Enlaces para accesibilidad

Cae migración haitiana y sube la venezolana por el Darién


Los migrantes llegan a Lajas Blancas, Darién, Panamá, el sábado 23 de octubre de 2021. Un número creciente de mujeres migrantes han informado haber sufrido abusos sexuales mientras cruzaban la peligrosa jungla del Darién, en la frontera con Colombia, en su ruta hacia EE. UU.

Durante el primer mes de 2022 hicieron ese tránsito por la frontera común 4.702 migrantes. Más de la mitad de ellos eran venezolanos.

El tránsito irregular de haitianos por la selvática frontera colombo-panameña con destino a Estados Unidos se redujo drásticamente en enero y fue superado —por primera vez— por el flujo de migrantes venezolanos, informaron las autoridades el martes.

Los migrantes también están utilizando ahora vías marítimas, en vez de pasar por el corazón del Tapón del Darién, en su trayecto hacia suelo panameño.

Durante el primer mes de 2022 hicieron ese tránsito por la frontera común 4.702 migrantes y más de la mitad de ellos fueron venezolanos, dijeron los principales funcionarios de la Cancillería y del Ministerio de Seguridad de Panamá en una rueda de prensa en la que presentaron un balance sobre esa migración irregular que registró el año pasado su mayor auge. Más de 130.000 migrantes hicieron ese cruce en 2021, casi el 80% provenientes de Haití, y decenas no sobrevivieron al trayecto.

Mientras tanto, la cifra diaria de migrantes en tránsito en enero también bajó significativamente, al pasar de un promedio de 2.400 a 140 este año. Las autoridades no brindaron de inmediato detalles sobre los motivos por los cuales la migración haitiana cayó y fue sobrepasada por la venezolana.

“Aunque somos optimistas, seguimos con cautela los datos y nos preparamos para enfrentar posibles vaivenes en la evolución de esta compleja situación, siempre en coordinación con la comunidad internacional”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores de Panamá, Erika Mouynes.

“Panamá siempre ha resuelto sus problemas internacionalizándolos, involucrando a otros actores claves. El involucramiento de los Estados Unidos ha sido absolutamente clave en esto”, señaló Mouynes al destacar el aporte que han tenido los países como México, Estados Unidos y Canadá, que “han estado muy involucrados en todo esto dándoles seguimiento”, al tema y a los esfuerzos conjuntos.

“Los acercamientos diplomáticos multilaterales han dado frutos”, dijo la canciller, al destacar la primera cumbre ministerial convocada por Panamá en agosto, en la que participaron funcionarios de varios países latinoamericanos, Estados Unidos y Canadá.

“Todos han apoyado la solicitud panameña para atender el fenómeno con responsabilidad, coordinación y un enfoque humanitario”, añadió.

El ministro de Seguridad, Juan Pino, explicó que los migrantes realizan un trayecto marítimo por el Pacífico desde el poblano colombiano de Juradó a la localidad darienita de Jaqué. Y en el Caribe, desde Capurganá en Colombia hasta el remoto poblado indígena panameño de La Miel y de allí a la selvática comunidad de Canaa Membrillo. Agregó que durante el flujo migratorio de enero reportaron migrantes también de África y Asia, y que entre ellos detectaron un grupo de 16 de Siria, Pakistán y Líbano con pasaportes venezolanos falsificados.

“La situación de la migración irregular ha sido dinámica, ha cambiado su ruta, ha cambiado sus componentes y nosotros hemos cambiado de estrategia”, dijo por su parte Samira Gozaine, Directora del Servicio Nacional de Migración, quien explicó que han abierto un punto migratorio en Canaán Membrillo, un poblado de casi cien personas, en una de las dos nuevas rutas que están siendo utilizadas por los migrantes.

Agregó que Panamá sigue con el proceso de flujo controlado y que funcionarios de migración y de la policía de fronteras realizan controles de seguridad y posteriormente llevan a los extranjeros a campamentos que están en la occidental provincia de Chiriquí y de allí a la frontera con Costa Rica. Dijo que planean seguir reuniéndose con los directores de migración de la región a fin de asegurar “políticas conjuntas para seguir atacando este tema de manera frontal y responsable”.

Lajas Blancas, uno de los puntos de recepción migratoria y que estuvo abarrotado de migrantes el año pasado, ahora “está vacío y lo hemos transformado en casas de madera, 60 casas que pueden albergar ocho personas... en tránsito. Mantenemos el control territorial, mantenemos el control de estas personas moviéndose de un punto a otro”, dijo por su parte Oriel Ortega, director del Servicio Nacional de Fronteras.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG