Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Líder de Hamás en Egipto para conversaciones sobre Gaza; bandos consideran pausa en lucha


ARCHIVO - El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, habla en una conferencia de prensa en Ciudad de Gaza.
ARCHIVO - El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, habla en una conferencia de prensa en Ciudad de Gaza.

El líder de Hamás, Ismail Haniyeh, se encuentra en El Cairo para sostener conversaciones sobre la guerra en Gaza con funcionarios egipcios.

El grupo militante islamista Hamás dijo que su máximo líder Ismail Haniyeh se encontraba en El Cairo el miércoles para discutir sobre la guerra en Gaza con funcionarios egipcios.

Egipto ha desempeñado anteriormente un papel de mediación entre Hamás e Israel, incluido un alto el fuego temporal de una semana a finales de noviembre que incluyó la liberación de más de 100 rehenes por parte del grupo militante.

Se han llevado a cabo negociaciones sobre una nueva pausa en los combates que implicaría que Hamás liberara más rehenes, pero las partes en conflicto no han llegado a un acuerdo.

El presidente israelí, Isaac Herzog, dijo en una reunión de diplomáticos internacionales el martes que Israel está dispuesto a entrar en una nueva pausa humanitaria a cambio de la liberación de sus rehenes. También dijo que Israel no está luchando contra el pueblo palestino, sólo contra Hamás.

Los combates continuaban el miércoles en Gaza, y el ejército israelí dijo que había atacado más de 300 objetivos durante el día anterior.

El miércoles también se produjo otra votación prevista en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre una resolución que pide una pausa en los combates para facilitar el aumento de las entregas de ayuda a los habitantes de Gaza que necesitan urgentemente alimentos, agua y medicinas.

Se esperaba la votación el lunes, pero fue pospuesta dos veces en medio de negociaciones sobre el texto cuando su redactor, los Emiratos Árabes Unidos, buscó apoyo para la resolución.

El proyecto de resolución en su forma actual visto por la VOA "exige" que las partes en el conflicto "permitan, faciliten y logren la entrega inmediata, segura y sin obstáculos de asistencia humanitaria a escala directamente a la población civil palestina en toda la Franja de Gaza" por rutas más directas. También "pide la suspensión urgente de las hostilidades" para permitir un acceso seguro y sin obstáculos a la ayuda.

El texto también autoriza un mecanismo de monitoreo de la ONU para confirmar la naturaleza humanitaria de los envíos de ayuda a Gaza a través de múltiples puntos de entrada.

Un intento de adoptar una resolución en el consejo el 8 de diciembre pidiendo un alto el fuego humanitario fracasó debido a que Estados Unidos utilizó su veto.

Mientras la votación se aplazaba desde el martes por la mañana hasta primeras horas de la tarde, el embajador adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Bob Wood, dijo a los periodistas: "Aún estamos trabajando en ello".

Luego la votación se retrasó hasta el miércoles.

La enviada de los Emiratos Árabes Unidos, Lana Nusseibeh, dijo a los periodistas: "En última instancia, el punto final es un alto el fuego, pero como saben, eso no se adoptó recientemente. Por lo tanto, tenemos que avanzar hacia el espacio que permita a los trabajadores humanitarios trabajar de forma segura y a escala. "

"Los llamados a un alto el fuego por motivos humanitarios y de derechos humanos son cada vez más fuertes y deben ser atendidos", dijo a los periodistas el martes en Ginebra Volker Türk, alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos.

Israel prometió destruir a Hamás, que gobierna Gaza, después de que sus combatientes cruzaron hacia el sur de Israel el 7 de octubre. Israel dijo que 1.200 personas murieron y unas 240 fueron tomadas cautivas en el ataque terrorista. Más de 100 de los rehenes permanecen en Gaza.

La respuesta israelí ha matado a más de 19.600 personas en Gaza, según el Ministerio de Salud dirigido por Hamás, que no diferencia entre muertes de civiles y combatientes. Israel dice que 132 de sus soldados han muerto en su ofensiva terrestre.

La agencia de la ONU para los refugiados palestinos, UNRWA, dice que el conflicto ha obligado a aproximadamente el 85% de la población de Gaza a abandonar sus hogares, y muchos de ellos intentan encontrar un lugar seguro para quedarse en los refugios de la ONU en el sur de Gaza, que están varias veces por encima de la capacidad prevista.

[Parte de la información para esta historia provino de The Associated Press, Agence France-Presse y Reuters]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG