Enlaces para accesibilidad

Trump se alza con la victoria en Alaska


El presidente Donald Trump, acompañado de la primera dama, Melania Trump, a su llegada el miércoles, 11 de noviembre de 2020, al cementerio de Arlington, en Virginia, como tributo en el Día de los Veteranos.

El republicano se asegura así 3 nuevos votos del Colegio Electoral y suma 217 en total. Este resultado, sin embargo, no afecta a las proyecciones que apuntan que Joe Biden será el nuevo presidente de EE.UU. gracias a los 279 que ha cosechado por el momento.

Ocho días después de que se celebrara la jornada electoral en Estados Unidos, el presidente Donald Trump se hizo este miércoles con la victoria en el estado de Alaska, un resultado que le sirve para asegurar tres votos del Colegio Electoral, pero que, en realidad, no alteran las proyecciones que desde el pasado sábado dan a Joe Biden como el próximo inquilino de la Casa Blanca.

A pesar de que hace ya más de una semana que concluyó la campaña electoral, hasta hoy cuatro estados permanecían inmersos en el conteo de votos: Arizona, Georgia, Carolina del Norte y Alaska. En este último, por fin, ya se sabe que el ganador será un republicano, como viene siendo habitual desde hace décadas.

Con este resultado, Trump se asegura 217 votos del Colegio Electoral, lejos de los 270 necesarios para alzarse con la victoria y más lejos aún de los 279 que ya suma su rival en las urnas.

Aún hay 42 votos electorales en juego: los 16 de Georgia, los 15 de Carolina del Norte y los 11 de Arizona. Tres bastiones conservadores que, desde 1992, sólo se han decantado por un presidente demócrata en una ocasión cada uno.

Sin embargo, los resultados hasta el momento indican que Biden se hará con la victoria en dos de ellos, Georgia y Arizona. En cualquier caso, ni siquiera con una victoria en estos tres estados Trump tendría opciones de asegurarse un segundo mandato.

El exvicepresidente se aseguró el pasado sábado los 20 votos del Colegio Electoral del estado de Pensilvania, un estado que pese a su tradición demócrata se decantó por Trump en el 2016. Esta victoria le valió para asegurarse los votos necesarios para ser presidente y desde ese momento se le proyecta como presidente electo, a pesar de que el republicano sigue sin aceptar su derrota.

Por ese motivo, hasta la fecha, la estrategia del mandatario y de algunos republicanos ha sido la de poner en duda el proceso electoral y emprender una campaña de acciones legales. Además, el equipo de Trump ya ha anunciado que, una vez concluya el escrutinio en todo el país, solicitarán recuentos en varios estados.

XS
SM
MD
LG