Enlaces para accesibilidad

Mesero robot alivia la escasez de mano de obra en la industria hostelera australiana


Turistas comen y beben en un restaurante italiano en Sydney el 11 de octubre de 2021, cuando la ciudad puso fin a su bloqueo contra el coronavirus COVID-19 después de 106 días.

El robot puede ser rentado para todo un día por el mismo costo que se paga dos horas trabajadas a una persona en la industria.

Un restaurante de Sydney está utilizando un robot de hostelería multilingüe, de fabricación china, para abordar la escasez crónica de personal a medida que la economía de Australia comienza a recuperarse de los cierres fronterizos y bloqueos de COVID-19.

El robot, que realiza la función de camarero, está programado para conocer la disposición de las mesas y entregar la comida desde la cocina. También es multilingüe, programado para comunicarse en inglés y mandarín. El llamado BellaBot está construido por la firma china PuduTech.

Cada máquina cuesta alrededor de 17.000 dólares, o se puede alquilar cada dispositivo por 34 dólares al día, el equivalente al salario de dos horas del personal del restaurante.

Estos dispositivos están en uso en otros restaurantes australianos y las importaciones a Australia no parecen verse afectadas por las recientes tensiones comerciales entre los dos países.

Liarne Schai, copropietaria del restaurante Matterhorn en Sydney, está encantada con su nuevo miembro del personal mecánico.

“¡Ah!, amo al robot. Amo al robot, me hace la vida mucho más fácil. Es como una torre que tiene cuatro bandejas. Llevará ocho de nuestros platos de una sola vez. Se le asigna un mapa geográfico al piso (nombres de los clientes, ubicación de las mesas, etc.) y sabe dónde están todas nuestras mesas”, dijo Schai.

La mano de obra de la industria hotelera de Australia se ha basado tradicionalmente en estudiantes internacionales. Sin embargo, a éstos se les ha restringido la entrada después de que Australia cerró sus fronteras a la mayoría de los ciudadanos extranjeros en marzo de 2020, en un esfuerzo por frenar la propagación del coronavirus.

La escasez de mano de obra está afectando no solo a la hostelería en Australia, sino a una variedad de industrias, desde la construcción hasta la tecnología de la información.

Liarne Schai explicó que ha intentado durante meses sin éxito contratar trabajadores.

“Es el mayor problema que tenemos en este momento. Hemos estado publicando anuncios para chefs, camareros, ayudantes de cocina durante seis meses y no hemos tenido ningún solicitante. Estamos ofreciendo salarios superiores a los establecidos, estamos ofreciendo bonificaciones, estamos ofreciendo todo lo que pueda pensar para atraer al personal adecuado y ni siquiera estoy obteniendo personal inapropiado o personal no capacitado. No voy a conseguir a nadie", dijo.

La escasez de mano de obra debería disminuir cuando Australia reabra sus fronteras a los extranjeros, pero los analistas creen que muchas vacantes seguirán sin cubrir.

Los grupos de empleadores han exigido que Australia aumente la cantidad de trabajadores migrantes.

La tasa de desempleo oficial de Australia es del 5,2%. Pero con más de 700.000 australianos sin trabajo, se pide al gobierno que impulse los programas de formación y los salarios nacionales.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG