Enlaces para accesibilidad

Más delegaciones extranjeras son bienvenidas en Taiwán, dice canciller a la VOA


El Ministro de Relaciones Exteriores Joseph Wu habla con la VOA en una entrevista exclusiva en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán en Taipei, el 12 de agosto de 2022. (William Gallo/VOA)

El ministro de Relaciones Exteriores, Joseph Wu, también criticó los ejercicios militares de China realizados en respuesta a la visita de Pelosi, acusando a Beijing de “destruir el statu quo” en el Estrecho de Taiwán.

El ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán dijo el viernes que las delegaciones extranjeras adicionales son "más que bienvenidas" en Taipei, e insistió en que su gobierno no se dejará disuadir por la furiosa reacción de China a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, la semana pasada.

En una entrevista exclusiva con la VOA, el ministro de Relaciones Exteriores, Joseph Wu, también criticó los ejercicios militares de China realizados en respuesta a la visita de Pelosi, acusando a Beijing de “destruir el statu quo” en el Estrecho de Taiwán.

Wu dijo que no se impedirá que Taiwán lleve a cabo su propia política exterior.

“Debemos recordar que si estamos haciendo lo correcto, la ira china no debería impedir que lo hagamos”, dijo Wu. “Siempre pueden encontrar excusas para amenazar militarmente a Taiwán”, agregó.

Después de la visita de Pelosi, China rodeó a Taiwán durante varios días con ejercicios militares a gran escala sin precedentes. Los medios estatales chinos describieron los simulacros como ensayos para invadir o bloquear la isla.

Sin embargo, la respuesta de China no parece disuadir las visitas de delegaciones extranjeras de alto nivel similares que quieren mostrar su apoyo a la isla administrada democráticamente.

Un grupo de alto nivel de legisladores británicos planea visitar Taiwán a finales de este año, según The Guardian. El líder de la minoría de la Cámara de Representantes de los EEUU, Kevin McCarthy, también dijo recientemente que visitaría Taiwán como presidente de la Cámara, si su Partido Republicano gana las elecciones intermedias de noviembre.

“Cualquiera que quiera venir a Taiwán para mostrar su apoyo, es más que bienvenido a visitarnos”, dijo Wu a la VOA durante la entrevista en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán.

Las delegaciones del Congreso de EEUU realizan viajes de solidaridad a Taiwán de manera rutinaria, aunque la visita de Pelosi fue la primera de un presidente de la Cámara de Representantes de EEUU en 25 años.

China ve tales muestras de apoyo como violaciones de su soberanía. Dice que Taiwán ha sido parte de China durante cientos de años y no descarta la fuerza para retomarla, a pesar de que el Partido Comunista Chino nunca ha gobernado la isla.

Rechazo de las afirmaciones de China

China ha propuesto durante mucho tiempo una política de “un país, dos sistemas” para Taiwán, que teóricamente le daría a la isla más autonomía luego de una hipotética unificación con China.

Pero a principios de esta semana, el gobierno de China publicó un libro blanco que indica que Beijing ofrecería incluso menos flexibilidad a Taiwán de lo prometido anteriormente.

El libro blanco, el primero de su tipo en aproximadamente dos décadas, describe las políticas que China prevé para Taiwán.

Las versiones anteriores del documento incluían una línea que decía que China no enviaría tropas ni personal administrativo a Taiwán después de la reunificación. Esa línea se eliminó en la última iteración.

El documento no renunció al uso de la fuerza para retomar Taiwán, pero dijo que China prefiere unificarse pacíficamente. También prometió que Taiwán mantendría su “sistema social actual” y un “alto grado de autonomía”.

El libro blanco “reitera muchas declaraciones o principios en los que el pueblo taiwanés no tiene ningún interés”, dijo Wu, calificando la propuesta de un país, dos sistemas como una “fantasía”.

“Ese tipo de idea ha sido destruida, totalmente destruida, por la forma en que el gobierno chino está tratando a Hong Kong”, agregó Wu.

China también prometió un “alto grado de autonomía” a Hong Kong cuando retomó la antigua colonia británica. Pero una ley de seguridad nacional de amplio alcance que China impuso en 2020 erosionó en gran medida las libertades allí.

“La gente aquí en Taiwán lo vio y… saben que eso es algo que no queremos aceptar”, dijo Wu.

Solo el 1,6% de los taiwaneses apoyan la unificación con China, según una encuesta de opinión realizada en noviembre. Una abrumadora mayoría también dijo que se opone a declarar la independencia, y el 85% dijo que apoya mantener el statu quo.

Con la opinión pública taiwanesa firmemente en contra de Beijing, algunos diplomáticos chinos recurren a las amenazas. A principios de este mes, el embajador de China en Francia, Lu Shaye, dijo en un programa de televisión francés que China impondría programas de "reeducación" para infundir lealtad después de que China tomara Taiwán.

La propuesta provocó una mezcla de ira y diversión en Taiwán, donde los residentes han lidiado durante mucho tiempo con las amenazas de China. Cuando se le preguntó sobre el comentario de Lu, Wu dijo que los ciudadanos taiwaneses “se reirán de él y lo sacarán de la ciudad”.

“La libertad y la democracia se han convertido en parte de nuestras vidas. Y creemos en eso. Si el gobierno chino quiere cambiar eso, el pueblo taiwanés dirá que no”, dijo.

El pueblo taiwanés, dijo, entiende que China “se está volviendo muy provocativa y muy imprudente” en sus acciones hacia Taiwán.

China "destruye el statu quo"

Aunque China anunció el fin de los ejercicios militares a principios de esta semana, Wu dijo que la amenaza persiste y señaló que los aviones de combate chinos continúan cruzando la llamada línea media en el Estrecho de Taiwán.

La línea media, que sirve como frontera marítima de facto, durante décadas ha “salvaguardado la paz y la estabilidad”, según Wu. Las recientes provocaciones cerca de la línea son una “clara señal de que China está destruyendo el statu quo”, dijo.

Los observadores están observando de cerca para ver si China continúa con sus incursiones en la línea media y otras provocaciones en los próximos meses. Si China regularizara su presencia militar más cerca de Taiwán, aumentaría la posibilidad de un error de cálculo y podría resultar en menos espacio estratégico para que maniobren las fuerzas armadas de Taiwán.

Durante los simulacros recientes de China, los portaaviones estadounidenses y otros activos militares se han mantenido relativamente lejos. Los funcionarios del Pentágono han enfatizado la desescalada, diciendo que no quieren que estalle una guerra. Pero ese enfoque ha permitido que el ejército de China se acerque más que nunca a Taiwán, advierten algunos analistas taiwaneses.

Si bien Taiwán "no quiere ceder ni un centímetro" a China, Wu dijo que comprende la decisión de Estados Unidos de mantener la calma. “Estamos haciendo lo mismo. No estamos tratando de provocar a China”, dijo. “Mantendremos la calma y nos mantendremos confiados al mismo tiempo. Queremos ser un actor responsable en esta región”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG