Enlaces para accesibilidad

Testigos detallan maniobras de Trump para presionar al Departamento de Justicia


Una pantalla muestra al expresidente Donald Trump llamando por teléfono a una entrevista de Fox News, mientras el comité selecto de la Cámara que investiga el ataque del 6 de enero al Capitolio de EE. UU. continúa con los hallazgos de la investigación el 23 de junio de 2022.

Los testigos de la sesión del jueves ofrecieron detalles de cómo el expresidente Donal Trump presionó para involucrar al Departamento de Justicia en su intento por revertir el resultado de las elecciones.

El panel del Congreso que investiga los disturbios del 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos escuchó el jueves testimonios sobre cómo el expresidente Donald Trump presionó a los funcionarios del Departamento de Justicia para que declararan que las elecciones presidenciales de 2020 fueron "corruptas", a pesar de que le habían asegurado que no existieron irregularidades generalizadas que hubieran causado su derrota en la reelección.

El panel centró sus preguntas en los esfuerzos de Jeffrey Clark, un ex fiscal general adjunto que se especializa en derecho ambiental, para ser nombrado secretario de Justicia en el último mes de la presidencia de Trump y así poder respaldar las afirmaciones de que al republicano le habían robado la posibilidad para un segundo mandato de cuatro años.

Se ha encontrado que tales reclamos no tienen mérito; los jueces estatales y federales han desestimado más de 60 demandas presentadas por Trump y sus aliados que cuestionaban los resultados electorales. Incluso el entonces secretario de Justicia, Bill Barr, afirmó públicamente que no existió fraude, antes de acabar presentando su dimisión pocos días después.

Clark reclamó repetidamente a otros funcionarios del Departamento de Justicia que investigaran las denuncias de fraude electoral y que presionaran a algunos estados para que anularan la certificación de sus resultados electorales que mostraban que el demócrata Joe Biden había derrotado a Trump.

Jeffrey Clark, entonces fiscal general adjunto, habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington DC, el 14 de septiembre de 2020.
Jeffrey Clark, entonces fiscal general adjunto, habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Justicia en Washington DC, el 14 de septiembre de 2020.

Pero mientras Clark presionaba a Trump para que le designara para dirigir el Departamento de Justicia, otros altos funcionarios de la agencia le dijeron a Trump que Clark no estaba calificado para dirigir el departamento, según Adam Kinzinger, uno de los dos miembros republicanos del Congreso en el comité de investigación.

En última instancia, después de que otros funcionarios del Departamento de Justicia amenazaron con renunciar de inmediato si Trump nombraba a Clark como su jefe, Trump abandonó este plan.

Registro en la casa de Clark

El miércoles temprano antes del amanecer, agentes del FBI realizaron una búsqueda en la casa de Clark en los suburbios de Virginia, en las afueras de Washington DC.

Russ Vought, presidente del Center for Renewing America, donde trabaja ahora Clark, dijo en un comunicado que los investigadores obligaron al exfiscal a permanecer fuera, "en las calle, en pijama y se llevaron sus dispositivos electrónicos". Fuentes anónimas le dijeron al New York Times que la búsqueda estaba vinculada a la investigación del Departamento de Justicia sobre los esfuerzos para revertir la derrota electoral de Trump en 2020.

Cuando comenzó la audiencia, el presidente del Comité Selecto de la Cámara de Representantes, Bennie Thompson, dijo que los esfuerzos de Trump para presionar al Departamento de Justicia fueron “un intento descarado” de “ayudar a legitimar sus mentiras” de que los comicios se amañaron para que no ganara en noviembre de 2020.

Unos 2.000 simpatizantes de Trump, instados a “luchar como el infierno” por él mismo poco antes en un controvertido mitin, irrumpieron en el Capitolio sobrepasando a los agentes del orden, peleando con la policía, destrozando el edificio y saqueando las oficinas del Congreso.

Más pruebas, más audiencias

Originalmente, las audiencias del panel de investigación estaban programadas para finalizar con la sesión del jueves, pero ahora que el panel recopila más y más pruebas, han sido planeadas al menos dos audiencias públicas más en julio antes de publicar sus hallazgos a fines del verano.

Se espera que una de las audiencias de julio explore cómo los grupos de derecha adoptaron las afirmaciones erróneas de fraude electoral de Trump para ayudar a planificar el alboroto en el Capitolio, mientras que la otra audiencia abordará lo que Trump estuvo haciendo en la Casa Blanca durante más de tres horas mientras los alborotadores se apoderaron de gran parte del Capitolio.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG