Enlaces para accesibilidad

¿Acaso cambió algo en el proceso de asilo de Estados Unidos? "Nada", advierte un experto


Familias de inmigrantes que cruzaron el Río Grande, esperan en La Joya, Texas, Estados Unidos, para ser devueltos a México por las autoridades fronterizas estadounidenses.

Las normas en el procedimiento de asilo en EE. UU. no han cambiado en absoluto. Un abogado advierte que presentar una causa creíble sigue siendo la puerta fundamental.

Sigue creciendo el número de inmigrantes que llegan a Estados Unidos de manera irregular, y al hacerlo deben enfrentar el mismo proceso de siempre para iniciar su proceso de asilo: la presentación ante un juez de inmigración y la espera por la decisión judicial.

Nada ha cambiado, advirtió el jueves a la Voz de América el abogado especializado en inmigración, Miguel Rivera.

“Le dan la oportunidad de aplicar por el asilo dentro de Estados Unidos. Como usted sabe la administración anterior los estaba pasando o expulsando a México. Y estaba pidiendo que aplicaran para el asilo en México”, indica el abogado.

En todo caso el panorama –no las reglas- ha cambiado con el gobierno del presidente Joe Biden, debido a que la administración republicana de Donald Trump había impuesto la política de “tolerancia cero”, lo que devolvió a miles de solicitantes a México y otros países, terminando así con la posibilidad de “capturar y liberar”.

Lo que dicen los números actuales

Con la llegada de Biden a la Casa Blanca, se disparó la cantidad de inmigrantes adultos y de menores no acompañados que entraron por la frontera sur del país. El mandatario insistió ante la avalancha: “la frontera sigue cerrada”.

Un informe despachado el jueves por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) dejó en claro que entre el mes de febrero y el mes de marzo la cifra de menores no acompañados que llegaron al país se incrementó en más de un 100%.

De 9.437 menores no acompañados detectados en febrero, subió a 18.890 al mes siguiente.

En el mes de marzo 172.000 personas hicieron contacto con la Patrulla Fronteriza, pero 103.900 de ellos fueron devueltos a México bajo el Título 42, un procedimiento impuesto por Trump y que bajo las restricciones de la pandemia de COVID-19, permite expulsar a todos los mayores de 18 años e incluso a menores que vengan con sus padres.

Las cifras de detenciones son las más altas en los últimos veinte años.

Atajar las causas

Tanto las anteriores administraciones como el actual gobierno demócrata insisten en que EE. UU. de manera conjunta con los países de Centroamérica deben atajar las causas de la inmigración irregular.

Biden se ha apurado en algunas de las medidas. Nombró a la vicepresidenta Kamala Harris al frente de la situación inmigratoria, la diplomática de larga data Roberta Jacobson fue destinada a coordinar el trabajo en la frontera sur y hasta hoy varias delegaciones de altos funcionarios estadounidenses han mantenido contactos con sus homólogos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

La Administración Biden ha señalado a la difícil situación económica y de seguridad de estos países como un detonante que empuja a sus poblaciones a marcharse, Aun así, ni las carencias financieras ni las condiciones sociales son valederas para la concesión de asilo.

Rivera afirma que muchos de los casos que llegan son creíbles: quien huye, escapa de peligros reales, indica.

Lo que establece EE. UU.

Las normativas para la solicitud de asilo son establecidas por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés).

¿Quiénes son elegibles?

Todos aquellos que permanezcan al menos un año en Estados Unidos. Para ello no importa el país de nacionalidad o el estatus migratorio.

Además, debe demostrar que fue perseguido o “teme ser perseguido por su raza, religión, nacionalidad, opinión política, o por pertenecer a un cierto grupo social”, lo que también se conoce como ‘miedo creíble’.

La evidencia es muy importante para ganar un caso. Una aplicación con falta de evidencias no va a tener éxito

También el titular puede incluir a su cónyuge e hijos solteros menores de 21 años de edad en su solicitud.

“La evidencia es muy importante para ganar un caso. Una aplicación con falta de evidencias no va a tener éxito”, recalcó el abogado Rivera a la VOA.

* Con la colaboración de Iacopo Luzi, desde Washington DC.

XS
SM
MD
LG