Enlaces para accesibilidad

EE.UU. comienza a reabrir, pero preocupaciones por el coronavirus siguen siendo altas


La Dra. Deborah Birx, miembro del grupo de trabajo sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19), habla sobre el virus y el brote actual de EE.UU.

La Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, dijo en el programa "Fox News Sunday": "Estoy muy preocupada de que las personas salgan sin distanciamiento social", manteniéndose al menos a dos metros de distancia de los demás para reducir las posibilidades de pasar sobre la enfermedad.

"Tenemos que tener distanciamiento social si están en grupos", dijo. "No saben si son asintomáticos" y podrían transmitir el virus sin darse cuenta.

La coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Deborah Birx, habla mientras señala un gráfico que muestra casos diarios en Seattle, W.A.
La coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Deborah Birx, habla mientras señala un gráfico que muestra casos diarios en Seattle, W.A.

"Queremos instar a las personas a caminar, jugar golf, jugar al tenis", pero que lo hagan de manera segura manteniendo una distancia adecuada de otras personas, señaló.

Mientras la cifra de muertes por coronavirus en EE.UU. posiblemente lleguen a 100.000 en los próximos siete días, el presidente Donald Trump afirmó erróneamente en Twitter: "¡Los casos, las cifras y las muertes están disminuyendo en todo el país!".

En algunos estados, el número de casos nuevos ha disminuido, pero no en todas partes. Las autoridades dicen que la cantidad de casos nuevos es especialmente preocupante en dos de las ciudades más grandes del país, Los Ángeles y Chicago, junto con Washington, la capital nacional. Los expertos en salud dicen que la cifra de muertos podría llegar a más de 140,000 a principios de agosto.

Trump ordenó el viernes a los 50 gobernadores estatales del país reabrir los lugares de culto, aunque los expertos legales dicen que no tenía la autoridad para hacerlo. En algunos estados, un alivio al confinamiento por el coronavirus permitió que tiendas y restaurantes comenzaran a reabrir con restricciones, pero no iglesias, sinagogas y mezquitas.

"En Estados Unidos, necesitamos más oración, no menos", dijo Trump.

Pero Birx ofreció una nota de advertencia para los fieles, diciendo: "Aunque puede ser seguro para algunos ir a la iglesia, puede no ser seguro para aquellos con vulnerabilidades (de salud)".

La médica deploró a algunos compradores que se negaron a usar máscaras sanitarias en las tiendas afirmando que tenían la libertad constitucional para desafiar las solicitudes de los empleados de las tiendas para hacerlo.

"Hay evidencia científica clara" de que las personas sin máscaras pueden transmitir el virus a otros, afirmó Birx. "Una mascarilla evita que otros se infecten".

Más de 38 millones de trabajadores estadounidenses despedidos, casi un cuarto de la fuerza laboral del país, han solicitado una indemnización por desempleo en las últimas nueve semanas.


La tasa oficial de desempleo en abril fue del 14,7% pero las autoridades predicen que podría superar el 20% en mayo, cuando se publique el conteo oficial del mes a principios de junio.

El asesor económico de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo a CNN que cree que es muy posible que la tasa nacional de desempleo siga siendo de dos dígitos cuando Trump se enfrente a la reelección el 3 de noviembre contra el presunto candidato demócrata, el ex vicepresidente Joe Biden.

El asesor económico de Trump, Kevin Hassett, hace un gesto mientras habla durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington, EE.UU.
El asesor económico de Trump, Kevin Hassett, hace un gesto mientras habla durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca en Washington, EE.UU.

Hassett expresó que la recuperación económica del país estará en marcha en la segunda mitad del año, pero que "el desempleo es algo que retrocederá más lentamente". Si hubiera una vacuna (de coronavirus) en julio, sería mucho más optimista", señaló.

Los funcionarios de salud de EE.UU. habían sugerido originalmente que no era probable que una vacuna contra el coronavirus estuviera disponible hasta bien entrado el 2021.

Pero Birx aseveró que la disponibilidad de una vacuna podría alcanzarse a fines de 2020 o principios de 2021. Ella dijo que el impulso para el rápido desarrollo de una cura por parte de varias compañías en Estados Unidos y en otros lugares y la producción temprana de los "candidatos más prometedores", incluso antes de que funcionarios de salud han concluido que son seguros y efectivos, podrían adelantar el cronograma para las vacunas.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG