Enlaces para accesibilidad

Ortega cancela en Nicaragua a seis oenegés, tres de ellas de EE. UU.


En la imagen la fachada del edificio del Ministerio de Gobernación de Nicaragua. [Foto: VOA/Houston Castillo].

Desde 2018 a la fecha son más de 40 las oenegés canceladas por el gobierno de Ortega en Nicaragua.

El gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Gobernación, canceló este lunes al menos seis organizaciones no gubernamentales -tres de ellas estadounidenses- bajo el argumento de que supuestamente incumplían con los requisitos legales establecidos para la recepción de donaciones.

Las oenegés canceladas son las estadounidenses National Democratic Institute for Irternational (NDI); la International Republican Institute (IRI); y la Helping Hands Warren William Pagel. El resto son originarias de Dinamarca, Suecia y España.

La medida del oficialismo se da tan solo días tres días después de que Suiza anunciara sanciones contra varios funcionarios del gobierno del presidente Daniel Ortega, incluida la vicepresidenta Rosario Murillo y la fiscal general Ana Julia Guido, entre otros, por supuestos actos de corrupción y violación a los derechos humanos.

El pasado 29 de julio la Asamblea Nacional también anuló a otras 24 oenegés, la mayoría pertenecientes a asociaciones médicas en medio de un rebrote de casos de COVID19 en Nicaragua lo cual ha sido denunciado por organizaciones independientes las cuales han sido amenazadas con juicios “por causar zozobra en el país”, algo establecido en una Ley aprobada en 2020.

En total son 40 las organizaciones no gubernamentales las cuales han sido anuladas desde que inició la crisis sociopolítica en Nicaragua.

En diciembre de 2018 también se cancelaron diez oenegés como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), cuyas instalaciones fueron expropiadas al margen de la Ley, a como lo denunció su directora Vilma Núñez.

“Tiene una lógica de castigar la cooperación”

Expertos en derechos humanos como Gonzalo Carrión han explicado a la Voz de América que las cancelaciones contra las organizaciones mencionadas tienen una línea: castigar la cooperación y a quienes defiendan o promuevan derechos humanos.

“Una dictadura es la negación de derechos humanos y todo lo que tenga que ver con el ejercicio de esto. Todo lo que ponga en riesgo el proyecto dinástico de perpetuación en el poder está siendo castigado”, valoró Carrión.

Otras oenegés en el punto de mira

El especialista en derechos humanos advierte que las organizaciones que quedan en pie se encuentran bajo la amenaza latente de un cierre por otras leyes aprobadas por el oficialismo, como la Ley de Agentes Extranjeros, que obliga a las oenegés a registrarse ante el Ministerio de Gobernación y emitir informes mensuales de sus operaciones.

De acuerdo con la legislación, todos los ciudadanos que reciban fondos del extranjeros no podrán financiar ningún tipo de organización, movimiento, partido político, coaliciones o alianzas políticas que desarrollen actividades políticas internas en Nicaragua.

La nueva ley también prohíbe a cualquier nicaragüense que reciba financiamiento del exterior participar en cualquier tipo de organización política; incluso, no podría ser candidato a ningún cargo público.

Oenegés canceladas en silencio

De momento, las organizaciones canceladas este lunes no se han pronunciado respecto a los señalamientos del oficialismo que suspende el trabajo que muchas de estas han realizado a lo largo de los años como la oenegé Diakonia, registrada en Nicaragua desde 2007.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG