados Unidos a través de la cual los estudiantes solicitan y reciben préstamos federales. Los préstamos FAFSA son determinados por la universidad a la que asistió y se calculan utilizando los ingresos del estudiante y sus padres contribuyentes. No está claro si los padres que reclaman y reciben deducciones fiscales por sus dependientes perderán esa deducción.

El plan de Biden no aborda el préstamo PLUS del Programa de Préstamos Directos que permite a los padres tomar préstamos para ayudar a los estudiantes de pregrado a pagar la educación superior.

Como dice su sitio web, aquellos que hacen más de este tope "pagarán el 5 por ciento de sus ingresos discrecionales (ingresos menos impuestos y gastos esenciales como vivienda y alimentos) de más de $25,000 para sus préstamos". Las personas con préstamos nuevos o existentes se inscribirían automáticamente en este programa basado en los ingresos.

Después de 20 años, aquellos "que han hecho pagos responsablemente a través del programa serán perdonados al 100 por ciento", dijo el sitio. No se explica qué significa "responsablemente" en este caso.

Para los servidores públicos, Biden quiere crear un programa que "ofrezca $10,000 de alivio de la deuda estudiantil de pregrado o posgrado por cada año de servicio nacional o comunitario, hasta cinco años", según su sitio web. Aquellos que trabajan en escuelas, entornos sin fines de lucro y gobierno se inscribirán automáticamente en este programa.

Una encuesta de noviembre de 2020 de Datos para el Progreso preguntó a 1.087 probables votantes sobre este plan. De los que se identificaron como demócratas, el 48% apoyó firmemente la idea; el 26% de los republicanos se opusieron firmemente.

Incluido en el plan de Biden es arreglar el programa de Perdón de Préstamos de Servicio Público aprobando la Ley “Lo que puedes hacer por tu país” de 2019, encabezada por los senadores demócratas Tim Kaine y Kirsten Gillibrand, que "aseguraría que millones de maestros, trabajadores sociales, miembros del ejército, socorristas, enfermeras, defensores públicos y muchos otros profesionales del servicio público calificarán para la condonación de préstamos que han ganado".

Biden extenderá el alivio de emergencia implementado en marzo de 2020 por la ex Secretaria de Educación Betsy DeVos hasta octubre, que suspendió los pagos de préstamos, detuvo los cobros de los préstamos en mora y fijó las tasas de interés al 0 por ciento durante 60 días debido a la pandemia.

Biden también ha anunciado planes para hacer frente a la asequibilidad universitaria. Planea hacer que la universidad sea libre de matrícula para aquellos cuyas familias ganan menos de $125,000 al año. Biden también quiere duplicar la Beca federal Pell, otorgada a estudiantes que demuestren una necesidad financiera excepcional. El monto máximo para ese programa es de $6,345 para el año académico 2020-21 y no se reembolsa.

El presidente dijo que quiere tomar medidas adicionales para reprimir a los prestamistas privados, ampliar los beneficios de la ley GI post-9/11 e invertir en instituciones que sirvan a estudiantes de color, como los Colegios y Universidades Históricamente Negros (HBCU) y otras instituciones que sirven a minorías.

Otras ideas

Otros demócratas han abogado por un alivio más amplio.

Desde septiembre, los senadores demócratas Elizabeth Warren y Chuck Schumer han pedido al presidente Biden, a través de una orden ejecutiva, que perdone $50,000 en deuda de préstamos federales para estudiantes para prestatarios bajo la Ley de Educación Superior. El plan se aseguraría de que no hay responsabilidad fiscal para los prestatarios en el momento de la cancelación.

"Para decenas de millones de prestatarios, la deuda de préstamos estudiantiles se ha convertido en una carga imposible", dijo Warren en diciembre. "Sólo quiero darles todos algunos números. Casi 43 millones de estadounidenses están enterrados bajo $1.500 millones de deuda federal de préstamos estudiantiles. Cerca de 9 millones de esos prestatarios están en incumplimiento de pago."

En la Universidad de Columbia, una escuela privada de la Ivy League en Nueva York, los estudiantes han organizado una huelga de matrícula.

Willem Morris, un organizador del capítulo de Columbia de los Jóvenes Socialistas Democráticos de América, dijo que los estudiantes se inspiraron después de ver a otras instituciones de la Ivy League cortar la matrícula. En julio de 2020, Princeton anunció que descontaría su matrícula en un 10 por ciento.

"Pero los estudiantes vieron las concesiones que otras escuelas están haciendo y vieron que Columbia de nuevo, iba a cobrar el mismo precio por estas clases de Zoom en esta crisis económica", dijo Morris a la VOA. "Y los estudiantes han decidido que ya no quieren aceptar esto".

Más de 4.100 estudiantes han firmado en esta huelga de matrícula, según Morris. Columbia ya había renunciado a los cargos por mora a aquellos que no pagan su matrícula a tiempo, explicó Morris.

XS
SM
MD
LG