Enlaces para accesibilidad

Menos estadounidenses solicitan beneficios por desempleo


ARCHIVO - Se muestra un cartel de "Se busca ayuda" en Deerfield, Illinois, EEUU, el 21 de septiembre de 2022.

Las solicitudes de desempleo generalmente sirven como un indicador de los despidos, que han sido relativamente bajos desde que la pandemia eliminó millones de empleos en la primavera de 2020.

Las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada a su nivel más bajo en 16 semanas a pesar de los intentos de la Reserva Federal de desacelerar la economía y reducir la inflación.

El número de estadounidenses que solicitaron ayuda por desempleo para la semana que finalizó el 14 de enero se redujo en 15.000 a 190.000, desde los 205.000 de la semana anterior, dijo el jueves el Departamento de Trabajo.

El promedio móvil de cuatro semanas de reclamos, que puede igualar la volatilidad de semana a semana, disminuyó en 6.500 a 206.000.

Las solicitudes de desempleo generalmente sirven como un indicador de los despidos, que han sido relativamente bajos desde que la pandemia eliminó millones de empleos en la primavera de 2020.

El mercado laboral está vigilado de cerca por la Reserva Federal, que aumentó las tasas de interés siete veces el año pasado en un intento por frenar el crecimiento del empleo y reducir la inflación persistentemente alta.

A principios de este mes, el gobierno informó que los empleadores de EEUU agregaron 223,000 empleos sólidos en diciembre, evidencia de que la economía se mantiene saludable incluso cuando la Reserva Federal está aumentando rápidamente las tasas de interés para tratar de frenar el crecimiento económico y el ritmo de contratación.

La tasa de desempleo cayó al 3,5 %, igualando un mínimo de 53 años.

Aunque fue un informe sólido, los datos de empleo de diciembre sugirieron que el mercado laboral podría estar enfriándose de una manera que podría ayudar a la Fed a luchar contra la alta inflación. Fue la ganancia más pequeña en dos años y extendió una desaceleración en la contratación que comenzó el año pasado.

El crecimiento del salario promedio por hora disminuyó a su ritmo más lento en 16 meses. Esa desaceleración podría reducir la presión sobre los empleadores para aumentar los precios para compensar sus mayores costos laborales.

En los pronósticos actualizados el mes pasado, los formuladores de políticas de la Fed predijeron un crecimiento más lento y un mayor desempleo para el próximo año y 2024. Se proyecta que la tasa de desempleo aumente a 4,6 % para fines de 2023. Eso marcaría un aumento significativo en el desempleo y típicamente reflejaría un recesión, que muchos economistas han pronosticado.

Los aumentos de tasas de la Fed el año pasado hicieron que fuera más costoso para los consumidores obtener préstamos hipotecarios y para automóviles, y elevaron las tasas de interés de las tarjetas de crédito.

Las tasas hipotecarias están por encima del 6 %, esencialmente el doble de lo que eran antes de que la Reserva Federal comenzara a restringir el crédito. Las tasas hipotecarias más altas han frenado el mercado de la vivienda, y las ventas de viviendas existentes han disminuido durante 10 meses consecutivos.

Aunque el mercado laboral de EEUU sigue siendo sólido, los despidos han aumentado en el sector de la tecnología, que está lidiando con la caída de la demanda a medida que la inflación afecta tanto a las empresas como a las familias.

[Con información de The Associated Press]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Serie especial de la Voz de América

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG