Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: COVID-19, presupuesto y defensa centran agenda del Congreso esta semana


El Congreso de EE.UU. no ha conseguido hasta ahora un acuerdo que permita otro alivio económico a familias y negocios impactados por el rebrote de coronavirus en la nación.

El Congreso de Estados Unidos se alista el lunes para develar una legislación bipartidista sobre la ayuda federal largamente esperada por las familias y empresas estadounidenses impactadas por el rebrote de la pandemia del coronavirus en la nación.

Está previsto que un grupo de la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas y del Senado, liderado por los republicanos, presenten el texto formal de un proyecto de ley de ayuda de 908.000 millones de dólares, destinado a mitigar el impacto sanitario y económico del virus en los primeros días del presidente electo, Joe Biden.

"Con la economía debilitándose, con 200.000 casos adicionales del virus ayer, y con tantas de estas iniciativas del primer paquete (legislativo) que se agotan tan pronto como el día después de Navidad, ya sabes, sería - lo que yo llamo - estupidez si el Congreso no actúa", dijo el domingo el senador Mark Warner, un demócrata y miembro del grupo bipartidista que escribió la propuesta, al programa "State of the Union", de CNN.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, esperan adjuntar un nuevo paquete de ayuda para el coronavirus a un proyecto de ley de gastos generales emergente de 1,4 billones de dólares que el Congreso debe aprobar el viernes, cuando expiren los fondos para las agencias gubernamentales de Estados Unidos.

"Esperamos que nos acerque mucho a algo que podamos poner en marcha", dijo Pelosi a los periodistas el viernes, diciendo que los demócratas ven la legislación como una posible base para futuras negociaciones bicamerales.

Los legisladores promulgaron 3.000 millones de dólares en ayuda a principios de este año, pero no han podido acordar un nuevo alivio desde abril.

Una serie de programas de ayuda de emergencia establecidos en respuesta a la pandemia, que incluyen prestaciones de desempleo adicionales y una moratoria sobre los desalojos de inquilinos, expiran a finales de diciembre.

Con las muertes por coronavirus en Estados Unidos superando las 281,000 y la presión en aumento para ayudar a una economía frágil, los legisladores y su personal trabajaron durante el fin de semana para dar los toques finales al paquete COVID-19 destinado a ayudar a quienes enfrentan la mayor necesidad, según los asistentes republicanos del Senado.

De concretarse, la medida establecería nueva asistencia de emergencia para pequeñas empresas, personas desempleadas, aerolíneas y otras industrias durante la pandemia. Pero los legisladores han optado por no incluir estímulo a las personas por temor a que un precio más alto pueda retrasar la aprobación.

El senador republicano Bill Cassidy dijo el domingo que el proyecto de ley de ayuda no debería incluir pagos directos de 1,200 dólares a los estadounidenses.

"Este no es un proyecto de ley de estímulo, es un proyecto de ley de ayuda", dijo en "Fox News Sunday", y agregó que "puede haber un control de estímulo, pero eso sería parte de una legislación diferente".

Actual ley de presupuesto federal vence el 11 de diciembre

Si el Congreso no llega a un acuerdo para esa fecha, las finanzas públicas estadounidenses se secarán repentinamente.

Para evitar un cierre, el Congreso podría decidir aprobar una ley temporal por unos días, para darse tiempo entre ahora y Navidad para llegar a un amplio acuerdo anual sobre el presupuesto 2021.

Líderes republicanos y demócratas han indicado que les gustaría que el proyecto de ley de presupuesto incluyera las próximas medidas de ayuda económica para el coronavirus, que han sido objeto de amargas negociaciones.

"Es realmente un esfuerzo sobrehumano de nuestra parte ayudar al pueblo estadounidense lo más rápido posible", dijo el senador demócrata Dick Durbin a "This Week", de ABC.

Hasta ahora el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell, y el presidente Donald Trump, que deben promulgar el proyecto de ley, no han dejado claras sus posiciones.

Al mismo tiempo, los miembros del Congreso esperan aprobar rápidamente el presupuesto de defensa del Pentágono. Demócratas y republicanos han llegado a un consenso sobre un proyecto de ley por 740.000 millones de dólares.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG