Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Estudios: confinamientos previnieron millones de muertes por COVID-19


Ya los días de calles desiertas en las grandes ciudades están quedando atrás, pero estudios recientes aseguran que ayudaron a prevenir muertes por coronavirus.
Ya los días de calles desiertas en las grandes ciudades están quedando atrás, pero estudios recientes aseguran que ayudaron a prevenir muertes por coronavirus.

Los confinamientos en todo el planeta previnieron millones de muertes por COVID-19, reportan nuevos estudios publicados este lunes.

Según un estudio del Imperial College de Londres, unos tres millones de muertes se impidieron en 11 países: Austria, Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Noruega, España, Suecia y Suiza, gracias a las medidas de cuarentena, incluyendo los cierres de negocios no esenciales y las escuelas.

Otro estudio en Estados Unidos y publicado a la par del británico, refleja que unos 530 millones de casos de COVID-19 se previnieron o retrasaron por las políticas de confinamiento implementadas en China, Corea del Sur, Italia, Francia, Irán y Estados Unidos.

El número de muertes por el coronavirus globalmente es de casi 403.000 y los casos confirmados ascienden a más de siete millones, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, declaró a su país libre de coronavirus el 8 de junio de 2020.
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, declaró a su país libre de coronavirus el 8 de junio de 2020.

Estados Unidos permanece con el mayor número de muertes, seguido por Gran Bretaña, Brasil e Italia.

Estados Unidos también tiene el número más elevado de casos confirmados con cerca de dos millones, seguido de Brasil, con un tercio de esa cifra, y Rusia y Gran Bretaña.

Las buenas noticias, sin embargo, llegaron de la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, quien anunció este lunes que el país eliminó las transmisiones de coronavirus y decidió levantar todas las restricciones remanentes, aunque mantendrá cerradas sus fronteras.

Mientras tanto, en todo Estados Unidos, las autoridades están exhortando a las personas que participan en las protestas por la muerte de George Floyd a someterse a la prueba de COVID-19, después de más de una semana de manifestaciones y marchas y contactos cercanos entre los participantes.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, usó el Subway de Nueva York en la reapertura de las actividades de la ciudad el 8 de junio de 2020.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, usó el Subway de Nueva York en la reapertura de las actividades de la ciudad el 8 de junio de 2020.

“Háganse una prueba”, dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, y señaló que el estado está abriendo 15 nuevos sitios de test y que las personas no deben arriesgarse.

Líderes estatales y locales han lanzado llamamientos similares en Atlanta, San Francisco y Seattle.

Unas 400.000 personas se espera que regresen este lunes a sus trabajos en Nueva York, cuando la mayor ciudad del país inicia su primera fase de la reapertura. Miles estarán llenando el Subway por primera vez en casi tres meses.

Expertos en la Florida dicen que las personas se están volviendo descuidadas sobre el distanciamiento social desde que el estado alivió las cuarentenas y también destacaron que los números comenzaron a ascender junto con las protestas por la muerte de George Floyd.

En Europa, que sufrió grandes pérdidas humanas y económicas por la pandemia, los países han iniciado una lenta reapertura.

Algunos miembros de la Unión Europea han abierto sus fronteras a sus vecinos en el continente y el bloque ha dicho que espera abrirlas completamente para principios de julio, el inicio de la temporada de viajes del verano.

XS
SM
MD
LG