Enlaces para accesibilidad

Tras las protestas, el trabajo del movimiento Black Lives Matter prosigue


Un manifestante se cubre con una bandera del movimiento Black Lives Matter durante una protesta frente al Capitolio estatal en Sacramento, California, el 20 de enero de 2021.

Tras las muertes de varios ciudadanos afroestadounidenses a manos de la policía el año pasado, la organización BLM encabezó marchas y protestas en todo el país.

Las protestas callejeras que durante semanas inundaron las ciudades estadounidenses han terminado en gran medida, y una nueva administración se está asentando en Washington, pero el movimiento Black Lives Matter -en español, Las Vidas Negras Importan- que recuperó la atención nacional el verano pasado en respuesta a una serie de asesinatos policiales no ha desaparecido.

En algunos lugares, simplemente se ha trasladado a una nueva fase, como en Birmingham, Alabama, donde Jilisa Milton, que cofundó el capítulo de BLM en esta histórica ciudad, inició una coalición para medir lo que la gente de su comunidad piensa que necesita la mayor atención financiera del gobierno local.

"Empezamos una coalición llamada El presupuesto del pueblo Birmingham", dijo Milton a la Voz de América, explicando que coaliciones similares habían sido iniciadas por capítulos locales de Black Lives Matter alrededor de Estados Unidos.

La coalición mantuvo múltiples conversaciones en profundidad con miembros de la comunidad antes de presentar al gobierno local opiniones colectivas sobre cómo se debe asignar dinero a los departamentos de policía, bibliotecas y otras instituciones.

Milton dijo que la coalición era una "buena manera de asegurarse de que nuestro mensaje fuera escuchado".

Activistas y organizadores de base están haciendo esfuerzos similares en todo el país, tratando de mantener el impulso y una mayor conciencia de la injusticia racial que siguió a la muerte bajo custodia policial de George Floyd.

En Saint Louis, Missouri, una de esas coaliciones —People's Plan— fue construida hace años.

"Tenemos la oportunidad de remodelar las políticas públicas, lo que nos permite cambiar los resultados y construir una nueva visión para nuestra ciudad que sea verdaderamente equitativa, sostenible e inclusiva. El Plan del Pueblo (People's Plan) nos permitirá hacer precisamente eso", explica el sitio web del grupo.

Aaron Rogers, un líder de fe y activista en el área de Saint Louis, dijo a la VOA que a través de esfuerzos comunitarios como estos, su ciudad ha visto cambios sistémicos significativos.

La gente no siempre sabe que puede contribuir de diferentes maneras"
Jilisa Milton, miembro de BLM en Birmingham, Alabama

"Hemos visto movimientos radicales para entregar el poder titular y poner a los jóvenes en esas posiciones. Cori Bush es uno de los principales ejemplos de eso", dijo Rogers, refiriéndose a la activista de justicia social y enfermera que ahora sirve como congresista del distrito en Washington.

Rogers dijo que cambiar a los funcionarios electos en su comunidad ha llevado a cambiar algunas políticas.

En agosto del año pasado, después de meses de campaña de activistas locales, se cerró una prisión de mediana seguridad conocida como la "Casa de Trabajo", famosa por sus malas condiciones de vida. "Pudimos cambiar eso, algo milagroso que la gente no creía que pasaría", celebró Rogers.

En 2014, Michael Brown, entonces de 18 años, fue asesinado a tiros en Ferguson, un suburbio de Saint Louis. Rogers dice que los cambios que están sucediendo ahora, siete años después de que la ciudad fue noticia nacional y estalló en protestas, se construyen sobre años de organización.

"La bola de nieve se está haciendo más grande. Y mientras los activistas sigan presionando, creo que finalmente doblaremos la curva", dijo.

Del mismo modo, en Birmingham, Milton dijo que los llamados a retirar fondos a los departamentos de policía en todo el país, que se convirtió en una demanda bien conocida del movimiento en 2020, se han discutido desde que se unió al movimiento BLM en 2016.

La consigna "retiren fondos a la policía" para la mayoría de los manifestantes significa una simple reasignación de fondos públicos a los servicios sociales.

Activistas como Milton y Rogers dicen que es vital mirar el movimiento Black Lives Matter desde una perspectiva local.

"La gente no siempre sabe que puede contribuir de diferentes maneras", dijo Milton. "Hay muchas maneras realmente tangibles en que un movimiento puede ser apoyado".

"Para las personas fuera de las comunidades activistas, es votar. Es permanecer comprometido y votar, no sólo a nivel nacional, sino también a nivel local", concluyó Rogers.

* Con la colaboración de Esha Sarai.

XS
SM
MD
LG