Enlaces para accesibilidad

En la ONU, Biden apoya solución de dos estados para conflicto entre Israel y los palestinos


Palestinos protestan en noviembre pasado contra la visita del entonces secretario de Estado, Mike Pompeo, al asentamiento judío de Psagot, cerca de Al-Bireh. (AP)

Biden apoya la creación de dos estados contiguos, un Israel seguro y una Palestina viable. Por ahora los israelíes rechazan esa propuesta y siguen construyendo asentamientos en territorios ocupados. Los palestinos, quieren un estado palestino que tenga a Jerusalén del este como su capital.

El embajador interino de Estados Unidos ante las Naciones Unidas ha reafirmado el compromiso de la administración Biden con una solución de dos estados para Israel y los palestinos y ha dicho que espera "construir lentamente" la destrozada confianza entre las dos partes.

"Bajo la nueva administración, la política de Estados Unidos será apoyar una solución de dos estados mutuamente convenida, en la que Israel viva en paz y seguridad junto con un estado palestino viable", dijo el martes el embajador Richard Mills, en una reunión virtual de alto nivel del Consejo de Seguridad.

Aunque reconoce que esta visión está "bajo un grave estrés", dijo que sigue siendo la mejor solución. Y señaló que "la paz no se puede imponer ni a los israelíes ni a los palestinos".

Hace un año, esta semana, la administración Trump dio a conocer su esperado plan de paz en Oriente Medio. Los palestinos lo rechazaron rotundamente, diciendo que favorecía mucho a Israel y no les daba un estado soberano y contiguo, con Jerusalén del Este como su capital. Los israelíes acogieron con beneplácito el llamado "Negocio del Siglo", negociado por un equipo liderado por el yerno de Trump, Jared Kushner.

La administración Trump también trasladó la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, enfureciendo aún más a los palestinos. Biden criticó la medida, pero no ha dicho que la revertiría. Durante su campaña, propuso abrir un consulado de Estados Unidos en Jerusalén Este para comprometerse con los palestinos.

La administración Biden también busca "restaurar el compromiso creíble de Estados Unidos con los palestinos, así como con los israelíes", afirmó Mills.

Los palestinos renunciaron a que Estados Unidos actuara como mediador y promotor de paz durante la administración Trump. El ministro de Relaciones Exteriores Riyad al-Malki dijo a la reunión que los últimos cuatro años "probaron nuestra determinación colectiva".

"Ahora es el momento de sanar y reparar el daño dejado por la administración anterior de Estados Unidos", dijo al-Malki. "Esperamos con interés la reversión de las medidas ilegales y hostiles emprendidas por la administración Trump".

Biden planea restablecer el apoyo financiero de Estados Unidos para programas de desarrollo económico y ayuda humanitaria que beneficien al pueblo palestino, así como tomar medidas para reabrir las misiones diplomáticas cerradas en los últimos cuatro años.

En septiembre de 2018, Trump ordenó cerrar la oficina de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) en Washington, D.C., diciendo que los palestinos no habían tomado medidas para iniciar negociaciones con los israelíes.

"Al mismo tiempo, debo ser claro, Estados Unidos mantendrá su firme apoyo a Israel", dijo Mills.

Mills también advirtió a ambas partes contra medidas unilaterales que podrían dificultar la consecución de una solución de dos estados, incluida la anexión de territorio, la realización de actividades de asentamientos, la demolición de viviendas palestinas, la incitación a la violencia y la indemnización a las personas encarceladas por actos de terrorismo.

"Esperamos que sea posible empezar a trabajar para generar confianza lentamente por ambas partes para crear un entorno en el que una vez más podamos ayudar a avanzar en una solución", dijo.

"Israel ha expresado una y otra vez su voluntad de negociar y encontrar una solución viable al conflicto", dijo el enviado israelí Gilad Erdan. "Israel ha demostrado repetidamente que hará la paz cuando haya un socio dispuesto".

La administración Trump también facilitó la normalización de las relaciones entre Israel con Bahrein, los EAU, Marruecos y Sudán. Mills dijo que la nueva administración instaría a otros países a seguir su ejemplo, pero que estos acuerdos no sustituyen la paz palestino-israelí.

"Es la esperanza de los Estados Unidos que la normalización pueda proceder de una manera que desbloquee nuevas posibilidades para avanzar en una solución de dos estados", dijo.

XS
SM
MD
LG