Enlaces para accesibilidad

La decisión de vida para una mujer inmigrante y trans


Mujer Trans -Jacqueline Franco- historia de vida
please wait

No media source currently available

0:00 0:05:36 0:00

Jacqueline Franco es una mujer transgénero e inmigrante que trabaja en una organización de asistencia en pro de este colectivo en Washington DC (Vídeo producción VOA / Tomás Guevara)

Jacqueline Franco he hecho de su vida un valor para trabajar por proteger a mujeres transgénero, especialmente a aquellas migrantes que llegan desde Centroamérica a la región de Washington DC.

La migración para mujeres transgénero o miembros de la comunidad LGBTQ de Centroamérica hacia Estados Unidos en muchos casos tiene como motivo huir de la violencia.

La salvadoreña Jacqueline Franco, quien llegó a Estados Unidos en 2007, contó a Voz de América de su experiencia de vida, tanto en su país como los retos que ha tenido que superar en el país de acogida para sentirse “en plenitud”.

Enfatiza que la mujer transgénero se enfrenta igual o en mayor medida a los desafíos que todos los foráneos tienen que pasar cuando llegan a Estados Unidos en situación irregular.

“Como cualquier persona que viene a este país, indistintamente seas transgénero o no, las contingencias y las adversidades que pasamos acá se aplican para todo ser humano”, comenta Franco.

Franco conversó con VOA en una de las sedes de la organización Casa Ruby, en Washington DC, donde trabaja con esta comunidad como gerente del Programa de vivienda temporal de emergencia.

Su primera etapa de activismo por la mujer transgénero comenzó en El Salvador y lo recuerda como un período hostil, en un país donde por muchos años los asesinatos de mujeres trans se cuentan por decenas, y la gran mayoría de los crímenes quedan en la impunidad.

En el Triangulo Norte de Centroamérica, hasta el 95% de los homicidios que se registran cada año no son investigados, ni se aplican castigos para los hechos, según observatorios de aplicación de justicia en la región.

En el contexto del Día Internacional de la Mujer, la Fundación para el Debido Proceso (DPLF) y la Fundación Heinrich Böll Stiftung (HBS) presentaron el estudio "Legislación sobre discriminación por género, orientación sexual e identidad de género en Guatemala, Honduras y El Salvador: ¿Una deuda pendiente?", donde señalan los principales riesgos para estos colectivos.

“En el Triángulo Norte de Centroamérica hay serios problemas en materia de derechos humanos desde la perspectiva de género, orientación sexual e identidad de género. Hay graves hechos de violencia y una discriminación extendida. Estos hechos quedan la mayoría de las veces en la impunidad”, comentó Leonor Arteaga, directora de programas de DPLF.

El estudio indica que en los tres países que conforman esta subregión, se carece de una estrategia efectiva para promover la integración de personas LGBTQ para el disfrute pleno de sus derechos económicos, sociales y culturales. Y como consecuencia, “este colectivo enfrenta desventajas a nivel social y económico que, a la vez, perpetúan su exclusión”.

Del riesgo permanente

Jacqueline Franco recuerda el riesgo permanente: “era muy difícil porque éramos amenazadas, donde la vida de nosotros corría peligro, muchas emigramos a diferentes países, algunas ya no tuvieron la oportunidad de emigrar y ya no están más en esta vida”, comenta.

Esta mujer recapitula sobre su vida y reconoce que al principio fue muy difícil sortear el rechazo, no solo de todo el sistema educativo formal sino incluso de su familia, pero que el tiempo y dado su determinación y entereza las cosas han cambiado drásticamente en su entorno inmediato.

A punto de finalizar estudios de psicología social, ella describe su vida en un balance de búsqueda de la espiritualidad y en conectar con su “yo interno” y también para aceptarse "como mujer transexual" como base para bregar con las pruebas que ha tenido que sortear en la vida.

Mujer trans -Jacqueline Franco- opinión.mp4
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:57 0:00

Por su experiencia como activista y apoyando a otras mujeres trans centroamericanas, Jacqueline Franco dice que la situación para los países de la región –a excepción de Costa Rica- las dificultades a las que se enfrentan son similares en Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua.

La violencia, la discriminación y la falta de oportunidades empujan en muchas ocasiones a la prostitución, un fenómeno de tendencia regional. Organizaciones humanitarias han identificado que hasta el 70% de las mujeres transgénero caen en la prostitución.

“Centroamérica está marcada por una subcultura de machismo”, agregó Franco.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG