Enlaces para accesibilidad

Cámara Baja de EE.UU. aprueba presupuesto de defensa por mayoría abrumadora


La mayoría de los republicanos ha apoyado al presidente Trump en su mandato, pero algunos se le oponen ahora ante su promesa de vetar el presupuesto de defensa nacional. En la imagen el edificio del Pentágono, en Virginia.

El proyecto de la Ley de Autorización de Defensa Nacional, permitiría la compra de armamentos, mejorar el salario de soldados y oficiales y es considerada la mejor medida para hacer frente a los enemigos de Estados Unidos.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos respaldó el martes de manera abrumadora una partida presupuestaria de 740.000 millones de dólares para el Departamento de Defensa, que el presidente Donald Trump se comprometió a vetar, semanas antes de que el mandatario republicano deje del cargo.

La votación fue de 335 a 78 a favor de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) un margen que sería lo suficientemente grande como para imponerse al veto prometido por Trump.

"Esta es una cosa en esta época increíblemente tumultuosa en la que podemos estar de acuerdo", dijo el representante demócrata Adam Smith, presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, al instar a que se apoye la medida.

El Senado debe votar la legislación en los próximos días. Se espera que la apruebe, lo que enviaría el proyecto de ley a la Casa Blanca para que Trump lo firme o lo vete.

La NDAA establece una política para el Pentágono en todo, desde cuántos barcos y rifles comprar, hasta los beneficios y salarios de los soldados y la mejor manera de enfrentar las amenazas de Rusia y China. Los miembros del Congreso observan con orgullo su aprobación durante 59 años consecutivos, que citan como evidencia de su apoyo a los militares.

Trump ha amenazado repetidamente con vetar la medida este año, primero debido a una disposición, respaldada tanto en la Cámara liderada por los demócratas como en el Senado liderado por los republicanos, para eliminar los nombres de los generales confederados de las bases militares.

Más recientemente, se ha opuesto al proyecto de ley porque no deroga la legislación, conocida como Sección 230, que protege a las empresas de redes sociales como Google, Twitter y Facebook (propiedad de Alphabet) de responsabilidad por lo que aparece en sus plataformas.

Sin proporcionar evidencia significativa, Trump y muchos de sus partidarios insisten en que las empresas de tecnología tienen un sesgo anti-conservador, que las empresas niegan.

'Las tropas no deben ser castigadas’

Sus amenazas frustraron a los legisladores, incluidos algunos de los compañeros republicanos de Trump, quienes dijeron que la medida tecnológica no tiene nada que ver con la Defensa. También dijeron que las preocupaciones de Trump, expresadas solo después de su derrota en las elecciones del 3 de noviembre, no deberían bloquear un proyecto de ley de 4.500 páginas que brinda importantes beneficios para las tropas.

"Nuestras tropas no deberían ser castigadas porque este proyecto de ley no arregla todo lo que debería arreglarse", dijo el representante Mac Thornberry, principal republicano del Comité de Servicios Armados de la Cámara.

La Casa Blanca emitió su amenaza de veto formal el martes por la tarde. Los legisladores y el personal han estado trabajando en la NDAA durante la mayor parte del año pasado.

Aunque la mayoría de los republicanos del Congreso han apoyado firmemente a Trump durante su presidencia, algunos dijeron que votarían para anular su veto, incluso si eso significa regresar a Washington durante sus vacaciones navideñas.

Si la NDAA no se aprueba antes de fin de año, al final del Congreso actual, los legisladores deberán redactar un nuevo proyecto de ley. Trump dejará el cargo el 20 de enero, cuando el presidente electo demócrata Joe Biden sea investido.

El presidente del Comité de Servicios Armados del Senado republicano, Jim Inhofe, dijo que votaría para anular un veto, una salida de tono para un legislador que normalmente es un partidario acérrimo de Trump.

"Sí, lo haría", dijo Inhofe a los periodistas cuando se le preguntó si votaría para anular el posible veto y dijo que estaba "decepcionado" con la postura de Trump.

XS
SM
MD
LG