Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Excarcelación de presos políticos de Nicaragua recuerda a los de la "Primavera Negra" en Cuba


Los ex-presos cubanos Lester González, Antonio Villarreal, Pablo Pacheco, José Luis García Paneque, Julio César Gálvez, Ruiz, Omar y Ricardo González (de izquierda a derecha) posan para los fotógrafos a su llegada al aeropuerto de de Barajas, Madrid, el 13 de julio de 2010.
Los ex-presos cubanos Lester González, Antonio Villarreal, Pablo Pacheco, José Luis García Paneque, Julio César Gálvez, Ruiz, Omar y Ricardo González (de izquierda a derecha) posan para los fotógrafos a su llegada al aeropuerto de de Barajas, Madrid, el 13 de julio de 2010.

El gobierno de Nicaragua sorprendió este jueves al liberar a 222 presos políticos, la mayoría de ellos ya en suelo estadounidense. Trece años antes, Cuba, fuerte aliado de Managua, excarcelaba a más de medio centenar de disidentes de la llamada "Primavera Negra" y permitía su salida a España.

La liberación este jueves de 222 presos políticos nicaragüenses y el traslado de gran parte de ellos a Estados Unidos —una de las mayores operaciones de liberación y traslado de prisioneros de los últimos años en Latinoamérica— recuerda a la excarcelación en Cuba de más de medio centenar de detenidos durante de la llamada "Primavera Negra" hace más de 13 años.

La isla comunista, uno de los aliados más fuertes de Managua, también sorprendió al mundo en 2010 al anunciar la liberación de 52 de los 75 presos políticos detenidos durante la llamada "Primavera Negra" de 2003, uno de los periodos más oscuros para la disidencia en la isla.

La excarcelación fue la más importante desde la salida de 299 reos por la visita del papa Juan Pablo II a la isla en 1998, y se produjo gracias a una inédita negociación entre el gobierno cubano y la alta jerarquía de la Iglesia Católica en la isla, con el apoyo de España.

Los presos de la "Primavera Negra" fueron acusados por La Habana de trabajar al servicio de Washington para "desestabilizar al país", un reclamo que ha repetido la administración de Daniel Ortega, que acusa a los liberados este jueves de "incitar a la violencia, al terrorismo y a la desestabilización económica" del país, de acuerdo con la posición oficial de Managua.

Al igual que el gobierno del presidente Joe Biden, que arregló el traslado inmediato a territorio estadounidense de un gran número de ex presos nicaragüenses inmediatamente tras su liberación este jueves, el gobierno español hizo los arreglos pertinentes en 2010 para el viaje al exilio en Europa de los cubanos.

La encarcelación de los 75 opositores cubanos, considerados presos de conciencia por varias organizaciones defensoras de derechos humanos, provocó una fuerte crítica de la comunidad internacional y congeló aún más la frágil relación de Cuba tanto con la Unión Europea como con Estados Unidos. La Habana quedó aislada en la arena diplomática mundial.

La amnistía en 2010 fue pactada entre el entonces mandatario Raúl Castro, hermano menor de Fidel Castro, y la mayor autoridad católica en Cuba, el cardenal Jaime Ortega, con el apoyo del canciller español Miguel Ángel Moratinos, relajó las tensiones de la isla con Europa y hasta con su enemigo acérrimo, EEUU, que saludó la decisión.

Aunque no todos los 75 de la "primavera negra" decidieron abandonar Cuba, los que sí lo hicieron llevaron consigo a decenas de familiares, en lo que después sería considerado por expertos como uno de los mayores exilios de prisioneros políticos a España en la historia reciente.

La última liberación de este grupo tuvo lugar en marzo de 2011, con la excarcelación de los dos últimos disidentes apresados durante los sucesos de 2003.

Canje de prisioneros de Bahía de Cochinos y los cinco espías de la Red Avispa

Otras liberaciones y canjes de prisioneros que destacan en los últimos 60 años de compleja historia en Cuba fueron el envío a Estados Unidos de más de 1.100 prisioneros anticastristas, apresados durante la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961, y el sonado canje en 2014 del estadounidense Alan Gross por los cinco espías cubanos de la Red Avispa que guardaban prisión en EEUU.

Los prisioneros de Bahía de Cochinos fueron enviados a territorio estadounidense entre abril y diciembre de 1962 a cambio de alimentos y medicinas, en una negociación entre Fidel Castro y la administración de John F. Kennedy.

El canje de los cinco espías parte de la Red Avispa que operaba recopilando información en la Florida para La Habana por el ingeniero estadounidense Alan Gross, preso en cárceles cubanas, fue el primer paso del histórico "deshielo" entre los gobiernos de los expresidentes Raúl Castro y Barack Obama.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram la Voz de América!

  • 16x9 Image

    Yeny García

     

    Yeny García es corresponsal de la Voz de América, primero desde Miami, y ahora en Washington, DC. Antes, reportó para la Agencia EFE en La Habana sobre eventos trascendentales del panorama iberoamericano, entre ellos el proceso de paz colombiano, el acercamiento entre La Habana y Washington, el traspaso de poder en Cuba y las relaciones entre España y Latinoamérica. 

XS
SM
MD
LG