Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

La ayuda de Suiza impulsa las acciones de Credit Suisse


Un letrero muestra el nombre de Credit Suisse en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York, el 15 de marzo de 2023.
Un letrero muestra el nombre de Credit Suisse en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York, el 15 de marzo de 2023.

Credit Suisse, que ya estaba en problemas mucho antes de las quiebras de entidades estadounidenses, dijo el jueves que ejercería su opción de tomar prestados hasta 50.000 millones de francos (53.700 millones de dólares) del Banco Nacional Suizo.

Las acciones de Credit Suisse subieron un 30% el jueves después de que el banco anunciara que apalancaría su posición con un préstamo de casi 54.000 millones de dólares del banco central suizo, lo que reforzaba la confianza mientras los temores del sistema bancario pasaban de Estados Unidos a Europa.

Era un enorme cambio respecto al día anterior, cuando las acciones del segundo banco comercial más grande de Suiza se hundieron un 30% en la bolsa SIX después de que su mayor inversionista dijera que no inyectaría más dinero en Credit Suisse.

Eso arrastró a otros bancos europeos después de que el colapso de varios bancos en Estados Unidos avivara el temor sobre la salud de los prestamistas globales. Las acciones de los franceses Société Générale SA y BNP Paribas, así como el alemán Deutsche Bank y el británico Barclays Bank subieron el jueves tras las fuertes caídas del día anterior.

Credit Suisse, que ya estaba en problemas mucho antes de las quiebras de entidades estadounidenses, dijo el jueves que ejercería su opción de tomar prestados hasta 50.000 millones de francos (53.700 millones de dólares) del Banco Nacional Suizo.

“Esta liquidez adicional respaldaría a los clientes y negocios centrales de Credit Suisse mientras Credit Suisse toma las medidas necesarias para crear un banco más sencillo y especializado basado en las necesidades de los clientes”, dijo la firma.

La inestabilidad bancaria ha arrojado una sombra sobre la reunión del jueves del Banco Central Europeo. Antes de que se produjera el caos, la directora del BCE, Christine Lagarde, había dicho que era “muy probable” que la institución hiciera una considerable subida de medio punto porcentual en las tasas de interés para combatir la persistente inflación.

Después de que los bancos europeos se hundieran el miércoles, los analistas señalaron que resultaba difícil predecir el resultado de la reunión y algunos dijeron que el banco central podría limitarse a un incremento de un cuarto de punto porcentual. Las tasas más altas frenan la inflación, pero en los últimos días han avivado el temor a que puedan haber causado pérdidas ocultas en los balances de los bancos.

En declaraciones el miércoles en una conferencia financiera en la capital saudí, Riad, el presidente de Credit Suisse, Axel Lehmann, defendió al banco y dijo que “ya hemos tomado la medicina” para reducir riesgos.

El banco indicó esta semana que sus gestores habían identificado “debilidades materiales” en los controles internos del banco sobre reportes financieros a finales del año pasado. Eso avivó las dudas sobre la capacidad del banco para capear la tormenta.

Credit Suisse es “una preocupación mucho mayor para la economía global” que los bancos medianos que han quebrado en Estados Unidos, explicó Andrew Kenningham, economista jefe para Europa en Capital Economics.

La firma tiene varias filiales fuera de Suiza y gestiona operaciones de fondos de inversión.

“Credit Suisse no es un problema sólo de Suiza, sino uno global”, señaló el experto.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Serie especial de la Voz de América

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG