Enlaces para accesibilidad

El grupo de ultraderecha Proud Boys celebra comentarios de Trump en el debate


Un manifestante porta una bandera de los Proud Boys, un grupo de extrema derecha, mientras otgros miembros empiezan a desplegar una enorme bandera de Estados Unidos en una protesta frente a la legislatura del estado de Oregón a inicios de septiembre.

El periodista Chris Wallace, de Fox News, buscaba un rechazo del presidente a los grupos de supremacistas blancos. Trump dijo que uno de los grupos llamados los Proud Boys debía "retroceder y esperar". Ese mensaje fue interpretado por algunos integrantes del grupo como un espaldarazo y no como palabras de repudio.

Los Proud Boys (Chicos Orgullosos) están jubilosos. El grupo de extrema derecha ha estado de celebración desde que el presidente Donald Trump rehusó desautorizarlos de forma directa, a ellos y a una gama de grupos supremacistas blancos, durante el debate presidencial del martes por la noche en Cleveland, Ohio.

A Trump, quien ha sido criticado por no denunciar explícitamente al grupo extremista de derecha, se le preguntó en el debate si estaría dispuesto a condenar a los grupos supremacistas blancos. La pregunta la hizo Chris Wallace, de la cadena televisiva Fox News.

“A quién le gustaría que condene?, preguntó Trump antes que su rival demócrata Joe Biden mencionara a los Proud Boys, un grupo de extrema derecha que apoya a Trump. "¿Los Proud Boys? Retrocedan y esperen”, respondió Trump.

“Pero déjenme decirles algo, les diré algo”, continuó el mandatario, “Alguien tiene que hacer algo sobre Antifa y la izquierda, porque esto no es un problema de extrema derecha, esto es un problema de izquierda extrema”.

Los miembros de los Proud Boys frecuentemente asisten a las concentraciones políticas de Trump. Mientras algunos Proud Boys interpretaron las palabras del presidente como un respaldo, Enrique Tarrio, el líder con base en la Florida y quien se identifica como “afrocubano”, dijo que él no lo interpretó de esa forma.

“Aunque me emociona nuestra mención en el escenario del debate… No estoy tomando esto como un apoyo directo del presidente”, escribió Tarrio en Telegram.

“Que él le diga a los Proud Boys que retrocedan y esperen es lo que SIEMPRE hemos hecho”, agregó Tarrio.

Tarrio dijo que los Proud Boys no están casados con la “supremacía blanca”, haciéndose eco de la vieja declaración pública del grupo en rechazo al racismo, el antisemitismo, el nacionalismo blanco y la violencia.

Pero Joe Biggs, otro muy conocido líder de los Proud Boys, tomó los comentarios de Trump como un llamado a la acción.

“Trump básicamente dijo que vayamos y los...”, escribió Biggs en su canal de Telegram. “Esto me hace tan feliz”.

Un aparente giro

Al aumentar las críticas por su rechazo a denunciar a los grupos supremacistas blancos, Trump parecía el miércoles estar matizando su postura.

"No sé quiénes son los Proud Boys", dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca. “Quienes sea que son, necesitan apartarse”.

Al preguntársele si condenaba la supremacía blanca, Trump dijo: "Siempre he denunciado cualquier forma [de violencia]... cualquier forma. Cualquier forma de eso, hay que denunciarlo".

Entre los Proud Boys, el aparente giro en la postura de Trump era anticipada y no es muy probable que disminuya su entusiasmo.

"No se sorprendan si hace una declaración sobre nosotros en los próximos días para apaciguar a las masas”, escribió Biggs en la noche del martes, “Pero él sabe que nosotros somos los buenos”.

El rival de Trump en las urnas el próximo 3 de noviembre, el demócrata Joe Biden, fue sumamente crítico del desempeño de Trump en el debate. Al preguntarle un periodista en Ohio si tenía algún consejo para los Proud Boys, el exvicepresidente afirmó: “Cesen y desistan”.

La controversia se produce mientras Trump continúa culpando de la violencia en las protestas contra la injusticia racial casi exclusivamente a Antifa, contradiciendo la valoración de su propio director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), quien afirma que la violencia supremacista blanca sigue siendo la mayor amenaza doméstica a la seguridad nacional.

Heidi Beirich, co-fundadora del Proyecto Global Contra el Odio y el Extremismo dijo que los supremacistas de extrema derecha están felices con lo que ven como un apoyo de Trump a los Proud Boys, quienes están haciendo dinero gracias a los comentarios de Trump, vendiendo camisetas con la leyenda “Retrocedan y esperen”.

Miembros de los Proud Boys reaccionan con júbilo durante una manifestación de grupos de derecha en Portland Oregon,el sábado.
Miembros de los Proud Boys reaccionan con júbilo durante una manifestación de grupos de derecha en Portland Oregon,el sábado.

“Y lo que se habla en esos sectores es lo grandioso que es esto, y cómo están listos para apoyar al presidente”, dijo Beirich. “El presidente Trump básicamente le dio a los Proud Boys un nuevo eslogan”.

¿Y quiénes son los Chicos Orgullosos?

Los Proud Boys se describen a sí mismos como un club de tragos de “machistas occidentales”. Pero observadores de grupos extremistas dicen que ese es un disfraz de lo que en el fondo es un grupo misógino, antimusulmán y antiinmigrantes. Aunque el grupo nunca ha propuesto un Estado encabezado por nacionalistas blancos, su fanatismo es igual de extremo”, advierte Beirich.

"La organización dice que defiende el machismo occidental, a veces la civilización occidental, lo cual son palabras claves para el movimiento de supremacía blanca”, dijo Beirich.

En un artículo publicado en internet en el 2016 anunciando la creación de los Proud Boys, Gavin McInnes, un controversial activista canadiense de extrema derecha y cofundador de la revista VICE magazine, describió al grupo como “machistas occidentales que rehúsan disculparse por crear el mundo moderno”.

Esa frase se ha convertido en parte del proceso de iniciación de los nuevos miembros del grupo. Hoy sus integrantes, que con frecuencia usan camisetas de color negro y amarillo, tienen capítulos en la mayoría de los estados, así como en Australia, Inglaterra y Noruega, según la Liga Contra la Difamación (ADL, por sus siglas en inglés).

La ADL dice que mientras los Proud Boys caen dentro del movimiento alternativo ligero que rechaza la supremacía blanca, su “impacto de odio” es más fuerte de lo que su promesa pública implica. Por su parte, el Centro Legal para la Pobreza Sureña ha designado a los Proud Boys como un “grupo de odio”.

"Aunque Proud Boys cuenta con algunos miembros que no son blancos, también ha permitido el ingreso a reconocidos supremacistas blancos y éstos han aparecido en eventos nacionales”, según Beirich.

Entremezclando

Jason Kessler, un exmiembro de Proud Boys, fue el principal organizador del evento de extrema izquierda “Unite the Right” (Unamos a la Derecha) que tuvo lugar en Charlottesville, Virginia. El evento, que reunió a numerosos neonazis, se saldó con la muerte de un contraprotestante. A la inversa, en años recientes, grupos nacionalistas de extrema derecha han asistido a eventos de los Proud Boys.

“Creemos que hay caudales de supremacía blanca y nacionalismo blanco que corren profundo en lo que ellos hacen”, dijo Kristen Clarke, presidenta y directora ejecutiva del Comité de Abogados por los Derechos Civiles Bajo la Ley.

El año pasado, un policía de Connecticut fue forzado a jubilarse después que el Comité de Abogados lo señalara como un miembro de los Proud Boys, apuntó Clarke.

Miembros de un grupo que usaban camisetas con el logo del grupo de ultraderecha Proud Boys discuten con contramanifestantes sobre las órdenes estatales de Washington de permanecer en casa.
Miembros de un grupo que usaban camisetas con el logo del grupo de ultraderecha Proud Boys discuten con contramanifestantes sobre las órdenes estatales de Washington de permanecer en casa.

Mientras públicamente los Proud Boys dicen rechazar la violencia, sus miembros se han involucrado en actos de violencia a lo largo de los años.

El director del FBI, Christopher Wray, testificó ante el Congreso la semana pasada que los supremacistas blancos han sido responsables de la mayoría de los recientes ataques mortales de grupos extremistas en Estados Unidos.

El año pasado, dos Proud Boys fueron declarados culpables de agresión y cargos por disturbios relacionados con una golpiza a activistas de izquierda en Nueva York, en el 2018.

Este año, miembros de Proud Boys han sido parte de violentos choques entre activistas de extrema derecha y extrema izquierda en Portland, Oregon, y varias otras ciudades. El 22 de Agosto, Proud Boys se enfrentó a contraprotestantes de izquierda en Portland, participando en múltiples actos de violencia, según la ADL.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG