Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Los líderes del G7 se centran en Rusia, las prácticas comerciales chinas y la ética de la IA; el papa habla en la cumbre


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden y la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, se reúnen para conversaciones bilaterales en el G7, el viernes 14 de junio de 2024, en Borgo Egnazia, cerca de Bari, en el sur de Italia.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden y la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, se reúnen para conversaciones bilaterales en el G7, el viernes 14 de junio de 2024, en Borgo Egnazia, cerca de Bari, en el sur de Italia.

Los líderes de las siete potencias industriales del planeta avanzan este viernes en la cumbre del G7 con temas cruciales para Occidente como la competencia china, los alcances de la inteligencia artificial y los frentes de guerra en Ucrania y Gaza.

Los líderes del Grupo de las Siete democracias industrializadas apuntan el viernes a forjar una postura unida sobre las amenazas a la seguridad económica que, según dicen, China representa para la economía mundial, incluido su exceso de capacidad en vehículos eléctricos, el apoyo a la maquinaria de guerra de Rusia y sus prácticas comerciales y de inversión en los países en desarrollo.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está presionando a sus homólogos del G7 para que ejerzan la máxima presión sobre estos temas, mientras se reúnen por segundo día en Borgo Egnazia, un resort de lujo en Apuglia, Italia, recibido por la primera ministra Giorgia Meloni. Hasta dónde llegaría el grupo no estará claro hasta que los líderes publiquen su comunicado final.

China está suministrando la capacidad y la tecnología para producir armas para Rusia, dijo Biden durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy el jueves por la noche.

"Así que, de hecho, está ayudando a Rusia", dijo.

El apoyo de Beijing a la base industrial de defensa rusa es un "tema crítico" no solo en términos de la guerra de Moscú en Ucrania, sino en el sentido de que podría "representar una amenaza a largo plazo para la seguridad de Europa", dijo un alto funcionario de la administración Biden a los periodistas que viajaban con el presidente el viernes. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir asuntos diplomáticos.

A principios de esta semana, Estados Unidos anunció sanciones secundarias dirigidas a quienes ayudan a la base industrial militar de Moscú, incluidas las empresas con sede en China que venden semiconductores a Rusia y los bancos chinos más pequeños con vínculos comerciales con instituciones financieras rusas que ya enfrentan sanciones.

Beijing denunció las sanciones y acusó a Washington de utilizar la guerra "como una oportunidad" para reprimir a otros países. "Todo esto revela los cálculos de Estados Unidos, la hipocresía y lo matón que es", dijo el jueves el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Lin Jian.

Aunque algunos miembros desconfían de las perspectivas de una guerra comercial con China, la Unión Europea anunció el miércoles aranceles más altos de hasta el 38 % sobre las importaciones chinas de vehículos eléctricos en medio de investigaciones sobre si los fabricantes de automóviles chinos están vendiendo vehículos eléctricos menos costosos y subsidiados por el gobierno en los mercados europeos.

¿Cuáles serán los desafíos de política exterior para EEUU tras las elecciones de noviembre?
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:50 0:00

La administración Biden cuadruplicó los aranceles a los vehículos eléctricos chinos al 100 % a principios de este año. Estados Unidos también impuso fuertes aumentos a ciertos productos chinos de acero y aluminio, células solares y semiconductores.

En respuesta a las sanciones de la UE, Beijing dijo que "tomará todas las medidas necesarias" para defender sus intereses, pero no llegó a tomar represalias.

Inversiones en infraestructura global

El G7 está listo para reafirmar su compromiso de reformar los bancos multilaterales de desarrollo, como el Banco Mundial, pero es probable que no llegue a un acuerdo sobre un paquete de alivio y reestructuración de la deuda para los países de ingresos bajos y medios.

El grupo ha buscado durante mucho tiempo contrarrestar la oferta de Beijing de préstamos para infraestructura a las naciones en desarrollo a través de su enorme iniciativa de la Franja y la Ruta, estimada en billones de dólares, que algunos en Occidente caracterizan como "diplomacia de la trampa de la deuda".

En respuesta, su objetivo es estimular 600.000 millones de dólares en financiación de infraestructuras privadas para 2027 a través de su propio programa, la Alianza para la Infraestructura y la Inversión Global.

Los países del G7 han desarrollado sus propias iniciativas para apoyar la IGP, como el Plan Mattei de Meloni para reforzar las inversiones en África.

Estados Unidos ha reducido sus planes anteriores y ahora se centra en el desarrollo de corredores de infraestructura con socios clave como la UE y Japón, incluido el Corredor de Lobito que conecta la República Democrática del Congo, Zambia y Angola, y el Corredor de Luzon en Filipinas.

No se trata de una "reducción de las ambiciones", dijo otro alto funcionario de la administración a la VOA durante una sesión informativa para periodistas el jueves. "Lo que el presidente quiere hacer es decir, centrémonos en un subconjunto más pequeño de países, pero profundicemos".

El funcionario reconoció que China está a la vanguardia en su juego de desarrollo global.

"Somos famosos por entrar, decimos muchas cosas bonitas, tenemos muchas expectativas y luego nos vamos. Las otras personas entran, no dicen mucho, pero dejan un cheque", dijo el funcionario. "Ha llegado el momento de cambiar eso".

La Casa Blanca dijo que ha movilizado más de 60.000 millones de dólares para inversiones de PGI a través de financiamiento federal, subvenciones e inversiones apalancadas del sector privado en los últimos tres años, con el objetivo de movilizar 200.000 millones de dólares para 2027.

El papa destaca la IA

Los líderes del G7 continuaron sus discusiones sobre la inteligencia artificial y la ética de la IA, ampliando los principios acordados en su última cumbre en Japón, llamada Marco de Hiroshima.

Tendrán un aliado interesante para promover la ética de la IA en el papa Francisco, quien el año pasado fue víctima de memes generados por IA que lo mostraban vistiendo una costosa chaqueta acolchada de diseñador, montando una motocicleta, pilotando un avión de combate, pinchando en un club nocturno y en otros entornos incongruentes.

Meloni busca reforzar la iniciativa de Francisco, el Llamado de Roma para la Ética de la IA. Insta a los gobiernos, las instituciones y las empresas a "crear un futuro en el que la innovación digital y el progreso tecnológico sirvan al genio y la creatividad humanos y no a su reemplazo gradual".

La Inteligencia Artificial Autónoma: ¿Realidad o ficción de Hollywood?
please wait

No media source currently available

0:00 0:03:56 0:00

Queda mucho trabajo por hacer, dijo a la VOA Raluca Csernatoni, miembro del Carnegie Endowment for International Peace Europe.

"La gobernanza de la IA y los panoramas regulatorios en los miembros del G7 presentan un mosaico complejo de enfoques de leyes blandas y duras", dijo en un correo electrónico.

"Estas inconsistencias y la falta de una lógica unificadora/armonizadora serán difíciles de navegar: políticamente, para que los miembros del G7 logren la interoperabilidad; a nivel internacional, para que los principios se extiendan más allá de su ámbito actual y se adopten a nivel mundial; y económicamente, para los negocios globales en estos mercados clave".

Tener al papa a la cabeza de la conversación podría significar volver a centrar la atención en la ética de la IA, dijo Csernatononi, incluida la protección de las personas vulnerables y la mitigación de las brechas digitales globales, aunque con "un fundamento católico".

El apuntalamiento católico de la cumbre está creando división en otros lugares, y los diplomáticos dicen que Italia está exigiendo que se elimine la referencia al "aborto seguro y legal" del comunicado final de los líderes. En su cumbre de Japón el año pasado, pidió "acceso al aborto seguro y legal y a la atención postaborto".

También se espera que los líderes reafirmen su apoyo a la última propuesta de alto el fuego en Gaza. Biden dijo el jueves que no confiaba en que pronto se lograra una pausa en los combates y que Hamas era responsable de la demora.

"He presentado un enfoque que ha sido respaldado por el Consejo de Seguridad de la ONU, por el G7, por los israelíes, y el mayor obstáculo hasta ahora es que Hamas se niega a firmar, a pesar de que han presentado algo similar", dijo.

Biden regresa a Estados Unidos después de concluir las sesiones del G7 y las reuniones bilaterales con Meloni y el papa y asistirá a los eventos de campaña del viernes por la noche en Los Ángeles.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

XS
SM
MD
LG