Enlaces para accesibilidad

Exigen liberación de periodista bielorruso detenido mediante el desvío de un avión comercial


El periodista bielorruso Raman Pratasevich, al ser arrestado por las autoridades de su país en mayo de 2017. Pratasevich, que se exilió en Polonia, ha vuelto a ser detenido por la policía bielorrusa.

Las autoridades bielorrusas obligaron a un avión de procedencia griega a aterrizar en Minsk para detener al periodista Raman Pratasevich. El presidente de Estados Unidos aseguró que tanto el desvío del avión como el apresamiento del comunicador “son una afrenta directa a las normas internacionales”.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) ha exigido la liberación del periodista bielorruso Raman Pratasevich, que fue detenido el domingo por el gobierno del presidente Aleksandr Lukashenko y que apareció el lunes en un breve video en la televisión estatal.

“Las autoridades bielorrusas deben poner en libertad de forma inmediata e incondicional al periodista Raman Pratasevich, que fue detenido ayer, y permitirle salir libremente del país”, señaló en un comunicado la entidad con sede en Nueva York.

En la breve grabación de solo 29 segundos de duración, Pratsevich asegura no tener quejas sobre la detención, asegura que está cooperando con las autoridades y desvela que confesó haber “organizado disturbios masivos” en Minsk, la capital del país.

La fuerza aérea bielorrusa desvió un avión comercial de Ryanair en viaje desde Atenas, Grecia, a Vilnius, Lituania, y lo obligaron a aterrizar en Minsk. Allí el periodista fue detenido; contra él pesan acusaciones por cubrir desde sus canales de Telegram y otros espacios las protestas contra Lukashenko.

Rechazo de la comunidad internacional

El Parlamento Europeo señaló los acontecimientos referidos como algo sin precedente y pidió que Europa responda de inmediato. Varios gobiernos europeos están recomendando a las aerolíneas evitar sobrevolar territorio bielorruso.

Más tarde el lunes, el presidente Joe Biden dijo que tanto el desvío del avión como el apresamiento de Pratasevich “son una afrenta directa a las normas internacionales”, según comunicado de la Casa Blanca.

Biden comentó que el incidente y el video de la autoinculpación del periodista, que “parece haber sido hecho bajo coacción”, no son más que “ataques vergonzosos tanto contra la disidencia política como contra la libertad de prensa”.

También se unió al anuncio de la Unión Europea para sanciones contra Bielorrusia y anunció que ha pedido a su administración que desarrolle “opciones adecuadas” para pedir cuentas a los responsables.

El presidente demócrata exigió también la liberación de todos los presos políticos en ese país europeo y reafirmó que “Estados Unidos seguirá apoyando al pueblo de Bielorrusia en su lucha”.

La cancillería griega también condenó el hecho, calificándolo como “un secuestro estatal”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

El Mecanismo parte II: Riesgo y recompensa

XS
SM
MD
LG