Enlaces para accesibilidad

Iglesias en Nicaragua vacías durante Semana Santa


Cardenal Leopoldo Brenes de Nicaragua llama a los feligreses a tener fe en esta crisis. [Foto: Daliana Ocaña, VOA]

La imagen de la Sagrada Sangre de Cristo de Nicaragua no realizó su tradicional recorrido de Jueves Santo dentro de la Catedral Metropolitana de Managua ya que la iglesia permanece vacía debido a disposiciones de las autoridades católicas para prevenir la propagación de la pandemia del COVID-19.

La Conferencia Episcopal del país llamó a los fieles a vivir la fe desde sus hogares y la eucaristía fue realizada de forma privada por el cardenal Leopoldo José Brenes, quien envió un mensaje de cercanía a las personas que están en aislamiento por la pandemia.

Iglesia de Nicaragua. [Foto: Daliana Ocaña, VOA]
Iglesia de Nicaragua. [Foto: Daliana Ocaña, VOA]

“Muchos en el mundo están experimentando el aislamiento, son esclavos de sus situaciones, pero siempre hay esperanza de poder mirar al crucificado y desde esa mirada poder sentir el mensaje: Yo estoy con ustedes, vengan a mi los que se sienten cansados yo los aliviaré”, expresó el líder religioso a través de un mensaje emitido por las redes sociales de la Arquidiócesis de Managua.

Entre tanto, algunos fieles que visitaron la catedral de Managua aseguran que siguen las actividades religiosas a través del canal católico de Nicaragua y las redes sociales de la Conferencia Episcopal.

El ciudadano Emmanuel Martínez dijo a la Voz de América que, “Estamos en la catedral donde está la sangre de Cristo, en años anteriores a ella la bajan, y se hace una procesión aquí interna y se hace una vigilia, pero debido a esto, la iglesia tomó una medida satisfactoria, que, es lo más ideal. Nosotros los nicaragüenses tenemos que tomar nuestras medidas propias y tener fe”.

Pese a que la Conferencia Episcopal de Nicaragua canceló todas sus actividades litúrgicas desde el jueves 26 de marzo, como medida preventiva ante la pandemia del COVID-19, el gobierno ha organizado, promovido y patrocinado eventos religiosos paralelos a los dirigidos por la iglesia como la tradicional peregrinación hacia el Santuario de Popoyuapa.

Frente a esta contradicción la Conferencia Episcopal de Nicaragua invitó a sus fieles a no dejarse guiar por lo que denominó como la “voz del demonio”, e invitó a actuar con "prudencia" en medio de la pandemia.

“Una auténtica piedad popular, verdadero tesoro de nuestra fe católica, con sus preciosas manifestaciones religiosas y culturales, como la peregrinación anual de fieles en carreta y a pie, no debe ignorar el sentido común, la prudencia y el uso de la razón; exponerse al contagio y desafiar la pandemia, con una fe imprudente e irracional, o peor aún, escuchando la voz del demonio que tienta como tentó a Jesús, nos obliga como pastores acompañar las ovejas del rebaño del Señor, a quienes amamos y servimos”, señalaron los lideres religiosos a través de un comunicado.

Aunque en todo el mundo se está aplicando el aislamiento social para frenar la pandemia de COVID-19, en Nicaragua el gobierno continúa alentando actividades multitudinarias que contradicen las medidas globales.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG