Enlaces para accesibilidad

“La malaria está disparada sin control en Nicaragua desde el 2013": experto


Con la presencia del COVID-19 en Nicaragua, un brote de malaria presentaría dos procesos epidemiológicos simultáneos. [Foto de Daliana Ocaña, VOA]

Los expertos advierten sobre el riesgo de una sindemia en el país.

El Ministerio de Salud de Nicaragua guarda silencio sobre un brote de malaria reportado por las autoridades de Costa Rica en la frontera entre ambos países, que afectó a ocho costarricenses y siete nicaragüenses, y obligó a tomar medidas mutuas para contener la transmisión.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó en abril que autoridades de Nicaragua y Costa Rica firmaron un convenio binacional para la eliminación de la malaria.

La OPS indicó entonces en un comunicado que "ambos países se han comprometido a trabajar de manera conjunta e integral por la salud de la población fronteriza de ambas naciones".

La frontera entre ambas naciones es un punto clave para los nicaragüenses que buscan una vida mejor fuera de su país.

Consultado sobre el tema, el epidemiólogo Álvaro Ramírez explicó a la Voz de América que tanto la malaria como el dengue son enfermedades endémicas en Nicaragua que se propagan con rapidez en esta época del año.

Explicó además que el país corre el riesgo de una sindemia, lo que significa que varios procesos epidemiológicos confluyan impactando negativamente a la pobablación.

“La malaria está disparada sin control en Nicaragua desde el año 2013, e incluso ha habido reportes de malaria falciparum en la Costa del Pacífico de Nicaragua”, dijo.

Ramírez señaló que “la malaria y el dengue antes de la aparición del COVID-19 en Nicaragua estaban en los más altos niveles epidemiológicos. En este momento, después de la época lluviosa, la situación de malaria en Nicaragua se va a seguir complicando, la complicación con la situación del COVID es el riesgo de una sindemia”.

Nicaragua pretendía erradicar la malaria en 2020, pero es una meta que no pudo concretar. Un informe del Ministerio de Salud difundido por los medios oficiales el año pasado dijo que se detectaron más de 31.000 casos de malaria, principalmente en la Costa Caribe.

En otro informe emitido hace un mes, también a medios oficiales, las autoridades de salud aseguraron que en los últimos tres años Nicaragua no registró muertes a causa de la malaria. Olving Gutiérrez, epidemiólogo del Ministerio de Salud, dijo que los casos han disminuido en lo que va del 2021.

“Hemos tenido una disminución del 11% de los casos de malaria en comparación al año 2020. Un esfuerzo combinado con las diferentes instituciones que hemos venido trabajando de manera coordinada”.

El Ministerio de Salud dejó de emitir los boletines epidemiológicos sobre el avance de estas enfermedades y según datos revelados únicamente a través de los medios oficiales, en los últimos 10 años más de 80.000 nicaragüenses contrajeron malaria.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG