Enlaces para accesibilidad

Paquete de alivio del COVID-19 incluye asistencia para estudiantes universitarios


El presidente Joe Biden al firmar la nueva ley de alivio por el COVID-19 en la Casa Blanca, el 11 de marzo de 2021.

El paquete de alivio es de un total de 1.900 billones de dólares. Unos 40.000 millones serán destinados a asistencia para estudiantes universitarios.

Se han incluido alrededor de 40.000 millones de dólares para educación superior y alivio de préstamos estudiantiles en el proyecto de ley de ayuda COVID-19 de 1.900 millones de dólares promulgado por el presidente Joe Biden con su firma el jueves.

Cualquier deuda estudiantil federal condonada después del 31 de diciembre de 2020 y antes del 1 de enero de 2026 no se gravará como ingreso, como lo era antes de esta legislación.

"Si bien el nuevo paquete de estímulo incluye la condonación libre de impuestos de préstamos estudiantiles, en última instancia no resuelve el problema de la deuda de préstamos estudiantiles en el país", dijo Steve Muszynski, experto en préstamos estudiantiles y fundador y director ejecutivo de Splash Financial, en un comunicado por correo electrónico.

"Así como el bipartidismo fue esencial para aprobar este proyecto de ley de estímulo, es esencial para abordar el problema de los préstamos estudiantiles, y dado que la morosidad en los reembolsos de los préstamos estudiantiles sigue en su nivel más alto", dijo.

Esta es la mayor asignación federal para las instituciones de educación superior desde el inicio de la pandemia en marzo pasado. Los colegios superiores y universidades recibieron alrededor de 14.000 millones de dólares en marzo pasado como parte del Fondo de Ayuda para Emergencias de Educación Superior de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica para el Coronavirus. Como parte del Complemento de Respuesta y Alivio al Coronavirus Ley de Asignaciones, colegios y universidades recibieron 23.000 millones de dólares adicionales en diciembre.

Al menos 50% de los fondos deben ir directamente a los estudiantes para recibir ayuda financiera de emergencia, dice el proyecto de ley, aunque es responsabilidad de cada universidad distribuir la ayuda. Los fondos de esta legislación se pueden usar para la matrícula, así como para los costos de emergencia como atención médica, vivienda, alimentos, atención de salud mental y cuidado infantil, según The Wall Street Journal.

No está claro por ahora si los estudiantes internacionales o aquellos en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) serán elegibles para recibir ayuda de sus instituciones. Sin embargo, parte de la ayuda de emergencia se realiza fuera de los préstamos para estudiantes.

En rondas anteriores de paquetes de alivio COVID-19, los estudiantes que fueron reclamados como dependientes no han calificado para pagos de estímulo. Esto puede cambiar para algunos bajo nuevas pautas. Los pagos por un total de 1.400 dólares por miembro del hogar ahora incluyen dependientes adultos, aunque ese dinero irá al contribuyente y no al estudiante. Este será el tercer lote de cheques enviados a estadounidenses calificados desde el comienzo de la pandemia.

Otros aspectos de la legislación incluyen beneficios de desempleo que continúan con los pagos de 300 dólares por semana hasta el 6 de septiembre. Además, se asignarán decenas de miles de millones de dólares a pruebas de coronavirus y rastreo de contactos, aumentando el tamaño de la fuerza laboral de salud pública y financiando la distribución de vacunas.

Biden firmó el proyecto de ley el jueves, un día antes de lo planificado por la Casa Blanca y un día después de que la legislación fuera aprobada por el Congreso.

* Sophia Solano contribuyó a este informe.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG