Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Estudio: 60 por ciento de tripulación del portaaviones Roosevelt tiene anticuerpos contra el coronavirus


Más de 1.000 voluntarios en la tripulación del portaaviones de EE.UU., Theodore Roosevelt, se ofrecieron a someterse a exámenes de COVID-19.
Más de 1.000 voluntarios en la tripulación del portaaviones de EE.UU., Theodore Roosevelt, se ofrecieron a someterse a exámenes de COVID-19.

Casi el sesenta por ciento de los marineros del portaaviones Theodore Roosevelt presentan anticuerpos contra la COVID-19, según informaciones médicas dadas a conocer bajo anonimato a la agencia Reuters.

Después de que la embarcación de la Armada de Estados Unidos pidiera ayuda por casos del nuevo coronavirus entre sus tripulantes, un informe médico dado a conocer el lunes por dos funcionarios, sugiere que hubo una tasa de infección mucho mayor.

En abril, la Armada y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) comenzaron a realizar pruebas serológicas para buscar la presencia de anticuerpos específicos que son creados por la respuesta del sistema inmunitario a la presencia del virus y permanecen en la sangre durante un tiempo.

Desde el desembarco, más de 1.100 militares y personal de servicio a bordo dieron positivo para el virus, esta cantidad representa menos del 25 por ciento de la tripulación.

Con las alertas de contagios por el nuevo coronavirus, el capitán Brett Crozier fue despedido por el entonces Secretario de la Armada en funciones Thomas Modly, en contra de las recomendaciones de los líderes militares.

La carta de Crozier que se filtró a la prensa pedía medidas más fuertes para proteger a la tripulación.

Un marinero del barco murió por el coronavirus y varios otros fueron hospitalizados. Sin embargo, los marineros, que generalmente son más saludables y más jóvenes, tuvieron un mejor desempeño que la población en general y la mayoría no mostró ningún síntoma.

Los funcionarios, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que alrededor de 400 voluntarios participaron en las pruebas de serología, menos de los 1,000 voluntarios que buscaban, pero suficientes para proporcionar datos estadísticamente relevantes sobre cómo se propagó el virus a bordo de uno de los buques de guerra más grandes del mundo.

El Roosevelt tiene alrededor de 4.800 personas abordo. La Marina se negó a comentar.

Grupos médicos, como la Asociación Médica Estadounidense, han advertido que las pruebas serológicas pueden conducir a falsos positivos.

Los CDC han dicho que faltan datos definitivos sobre si los individuos con anticuerpos están protegidos contra la reinfección del coronavirus.

A los voluntarios también se les aplicó una nueva muestra de COVID-19, y se les pidió que respondieran una breve encuesta.

Modly, un funcionario civil entonces al frente de la Armada, renunció luego de viajar hasta donde se encontraba el portaaviones y cuestionar en un discurso que dirigió a la tripulación la carta que escribió Crozier y que fue filtrada a los medios.

La Marina ha completado una revisión más amplia de los eventos que llevaron al despido de Crozier y se espera que publique los resultados de esa investigación en las próximas semanas.

XS
SM
MD
LG