Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

El fenómeno de El Niño prende las alarmas en Colombia ante la amenaza de graves afectaciones 


Como consecuencia de este fenómeno climático el gobierno lanzó la campaña ‘El Niño no es un juego’ para informar sobre los efectos y las medidas que deben tomarse. [Foto: Geovanny Vergara, VOA].
Como consecuencia de este fenómeno climático el gobierno lanzó la campaña ‘El Niño no es un juego’ para informar sobre los efectos y las medidas que deben tomarse. [Foto: Geovanny Vergara, VOA].

El fenómeno de El Niño, aseguran las autoridades ambientales del país, tendría una de las fases más largas en los últimos tiempos por lo que han destinado unos 550 millones de dólares para contrarrestar las pérdidas cuantiosas que podría generar. 

Colombia declara el inicio del fenómeno de El Niño y se prepara para soportar altas temperaturas y sequías en varias regiones del país, principalmente en los meses de diciembre, enero y febrero. Los expertos prevén que el fenómeno climático se extendería hasta mayo de 2024.

El fenómeno de El Niño produce el calentamiento de las aguas del océano Pacífico, afectando el comportamiento climático en todo el mundo.

En ese sentido, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) de Colombia, mencionó que declaró la entrada de El Niño “luego de realizar seguimiento a la temperatura del océano Pacífico y establecer que durante cinco trimestres consecutivos se registraron valores superiores a 0,5 °C”.

En ese orden, las autoridades ambientales colombianas detallaron que por la ubicación geográfica del país, en algunas zonas este fenómeno meteorológico puede verse representado por lluvias y en otras sequías graves como consecuencias de las altas temperaturas.

Para Camilo Prieto, profesor de cambio climático de la Universidad Javeriana de Bogotá, la sequía a causa de este fenómeno puede generar afectaciones negativas en la agricultura, escasez en las reservas hidroeléctricas de la que depende mayoritariamente la energía eléctrica del país, y un aumento en los incendios forestales.

El fenómeno de El Niño no se expresa de igual manera en todos los lugares del mundo, entonces particularmente en un país como Colombia, al norte de Sudamérica, se relaciona con sequías, que a su vez puede generar reducciones en la generación de energía eléctrica, donde un 70 % de esa energía se distribuye a través de hidroeléctricas”, relató Prieto a la VOA.

Además, añadió que “El Niño genera cambios en la productividad de los cultivos y también de sus rendimientos porque hay una menor productividad de un llenado de los granos de manera exitosa”.

¿El Niño podría tener efectos más fuertes que en temporadas anteriores?

Este fenómeno, asegura el Ideam, estaría presente durante los próximos meses de diciembre hasta mayo del próximo año, una de las fases más largas en los últimos tiempos. De acuerdo con datos de la Federación de Aseguradores Colombianos, Fasecolda, el último fenómeno que se sintió de 2015 a 2016, generó reducciones drásticas en la producción y baja calidad de productos como maíz (-18,4 %), sorgo (-36,7 %), cebada (-41,3 %), trigo (-42,9 %) y algodón (-22,8 %).

Para Ghisliane Echeverry, directora general del Ideam, la influencia de El Niño y su prolongación podría causar una disminución en la producción de alimentos por la falta de agua, y se espera entre un 75 % y un 85 % de probabilidad de que sea un fenómeno del niño fuerte.

Los últimos efectos de El Niño en el país generaron sobrecostos en el consumo de energía y en el desarrollo de un plan nacional para ahorrar hasta en un 5 % de la demanda de la energía con el propósito de evitar un apagón.

 Fenómeno de El Niño traería las temperaturas más altas a Colombia
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:02 0:00

En ese orden, el gobierno colombiano destinó un presupuesto de 2,2 billones de pesos (unos 550 millones de dólares) para el Plan Nacional de Gestión, que dirigirá esfuerzos en 176 municipios vulnerables a sufrir desabastecimiento de agua, afectaciones por sequía, incendios forestales, entre otros.

“Muchos de los alimentos que consumimos requieren grandes cantidades de agua o sus mecanismos de siembra requieren grandes cantidades de agua y pues tener una disminución, en lo que normalmente estamos acostumbrados a recibir, va a hacer que tengamos o escasez del producto o que producirlo sea un poco más caro”, dijo a la VOA María Cristina Arenas, profesora de ingeniería agrícola de la Universidad Nacional de Colombia.

Para Prieto, las probabilidades de que se pueda presentar un fenómeno de la magnitud de El Niño de 2016 son “bajas” por lo que espera que un “Súper El Niño” no se dé porque podría “generar alta intensidad en la ausencia de precipitaciones”.

Finalmente, las recomendaciones que realizan los expertos para contener los efectos adversos de El Niño son: recolectar agua de lluvia cada vez que se presenten, el consumo responsable de energía, por supuesto ahorrar agua, disminuir los baños prolongados y consumir alimentos que no se vean afectados durante el evento climático.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

XS
SM
MD
LG